Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Habilidades sociales’ Category

Vivimos en una sociedad en constante cambio y evolución en la que es necesario formarse de forma continua para adaptarse a las necesidades del mercado, no obstante son pocas las empresas que aprovechan los fondos provenientes de las cotizaciones sociales para la formación continua del personal de plantilla.

He debatido en foros y todas las personas que participábamos manteníamos la opinión de que las empresas actualmente están limitando mucho la formación, que son pocas las que aprovechan dichos fondos, a pesar de que se trata de subvenciones. Las pequeñas empresas pequeñas tienen subvencionada la formación al 100%, las medianas al 75% y las grandes al 50%.

Los datos son decepcionantes, pues aunque está aumentando la demanda de formación, las cifras siguen siendo muy bajas, sólo el 20% de las empresas desarrollan programas de formación continua frente al 50% de la UE.

La formación debe integrarse en la estrategia de las empresas, dar respuesta a los objetivos de la organización y a las necesidades de las personas que en ella trabajan. Las personas y las organizaciones deben adaptarse a las nuevas demandas y cambios que se están produciendo y la formación es el mejor medio de conseguirlo. Es necesario que la formación sea percibida por las/os trabajadoras/es como un beneficio, que vean que los conocimientos y capacidades que van a adquirir, son positivos tanto a nivel profesional como personal.

Para que la formación sea rentable para las empresas es necesario hacer un estudio previo para detectar las necesidades reales que se deben afrontar.

El otro día se planteaba en un debate qué podíamos hacer las personas que nos dedicamos a estos temas para que las empresas impartieran más formación, mi planteamiento en este sentido es que  como formadoras/es podemos ofertar formación de calidad, que sea atractiva a las empresas y que el personal de plantilla pueda ver como gratificante y que sirva para su trabajo, ya sea para promocionarse o para adaptarse a las nuevas necesidades del mercado. Otro tema que considero fundamental es adaptar la formación a las necesidades específicas de cada empresa. Una buena comunicación entre la persona encargada de la formación en la empresa y quien va a impartir dicha formación es fundamental.

Es en esta línea en la que puedo ofrecer formación, tanto a PYMES como a grandes empresas. Creo que las microempresas podemos ofertar una formación especializada y de calidad, nos implicamos directamente en la programación de las necesidades reales de las organizaciones y podemos asegurar que nuestra oferta sea profesional, pues nos limitamos a impartir aquellas cuestiones en las que tenemos experiencia.

En mi caso:

  • Igualdad de Oportunidades.
  • Conciliación de la vida personal, laboral y familiar.
  • Corresponsabilidad.
  • Liderazgo femenino.
  • Trabajo en equipo.
  • Habilidades de comunicación.
Anuncios

Read Full Post »

Sinopsis

Juani es una joven que vive con su familia, su padre es alcohólico y su madre suspira por un deseo que no pudo cumplir: ser cantante. Juani quiere ser actriz, pero la situación de la familia y la relación con su novio la condicionan. Pero se cansa de estar pendiente de él, quiere triunfar. En compañía de una amiga decide emprender una nueva vida, se arriesga, ambas quieren ser ellas mismas.

Análisis

En “Yo soy la Juani” de Bigas Luna, son muchos los aspectos que se pueden analizar, tanto en lo que se refiere a habilidades sociales, como a los roles y estereotipos de género que marcan la vida de la protagonista, una joven que demuestra una capacidad emocional fuerte, es una persona asertiva, lucha por sus sueños y anima a su amiga a tomar sus propias decisiones.

En las primeras escenas vemos los roles de género en la pandilla: los chicos viven pendientes de los coches, a ellas parece que sólo les preocupa su físico. Pero pronto percibimos que la Juani se rebela contra está situación. Ella quiere ser libre, pero vive atrapada en la relación afectiva, tanto con su pareja como con su familia.

Tiene un aspecto despreocupado, vestimenta provocativa, etc., pero sin embargo asume la situación en la que vive, es ella quien paga los arreglos del coche. “La Juani y yo vamos a poner pasta para unos arreglitos” dice más o menos el novio, pero él no trabaja, es ella quien lo hace. Él por el contrario depende de ella, aunque le dice “quiero cuidarte, quiero montar un taller para comprarte una casa enorme,… tu eres mi reina”.

En la discoteca cuando la Juani baila con otro chico, el novio se enfada y dice “no quiero que mires a otros”, pero ella le dice “no te pase, yo soy libre, que no se te olvide nunca”, es una postura asertiva que ya vemos en la primera  escena de la película, su lenguaje no verbal es claro, camina con decisión y a pesar de estar enamorada es capaz de tomar su propia decisión: irse a Madrid para cumplir su sueño: ser actriz.

La fuerza emocional de la Juani la podemos apreciar en muchos momentos de la película, se siente capaz de salir a delante, de tomar sus propias decisiones “soy la Juani” es su lema, su manera de decir que ella puede y que lo va a hacer: cumplir su sueño de ser actriz. Es una mujer joven, con capacidad de decisión, pero debido a prejuicios y estereotipos puede parecer una chica que sólo vive preocupada por su físico.

Read Full Post »

Con la llegada del nuevo año tendemos a hacer balance, pedimos deseos y nos marcamos nuevos objetivos. En eso estaba cuando recibí el resumen de la actividad de mi blog durante 2010. Cuando he visto que mi blog tuvo más de 23.000 visitas pensé que eso era algo que me hubiera parecido muy difícil  cuando comencé, pronto hará dos años.

Estas son las entradas más visitadas:

1. Definición de conceptos: corresponsabilidad mejor que conciliación.

2. Billy Eliot: estereotipos de género.

3. Mejor imposible: empatía y asertividad.

4. 12 hombres sin piedad: asertividad y liderazgo.

5. Erin Brockovicv: habilidades sociales, la empatía.

Puedo decir que mis deseos y objetivos al comenzar 2010 se han cumplido en su mayor parte. Uno de mis objetivos era entrar en contacto con personas y/o entidades interesadas en que mujeres y hombres trabajáramos en temas relacionados con la igualdad de oportunidades, objetivo que se ha cumplido.

Difundir materiales y metodologías para trabajar las habilidades sociales es un tema que para mí siempre ha sido importante, considero que el intercambio de información y de los métodos y herramientas que utilizamos en la formación es una buena manera de compartir experiencias y seguir avanzando. En este aspecto el objetivo está más que cumplido, son los post más visitados.

Otro de mis objetivos era difundir noticias de actualidad sobre dichos temas y crear un lugar de encuentro y debate. Este objetivo se ha cumplido parcialmente, pues haciendo un repaso de los últimos meses veo que he descuidado un poco esta tarea. Al comenzar a desarrollar mi actividad en Twitter, Linkedin, Xing y Faceebok, las noticias no las he publicado a veces en el blog, cuestión que me propongo cambiar este año. Creo que dar publicidad a eventos de actualidad es importante.

En resumen, un año positivo, pero como para avanzar hay que cambiar me propongo nuevos retos y objetivos. Espero seguir compartiendo con todas  y todos experiencias, opiniones, eventos, etc. Quiero dar las gracias a todas las personas que me habéis apoyado en esta experiencia bloguera, en mi puesta a punto en esto de la 2.0,  comentado post, difundiendo mi blog, etc.

Read Full Post »

Sinopsis

Una mujer llega a una plataforma petrolífera a cuidar a un empleado que ha sufrido un grave accidente, no puede moverse y ha perdido temporalmente la visión. Entre ellos va creciendo una extraña intimidad, un vínculo lleno de secretos, verdades, mentiras, humor y dolor, del que ninguno de los dos va a salir indemne y que cambiará sus vidas para siempre. Una película sobre el peso del pasado

Análisis

En las primeras escenas vemos a una mujer retraída, solitaria. En el despacho del director parece que carece de las habilidades básicas de comunicación, se muestra asustada, cohibida. Cuando le informan que tiene que tomarse unas vacaciones, pues lleva cuatro años sin faltar un solo día a trabajar, no parece saber qué hacer, ni  tener una noción clara del mundo. El director le dice: “váyase un mes, hay sitios estupendos, aerobic en la piscina…” , ella contesta. “¿Te obligan a hacer aerobic? Da la impresión de estar fuera de la realidad.

La vemos llegar a una ciudad y entrar en un bar, allí escucha a un hombre que habla  por teléfono diciendo que necesita a una enfermera, que no sabe dónde buscarla, ella se ofrece para el trabajo. Cuando llega a la plataforma percibimos el primer indicio de una personalidad diferente, responde de forma asertiva al médico, cuando éste le dice “¿ha trabajado en nuestro país?” Ella responde más o menos “¿es importante, una fractura es una fractura…?” Vemos la respuesta de una mujer profesional que no se amilana, segura, asertiva.

En su primer contacto con el enfermo su comunicación no existe, él intenta saber algo de ella, con humor trata de saber su nombre, cómo es, etc., pero ella no se comunica con él. Pero progresivamente vamos viendo a otra mujer, una persona que sonríe, el lenguaje no verbal que emplea al atenderle, su mirada, nos dice que entre ellos se está dando una comunicación, las palabras han hecho resurgir a una mujer diferente, que antes sólo hemos intuido. “¿Por qué me llama Cora?” Él responde más o menos: “Ah no, no me cuenta nada sobre usted y quiere que yo le cuente mis secretos, dígame algo de usted….”, ellas responde, “Soy sorda, llevo un aparato para oir, cuando no quiero escuchar algo lo desconecto”. Es el comienzo de la comunicación entre ellos..

Cuando vemos como se relacione con el resto de los hombres que allí se encuentran, la relación que se da con el cocinero, con el oceanógrafo o con el maquinista, hace que nos preguntemos por qué, en los cuatro años que ha trabajado en la fábrica, no ha entablado relaciones, por qué no se comunicaba. Parece que el titulo de la película nos da la respuesta: las palabras tienen una vida secreta, que desbloquean la situación de Hanna y facilitan la comunicación.


Es importante tener en cuenta que las personas actuamos de forma diferente en función de las circunstancias, del entorno en el que nos desenvolvemos. Hablar por ello de una persona asertiva, por ejemplo, no significa nada si no delimitamos el entorno, las circunstancias en la que la hemos visto desenvolverse. A veces sólo basta con un pequeño apoyo, unas palabras para sacar esas habilidades que tenemos escondidas. Hanna, en un primer momento nos ha parecido una persona carente de habilidades sociales, pero comprobamos que al contrario, es empática y asertiva cuando actúa como profesional.

Otros post sobre cine:

Billy Elliot: ejemplo de estereotipos de género

Mataharis: Desigualdades de género para las madres trabajadoras

La herencia: El trabajo de las mujeres se considera secundario

Buscando a Eric: habilidad social a potenciar, la asertividad

¿Por qué las mujeres siempre queremos más?: Rompiendo los estereotipos de género

Las chicas de la lencería: condicionantes de género y edad

12 hombres sin piedad: asertividad y liderazgo

Mejor imposible: Empatía y asertividad

Erin Brockovich: habilidades sociales, la empatía

Invictus: liderazgo

Read Full Post »

Sinopsis

El presidente Mandela, interpretado por Morgan Freeman, es consciente de que la nación sigue divida por las secuelas del Apartheid y que es necesario unir a la población: blanca y negra. Mandela cree que pude unir al país a través de un lenguaje universal: el deporte. Decide apoyar al equipo de rugby cuando participa en el Campeonato Mundial en 1995, a pesar de sus pocas posibilidades de ganar.

 

Análisis

Desde que comienza la película vemos el optimismo de Mandela, así como la situación de enfrentamiento que se vive en el país. La población negra rechaza al equipo nacional de rugby pues consideran  que representa a la población blanca, hasta el punto de que la sección de deportes del partido en el gobierno decide cambiar el nombre y los colores de dicho equipo.

Desde el primer momento Mandela muestra un liderazgo diferente, se centra en las cosas aparentemente pequeñas y se implica personalmente. Tiene un objetivo fundamental: unir a la población en un mismo interés. Vemos en todo momento un líder cercano, que conoce la situación de las familias de quienes trabajan a su lado.

Convoca y comunica directamente al personal de su gabinete su decisión de que pueden quedarse y trabajar con él, con ello impide los rumores, sus decisiones las explica personalmente.

También corre riesgos cuando entra en la sala donde se ha decidió cambiar el nombre y los colores del equipo de rugby y les pide que reconsideren su decisión. Explica su postura, se implica.


El hecho de que se involucre de forma tan personal para que triunfe el equipo de rugby no lo entienden sus colaboradoras/es. Con los problemas económicos y sociales que el país tiene que afrontar, no conciben que dedique tanto tiempo al rugby. Pero él lo tiene claro: es necesario que el país vibre con un objetivo común, aunque este sea el deporte.

Para lograrlo habla con el capitán del equipo de rugby, le hace partícipe de su interés por el equipo, le motiva y le transmite su decisión de apoyarles. Le persuade, para que siga liderando al equipo, pero desde una nueva perspectiva: la unificación del país. La implicación del capitán se demuestra cuando dice “ya no somos sólo un equipo de rugby”. Implicar al capitán del equipo es fundamental para lograr su objetivo, es una persona clave  y tiene autoridad sobre sus compañeros. El Presidente emplea su capacidad de liderazgo para influir, para persuadir y motivar.

De Mandela se pueden resaltar varias habilidades sociales: empatía y asertividad, que le permiten liderar. Es un líder cercano, emotivo, emplea la inteligencia emocional, pero no se deja arrastrar por ella, sus decisiones las basa en la razón, en el objetivo que persigue. Vemos a lo largo de la película que saca lo mejor de cada persona, fuerza a los guardaespaldas a trabajar juntos, pero explicando sus razones, ejerce el liderazgo, no se oculta detrás de órdenes indirectas.

Invictus es una obra que permite ver la acción de un líder, su implicación en las cosas pequeñas, en esas que aparentemente no tienen importancia para lograr grandes objetivos. Podemos decir que Mandela ejerce un liderazgo emocional, es decir, tiene capacidad de comunicación, planifica, establece metas y objetivos, conoce sus fortalezas y debilidades, es innovador, se informa, se apoya en las/los demás. Es un líder resonante[1], empatiza con los sentimientos de las personas, expresa sus emociones y logra conectar con quienes le rodean. El optimismo y el entusiasmo que demuestra contagia y propicia el cambio.


[1] Goleman Daniel y otros autores. “El líder resonante crea más”. Ed. Mondadori, S.L. Barcelona 2007.

Otros post sobre cine:

Billy Elliot: ejemplo de estereotipos de género
Mataharis: Desigualdades de género para las madres trabajadoras
La herencia: El trabajo de las mujeres se considera secundario
Buscando a Eric: habilidad social a pontenciar, la asertividad
¿Por qué las mujeres siempre queremos más?: Rompiendo los estereotipos de género
Las chicas de la lencería: condicionantes de género y edad
Mejor imposible: Empatía y asertividad
Erin Brockovich: habilidades sociales, la empatía

Read Full Post »

Sinopsis

Doce hombres, es decir, un jurado popular, deliberan sobre una sentencia. La decisión debe tomarse por unanimidad  y de ella depende si se absuelve o se condena a muerte a un joven.

Análisis

Las escenas que vamos a ver y analizar son de la versión del director Sidney Lumet. La situación de aislamiento en el que se encuentran los 12 hombres va a propiciar tensiones que derivarán en enfrentamientos, donde podemos ver las habilidades sociales de cada persona o su falta de ellas. Tienen que decidir la absolución o la condena a muerte de una persona y para algunos esto no tiene mucha importancia “está claro, es un asesino”, “terminemos pronto que tengo entradas para el partido”, etc., son algunas frases que podemos escuchar.

Vamos a centrarnos en la actitud de uno de ellos, que está interpretado por Henry Fonda. Cuando todos votan culpable él es el único que vota inocente. Podemos apreciar que su postura en asertiva, defiende su derecho a opinar diferente, pero lo hace respetando las opiniones de los demás, en definitiva, su actitud se enmarca en la definición de la asertividad:

  • “capacidad de expresar abiertamente nuestras opiniones respetando los derechos de las otras personas”.

Es una postura que como dice otro de los personajes “hay que tener valor para votar inocente cuando todos los demás opinan que es culpable”. En diferentes momentos de la película vemos la capacidad de liderazgo que tiene. Potenciar nuestra actitud asertiva nos puede servir también para desarrollar nuestro liderazgo de forma eficiente.

El líder asertivo es una persona con alta autoestima, no necesita levantar la voz para hacerse escuchar. Es, en definitiva, una persona que defiende sus derechos, en el caso de la película, su opinión, pero respeta también las posturas de los demás. Dice en un momento “me he puesto en el lugar del chico”, es decir, tiene una postura empática, intenta entender su situación antes de tomar una decisión que será definitiva: la condena a muerte.

En la escena de la navaja vemos el debate entre dos de los personajes, el que hemos analizado y otro. Los dos expresan su opinión, defienden con fuerza sus argumentos, pero ambos se escuchan, prestan atención a la opinión del otro: son dos personas asertivas. En varias de las escenas vemos por el contrario la actitud agresiva de otro personaje, insulta, grita, no escucha. Es evidente que su forma de actuar demuestra una falta de asertividad, de empatía, sus circunstancias personales le llevan a olvidar la situación del condenado, no se pone en su lugar, decide en función de su rencor.

Cuando el protagonista que analizamos propone una nueva votación, lo hace desde una posición de autoridad, muy asertiva. Deja claro que no va a seguir con la discusión si los demás están convencidos de la culpabilidad, porque ha logrado su objetivo: que se debata el tema, que no se condene al joven sin más, pero no fuerza la situación, se somete a la decisión del grupo.

El resto de los personajes tienen actitudes menos definidas, algunos se inhiben, son actitudes pasivas; otros “pasan”, su actitud va cambiando cuando se implican en el debate, lo que demuestra que a través del diálogo, de la toma de postura de una persona se pueden cambiar actitudes y propiciar que los demás se impliquen. Vemos que las habilidades sociales pueden aprenderse.

Una cuestión a tener en cuenta es cómo la postura asertiva del personaje que hemos comentado al principio va creando adeptos, su capacidad de liderazgo y su actitud asertiva propicia que, como dice “el viejo”, “este hombre se ha enfrentado solo a nosotros, ha intentado conseguir apoyo y yo se lo he dado…quiero oír más…”

Otros post sobre cine:

Invictus: liderazgo
Billy Elliot: ejemplo de estereotipos de género
Mataharis: Desigualdades de género para las madres trabajadoras
La Herencia: El trabajo de las mujeres se considera secundario.
Buscando a Eric: habilidad social a potenciar, la asertividad
¿Por qué las mujeres siempre queremos más?: Rompiendo los estereotipos de género
Erin Brockovich: habilidades sociales, la empatía
Las chicas de la lencería: condicionantes de género y edad
Mejor imposible: Empatía y asertividad

Read Full Post »

Sinopsis

La acción se centra en la relación de tres personajes: Melvin un escritor neurótico que a través de ciertas circunstancias va cambiando su hábitos de vida. Carol una mujer que vive condicionada por la enfermedad de su hijo y Simon, pintor homosexual, que es vecino de Melvin.

Análisis

En la primera escena que analizamos podemos apreciar la neurosis del protagonista,  su falta de capacidad para relacionarse, le molesta el contacto con la gente, evita hablar con el vecino, odia al perro, etc. En la escena del restaurante es en la que vamos a detenernos para ver las actitudes que Melvin y las/os comensales adoptan. El primero con una actitud agresiva, demuestra un claro menosprecio hacia ellas/os, que por su parte adoptan una actitud pasiva, es decir, se dejan avasallar, no defienden sus derechos.


A lo largo de la película vemos que Melvin sigue con una postura agresiva, intentado que sus derechos primen sobre los del resto de las personas. La actitud de Carol, la camarera, por el contrario es asertiva, es una mujer que defiende sus derechos, no se deja avasallar por la postura agresiva de Melvin.

Otra actitud a destacar es la falta de empatía del protagonista. Va a la editorial a pedir un favor pero no presta atención a la directora, no le importa si ella está contenta con lo que su hijo ha conseguido, no se pone en su lugar. Vemos también cómo menosprecia a la secretaria con una  actitud despreciativa y misógina.

En la escena del coche la actitud de Carol es empática cuando escucha a Simon, su forma de escuchar es activa, le mira, afirma con la cabeza, para el coche para prestarle toda la atención. Melvin, por el contrario, demuestra una vez más su falta de empatía, dice más o menos “te gustan los dramas, quieres oír el mío…”, de nuevo es una persona que sólo se preocupa de sí mismo.

No vamos a desvelar el final de la película, que merece la pena ver, pero si señalar cómo el protagonista va cambiando sus actitudes, va adquiriendo unas habilidades sociales de las que carecía al principio, lo que implica que las habilidades sociales se pueden aprender, que no vale decir “yo no puedo, yo soy así, etc.,” para justificar nuestras actitudes.

Las habilidades sociales son conductas que nos facilitan la relación con los demás. Son destrezas adquiridas o aprendidas, no un rasgo de la personalidad. Siempre es posible cambiar, aprender actitudes que faciliten nuestras relaciones, tanto personales como profesionales. La asertividad es una habilidad social que nos permite expresar nuestros sentimientos y opiniones y defender nuestros derechos respetando los ajenos.

Otros post sobre cine:
Billy Elliot: ejemplo de estereotipos de género
Mataharis: Desigualdades de género para las madres trabajadoras
La Herencia: El trabajo de las mujeres se considera secundario.
Buscando a Eric: habilidad social a pontenciar, la asertividad
¿Por qué las mujeres siempre queremos más?: Rompiendo los estereotipos de género
Erin Brockovich: habilidades sociales, la empatía
Las chicas de la lencería: condicionantes de género y edad
Invictus: liderazgo

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: