Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Igualdad de Oportunidades’ Category

– La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA), junto con Juan Torres, Lina Gálvez, Miguel Lorente y Rosa Cobo; han presentado esta mañana el texto que será enviado a los parlamentarios y parlamentarias.

– La actriz Clara Lago, el economista Vicenç Navarro, la socióloga Marina Subirats, el teólogo Juan José Tamayo, la filósofa feminista Christine Delphy, el médico Miguel Lorente o la escritora Laura Freixas son algunas de las firmas de esta petición.

img_0759

Madrid, jueves 8 de septiembre de 2016. La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción (PPiiNA) ha presentado esta mañana ante los medios una carta dirigida a diputados y diputadas en la que más de un centenar de personalidades urgen al Congreso a afrontar los retos sociales; alertan de las graves consecuencias que tendría la reforma del sistema de permisos propuesta por Ciudadanos; y exigen la equiparación del permiso de paternidad al de maternidad, ambos totalmente intransferibles y pagados al 100%.

La PPiiNA ha estado acompañada por el economista Juan Torres, la catedrática de Historia Lina Gálvez, Miguel Lorente Acosta, médico y profesor de la Universidad de Granada y ex-Delegado del Gobierno para la Violencia de Género y la socióloga feministaRosa Cobo. Las personas asistentes han explicado el porqué de su apoyo a esta reforma, que propone aumentar casi al doble el tiempo disponible por los/as progenitores/as para el cuidado del bebé, “sin perjudicar el empleo femenino ni el derecho a cuidar, y asegurando a las criaturas el derecho a la atención de sus papás igual que de sus mamás”, explica Mariano Nieto, co-portavoz de la PPiiNA.

“No sólo hay que hablar de lo que costaría esta medida que propone la PPiiNA”, ha afirmado Juan Torres, “también hay que hablar de los beneficios que supone, no sólo a la sociedad si no también a nivel empresarial: favorece el crecimiento del PIB, aumenta la demanda de bienes y servicios, el empleo, el ahorro y la productividad”.

Ciudadanos propone ahora una reforma que es una trampa peligrosa y supondría el mismo gasto público que la reforma de la PPiiNA durante esta legislatura”; afirma María Pazos, co-portavoz de la asociación. Además, “sería un grave atentado contra la democracia que se aprobara cualquier reforma por la que las mujeres se consolidaran como cuidadoras principales”, ha sentenciado Pazos.

Sobre esta propuesta del partido que lidera Albert Rivera, Lina Gálvez ha apuntado que es una reforma que “perpetúa y legitima la desigualdad”. “Realmente me tiene cabreada el tema de la parte transferible”, explica Gálvez, “en todos los lados escucho que la reforma de Ciudadanos iguala los permisos de paternidad y maternidad y no es verdad.La ‘libre elección’ de la que habla Ciudadanos es un mito porque no todas las personas tienen libertad de elegir por diferentes causas”.

“Lo que esconde la reforma de Ciudadanos es una sociedad fuertemente patriarcal detrás”, ha explicado Rosa Cobo, “Vulnera y  y rompe el principio de igualdad entre hombres y mujeres”.

(Adjuntamos carta y listado de personalidades firmantes)

LISTA DE FIRMANTES: Firmas Carta PPiiNA
CARTA DIRIGIDA A DIPUTADOS Y DIPUTADAS: Carta PPiiNA a Diputados y Diputadas

Más información, entrevistas e imágenes:Arantza De Castro, Jefa de Prensa
Teléfono: 619.62.60.50
E-mail: gabineteprensa@igualeseintransferibles.org
http://www.igualeseintransferibles.org

Read Full Post »

Brecha salarial géneroEn estos días se publican estadísticas, informes, etc., para ver si la Brecha Salarial de Género ha disminuido. Podemos citar cualquiera de ellas pues todas llegan a la misma conclusión: la brecha de género no sólo no baja, sino que cada día la desigualdad se acentúa.

Los datos que se barajan sitúan la desigualdad salarial en España en torno al 24% si la referencia es la Encuesta Anual de Estructura Salarial, o en el 19% si tomamos como referencia Eurostat. En este caso lo que se analiza es el salario/hora; pero en España se toma como referencia el salario bruto anual, por eso la diferencia salarial es más alta, pues a la diferencia salario/hora hay que sumar otros factores que producen discriminación, como son el tipo de empleo al que tienen acceso las mujeres o el trabajo a tiempo parcial, que como bien sabemos, son las mujeres las que en mayor medida se ven obligadas a desempeñar. Sea como sea, lo preocupante es que las mujeres cobran menos que los hombres y eso supone que en el futuro su nivel de viva será también peor.

Si a estos datos añadimos que la tasa de paro de las mujeres es superior a la de los hombres, 22,52% y 19,49%, respectivamente; que la tasa de actividad es también menor en las mujeres, 53,79%, frente al 65,37% de los hombres, tenemos un panorama nada halagüeño y que tiene alarmantes consecuencias, no sólo para las mujeres sino para sus criaturas. Debemos recordar que son muchas las mujeres que forman hogares monomarentales y según el informe de Save the Children: La tasa de pobreza en los niños que viven en hogares formados por madres solas es de un 54%, 12,5 puntos más que el conjunto de la población infantil y el doble que el total de la población“.

Por qué no avanzamos

Es decepcionante escribir cada año en esta fecha y constatar que la desigualdad de género continúa, que las mujeres se ven abocadas a aceptar empleos de peor calidad, a reducir su jornada laboral o bien a apartarse temporalmente del mercado laboral para cuidar de su familia. La maternidad, tan ensalzada socialmente, las penaliza y las deja en situación de indefensión.

La sociedad patriarcal instituyó la división sexual del trabajo, confinando a las mujeres al espacio privado (léase doméstico) y dejando el espacio público para los hombres. Es mucho lo que se ha avanzado, pero la dicotomía público/privado sigue persistiendo en algunos aspectos, como es el de cuidar“.

Cuando estos días leemos la prensa, parecería que la sociedad está concienciada, que todas y todos estamos de acuerdo en que la igualdad salarial no está justificada, pero si esto está tan claro, ¿por qué se permite que las empresas no valoren el talento femenino? ¿Por qué las mujeres tienen que seguir demostrando su valía en mayor medida que los hombres para acceder a puestos de responsabilidad? ¿Por qué las mujeres están siempre en segunda fila en los partidos políticos?

Actualmente vemos cómo los líderes de los principales partidos (que siempre son hombres) se reúnen para formar gobierno, ¿dónde están las mujeres de esos partidos? ¿No hay ninguna con capacidad para estar en los primeros puestos y ser parte activa en la toma de decisiones que va a afectar a mujeres y a hombres?

Son muchas las facetas de la vida social y política que tienen que cambiar para que la igualdad salarial se logre. No vale hacer declaraciones de principios y pronunciarse a favor de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, hay que demostrarlo en el día a día, en las actuaciones cotidianas. Sólo cuando esto sea así la igualdad salarial dejara de ser una utopía.

Read Full Post »

conciliar vida laboral y familiarSomos muchas las personas y organizaciones que estamos demandando desde hace tiempo medidas concretas para eliminar las múltiples discriminaciones que sufre las mujeres, en especial cuando son madres. En este comienzo de año, la conciliación está siendo tema de debate de manera masiva, tanto en la prensa como en las redes sociales. De pronto, parece que es un tema nuevo, que hay que posicionarse sobre determinadas actuaciones como si fuera una cuestión sobre la que no se ha hablado, como si no hubiéramos manifestado muchas veces nuestra postura al respecto.

La masiva incorporación de las mujeres al empleo, que se produjo en las últimas décadas del siglo XX, agravó una realidad que muchas familias, mejor dicho, muchas mujeres vivían: la necesidad de compatibilizar la vida laboral y personal, por ello muchas personas y organizaciones llevamos mucho tiempo reivindicando medidas para lograrlo. La idea de que son necesarias medidas de conciliación es general, pero no existe acuerdo en qué tipo de medidas hay que poner en marcha para conseguir dichos fines y los objetivos que se pretenden conseguir.

Los cambios que se han producido en las últimas décadas son tan importantes en lo relativo al empleo de las mujeres que, indudablemente, nadie considera ya que puedan volver a su papel tradicional de ser casi en exclusiva madres, esposas o hijas. No obstante, para algunos colectivos es importante que las mujeres tengan una carrera profesional, pero sin desprenderse totalmente del papel que la sociedad patriarcal les ha impuesto tradicionalmente. Piensan que las mujeres están más preparadas para cuidar, en especial de hijas e hijos, y por tanto consideran natural que sean ellas quienes se ocupen de su cuidado los primeros años, aunque para ello tengan que dejar un tiempo el trabajo remunerado, ya sea reduciendo la jornada o dejando temporalmente el empleo.

Otras personas y grupos buscamos, por el contrario, cambios que de una vez por todas eliminen los mandatos de género que tanto condicionan la vida de las personas, en especial de las mujeres. Quienes pensamos que la biología no es determinante para cuidar de hijas, hijos y personas dependientes, que los condicionantes de género son construcciones sociales que el patriarcado ha impuesto a las mujeres para someterlas y limitarlas, consideramos que mujeres y hombres deben corresponsabilizarse de los trabajos de cuidado y tener las mismas oportunidades en lo que al trabajo remunerado se refiere. La corresponsabilidad en los cuidados es el mejor camino para lograrlo.

El trabajo remunerado está organizado de tal manera que resulta complicado, a veces imposible, desarrollar una carrera profesional y atender de forma adecuada a la familia. Los largos horarios, las jornadas partidas, etc., complican esta terea. Pero, ¿por qué este problema lo tienen sólo las mujeres? ¿Por qué los hombres siguen sin “enterarse” de esta realidad? La respuesta a estas preguntas es diferente en función de la idea que se tenga de la maternidad/paternidad y del rol social de las personas en función de su género.

Las personas que, como hemos señalado, piensan que la biología es determinante, abogan por unas medidas de conciliación que facilite a las mujeres compatibilizar la maternidad con el empleo, por lo que exigen, entre otras medidas, permisos de maternidad más largos. Quienes consideramos que hay que eliminar los condicionantes de género, vemos urgente que los permisos de paternidad sean iguales a los de maternidad, para así eliminar los roles que tanto condicionan y avanzar hacia una sociedad justa y más igualitaria. Son dos planteamientos diferentes pero no por ello debemos dejar de buscar puntos de acuerdo y trabajar reforzando los puntos que seguro nos unen: que mujeres y hombres tengamos las mismas oportunidades y que las mujeres no sean discriminas al ser madres.

Hablar de conciliación es necesario pero no es suficiente, porque es imprescindible y urgente que los hombres se corresponsabilicen de los cuidados, ya que conciliar ha sido y sigue siendo “cosa de mujeres”. Mientras esto no suceda las mujeres serán vistas como “menos disponibles” para el empleo. Hemos argumentado en muchas ocasiones que la maternidad es un hándicap para la carrera profesional de las mujeres, que la maternidad discrimina y que nada mejor que aumentar los permisos de paternidad para que los padres, desde que nace una criatura, se comprometan en las tareas de cuidado.

Comenzamos una nueva legislatura, durante la campaña electoral se han hecho muchas promesas en los temas que aquí planteamos, ahora debemos exigir que se cumpla lo que se ha prometido.

Read Full Post »

Hay cuestiones que suelen olvidarse durante los cuatro años de una legislatura y que parecen importantes para los partidos políticos cuando llegan las elecciones, al menos de palabra . Es el caso de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres o de la violencia de género, dos cuestiones relacionadas y que no parecen ser prioritarias hasta que se acerca la campaña electoral.

Este verano ha sido especialmente duro en lo que a asesinatos machistas se refiere. En pocas semanas varias mujeres fueron asesinadas, sus hijas e hijos también fueron asesinadas por sus parejas o exparejas, en definitiva fueron asesinadas por ser mujeres. Pero la mayoría de los partidos no se acordaron de estos asesinatos en sus comparecencias ante la prensa, en mítines, etc.

Hace unos días se debatió en el Senado una moción para exigir al gobierno “un Pacto de Estado contra la violencia de género y por la igualdad entre mujeres y hombres“.

Senado lleno; Senado vacío / Twitter: Mayte Otero, Ramón Espinar

En la foto de la derecha podemos observar el Senado casi vacío, es decir, vemos el poco interés que tenía para senadoras y senadores esta moción. En la foto de la izquierda se debatía una moción sobre Venezuela, ésta si parecía ser de interés para sus señorías.

Como decía, sin igualdad real, sin plenos derechos de ciudadanía para las mujeres, los asesinatos machistas no cesarán, porque en el imaginario colectivo, las mujeres de alguna manera, siguen siendo ciudadanas de segunda, propiedad del hombre con quien convive. Ella debe estar supeditada a satisfacer las necesidades físicas y emocionales de su pareja, porque las mujeres ya se sabe “somos más comprensivas”. ¿Cuántas veces hemos escuchado comentarios similares? ¿Cuántas veces oímos decir que las mujeres son más sensibles, más complacientes. Que los hombres, “los pobres“, están sufriendo muchos cambios y les cuesta adaptarse?

Mujeres tener paciencia, si aguantáis un poco, él irá cambiando, no importa si te grita, si te insulta o menosprecia; si te da una bofetada, mujer no te lo tomes tan en serio, es que está muy tenso, tiene muchos problemas en el trabajo”. Son frases que aún se les dice a las mujeres que son maltratadas, a las mujeres que sufren todo tipo de violencias. Porque no lo olvidemos, violencias hay muchas, pero quienes siempre las ejercen son los hombres contra las mujeres que consideran son de su propiedad, que deben someterse a sus caprichos o intereses.

Por todo ello, no podemos conformarnos con que los partidos políticos hablen de igualdad, de violencia machista cuando llega la campaña electoral. Exigimos que se tomen medidas YA.

Por todo ello nos unimos a la convocatoria del movimiento feminista:

El 7 de noviembre de 2015, mujeres y colectivos feministas de todo el territorio español marchamos juntas a Madrid para exigir que la lucha contra las violencias machistas sea una Cuestión de Estado.

El 7N nos manifestamos contra feminicidios, violencia y acoso sexual, trata de mujeres, violencia económica y simbólica, etc.

Invitamos a toda la población civil a que se sume a esta Marcha, ya que la erradicación de las violencias machistas y las violencias hacia las mujeres es una cuestión que atañe a toda la sociedad.

¡Ni un feminicidio más! ¡Basta de violencias machistas y de inacción por parte de la justicia y de los gobiernos!
LogoWeb2

Read Full Post »

Las mujeres cobran menos que los hombres y las mujeres que son madres cobran menos que las que no tienen descendencia. Es decir, la maternidad es causa de discriminación. Así lo señala el Informe sobre Salarios 2014/2015 de la OIT. ¿Podemos leer estos datos y quedarnos tranquilas/os?

Contra la #DiscriminaciónPorMaternidad PPiiNA

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles y Pagados al 100%, PPiiNA, consciente de que la discriminación que sufren las mujeres es una injusticia social, ha comenzado una campaña contra la #DiscriminaciónPorMaternidad. No se puede aceptar que las mujeres sean discriminadas por el hecho de ser madres, e incluso por la mera posibilidad de serlo.

Sorprende que una sociedad que tiende a alabar la maternidad, que considera que ser madre es un objetivo fundamental para las mujeres, no alce la voz para denunciar esta cruda realidad.

Qué hacer

La PPiiNA lleva años defendiendo que es imprescindible que los permisos de maternidad y paternidad sean iguales e intransferibles y pagados al 100% como medida para avanzar en igualdad y eliminar las discriminaciones existentes.

Las mujeres se apartan del mercado laboral 16 semanas por permiso de maternidad, más 2 semanas de lactancia.  Los hombres, por el contrario, sólo se ausentan 2 semanas. Y a esto hay que sumar que son las mujeres quienes solicitan las excedencias o reducen su jornada laboral para cuidar de sus criaturas, es decir, que “el trabajo de cuidar” sigue recayendo en las mujeres, que los mandatos de género, que el patriarcado nos ha impuesto, siguen vigentes.

El informe La maternidad y la paternidad en el trabajo” de la OIT, señala que la maternidad se penaliza en el mercado laboral y la paternidad es un plus para los hombres. ¿Por qué sucede esto? La respuesta es sencilla, porque los roles y estereotipos de género siguen vigentes y no hay voluntad de eliminarlos.

La campaña de la PPiiNA es muy importante, pues pone “sobre el tapete” una situación que tiende a ocultase. No podemos seguir permitiendo que las mujeres vean mermadas sus posibilidades profesionales, económicas y personales por ser madres.

Read Full Post »

Llega el 22 de febrero, Día Europeo por la igualdad salarial de mujeres y hombres, y parece que la igualdad entre mujeres y hombres es importante, bueno al menos durante unos días se hablará del tema.Brecha salarial de género

 

He recibido una invitación del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, para la presentación de cupones de la ONCE “Día de la Igualdad Salarial”. El sindicato UGT ha presentado el informe “Trabajar igual, cobrar igual”, en el que señala  que: La brecha salarial entre hombres y mujeres en España se sitúa en el 24 por ciento, la más alta de los últimos cinco años. En fin, durante unos días se darán estadísticas y se hablará de la brecha salarial de género como si de verdad importara.

Este año, el Día Europeo por la igualdad salarial de mujeres y hombres, coincide con la negociación del pacto salarial entre los sindicatos y la patronal. He leído diferentes artículos de prensa para hacerme una idea de lo que están negociando, con la esperanza de que este año “toque” incluir la igualdad salarial entre mujeres y hombres, pero compruebo con tristeza que no, que una vez más los sindicatos no se acuerdan de la discriminación que sufren las mujeres.  Parece sorprendente que por un lado se denuncie esta dura realidad pero no se contemple en la negociación la eliminación de la discriminación salarial de género.

Lo primero que hay que resaltar de este tipo de pactos es quienes los acuerdan y los firman: Los secretarios generales de UGT y de CC OOCándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, se sentarán junto con los presidentes de la CEOE, Juan Rosell y de CEPYME, Antonio Garamendi, para ultimar el alza salarial que deben pactar y que estará en torno del 1% este año. Que “casualidad” que no haya ninguna mujer entre los negociadores.

Dirigentes de la patronal en la negociación salarial

 

Los secretarios de CCOO. y UGT antes de entrar en la negociación

 

 

 

 

 

La discriminación salarial es una grave afrenta para las mujeres y tiene importantes consecuencias en otras facetas de la vida. Mientras la igualdad no sea tenida en cuenta como un derecho fundamental de las personas, mientras no se incluya en la negociación como otros aspectos que atañen a todas las personas trabajadoras, poco avanzaremos. La igualdad de género es una cuestión de justicia social y de derechos humanos. Si de verdad importa eliminar esta discriminación de género, pongan medidas, que las acciones simbólicas ya no son suficientes.

Read Full Post »

El último informe de la OCDE no deja lugar a dudas: en las llamadas sociedades desarrolladas las mujeres entre 25 y 34 años tienen más formación que los hombres, pero son ellos los que tienen empleo. Es lo que sucede en 34 de los 38 países estudiados, que las jóvenes tienen menores tasas de empleo y mayores tasas de paro, a pesar de estar más formadas que los hombres.

 Comparativa entre el nivel de empleo y de formación de hombres y mujeres por países / OCDE

Comparativa entre el nivel de empleo y de formación de hombres y mujeres por países / OCDE

Llama la atención que cuando se publica un informe de algún organismo internacional, se comente durante un tiempo, generalmente poco, y después se olvide, y que ninguna administración o institución tome cartas en el asunto para poner en marcha las medidas necesarias para eliminar esta discriminación. Parece que leer este u otros informes sobre la discriminación laboral de las mujeres no tienen más función que presentar unos hechos, que no sirven para nada más, cuando debería ser motivo de análisis y de puesta en marcha de medidas para paliar las desigualdades de género.

Causas de esta desigualdad

El informe de la OCDE apunta como la causa los roles de género, que adjudican a las mujeres el trabajo de cuidar. Señala, asimismo, que en los países en los que el número de guarderías es menor es en los que las diferencias en el empleo, o lo que es lo mismo, la discriminación de género es mayor.

El estudio de AEGON detecta que las mujeres ven mermadas sus posibilidades laborales por la necesidad de conciliar su vida laboral con la familiar y personal, es decir, lo que ya hemos dicho antes, son ellas las que se encargan del cuidado de la familia y en especial del cuidado y la crianza de hijas e hijos.

Para compatibilizar las diferentes facetas de su vida, las mujeres en muchos casos se ven obligadas a reducir su jornada laboral, lo que redunda negativamente en su permanencia, promoción en el empleo y en el salario.

¿Qué consecuencias tiene esto para las mujeres?

La discriminación laboral que sufren las mujeres, tanto en el acceso, como en la permanecía o la promoción en el mercado laboral, influye en que su nivel económico sea menor, tanto en el presente como en el futuro. Un estudio de AEGON señala que las mujeres tienen pocas posibilidades de planificar su jubilación. Sólo el 15% de las mujeres españolas considera que los ingresos de su pareja no serán importantes en su jubilación.

Más allá de las consecuencias económicas, los roles de género, causa de la discriminación, impiden a las mujeres desarrollar otras facetas de su vida y condicionan su autonomía. Las tareas de cuidado de personas dependientes también tienen un alto coste emocional para las  mujeres que pocas veces se tiene en cuenta.

Busquemos soluciones

En muchas ocasiones hemos señalado que la maternidad tiene consecuencias negativas para las mujeres y que el hecho de que al nacer o adoptar una criatura, la madre tenga 16 semanas de permiso y el padre tenga 15 días, no es sólo una discriminación legal, sino que favorece que los roles de género sigan primando en la sociedad. Mientras sean las madres las que cuiden, casi en exclusiva, niñas y niños crecerán pensando que es la mujer quien debe realizar esa tarea, que no es cosa de los hombres.

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferible y pagados al 100%, PPiiNA, reivindica un cambio legislativo para cambiar esta situación, que serviría para eliminar los roles y estereotipos de género, para permitir que los padres cuiden y que favorecería la eliminación de la discriminación de género en el mercado laboral.

Cada vez son más los países que apuestan por la ampliación del permiso de paternidad y lo han aumentado en estos momentos de crisis. Incluso el presidente Obama pedía hace pocos días a las agencias federales que den dos semanas de vacaciones pagadas a madres y padres cuando tengan o adopten una criatura.

PPiiNALa PPiiNA tiene elaborado un dosier sobre las ventajas de igualar los permisos de maternidad y paternidad, en el que se pone de manifiesto que toda la sociedad saldría beneficiada si se aplicara dicha medida.

Read Full Post »

Pasada la resaca electoral que ha desbordado a los grandes partidos, es el momento de preguntarnos si los resultados electorales van a promover cambios tras la aparición de nuevas siglas. Es indudable que estas elecciones han supuesto un revulsivo para la clase política que, una vez más, confiaba en las encuestas y no creía que la ciudadanía les daría la espalda al nivel que lo ha hecho.

Los análisis son tantos y tan variados que hay para todos los gustos. La pregunta que hacemos desde este espacio es sí las formaciones, que han sorprendido y conseguido que una parte de la ciudadanía le votara, cuentan con un proyecto de sociedad que tenga en cuenta a las personas; sí se van a acordar de cuestiones tan cotidianas como la dependencia, la igualdad de género, la educación, la sanidad, etc.

Seguir su discurso, antes y después de las elecciones, nos lleva a pensar que tienen claro las políticas económicas, pero no está tan seguro que tengan propuestas para la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres. Valga como ejemplo que sólo se comenzó a hablar de igualdad cuando Cañete “metió la pata” y declaró su superioridad intelectual como hombre, como macho que tiene que contenerse para no agredir a las mujeres. Si soy yo mismo entraría a matar… pero acorralar a una mujer indefensa… puede ser considerado machista”. La frase le descalifica, no merece más comentarios.

Es fácil hablar de igualdad de oportunidades cuando pasan estas cosas, pero para avanzar en igualdad es necesario mucho más, hay que asumir que vivimos en una sociedad patriarcal en la que las mujeres siguen siendo ciudadanas de segunda. Una sociedad en la que los hombres son quienes dominan la economía y los espacios de poder.

A modo de ejemplo vamos a analizar una noticia que, en apariencia, es para eliminar las desigualdades, pero que mirada con las gafas violeta puede significar algo muy distinto. Cuidar a los hijos 5 años será mérito para ser letrado del CGPJ”. La Comisión de Igualdad del CGPJ señala que la mayoría de las licencias por conciliación para cuidado de hijos o de familiares enfermos son solicitadas por juezas y magistradas. «De no adoptarse una medida de esas características, se podría incurrir en una normativa discriminatoria -indirectamente- contra las mujeres”.

Roles de género

 

Leyendo esto parecería que esta norma es beneficiosa para las mujeres, pero consideramos que esta medida puede estimular que las mujeres se sigan apartando del empleo remunerado durante un tiempo, con lo que seguirán desempeñando el rol de género que la sociedad les tiene asignado: cuidar.  No vamos a negar que puede beneficiar a mujeres que dejaron su actividad profesional para dedicarse a las tareas de cuidar. Pero ojo, hacer de esto una norma puede significar, a medio y largo plazo, incentivar que las mujeres dejen su empleo para cuidar de las personas dependientes. Los hombres podrán así seguir desempeñando su papel de proveedores de la familia, tarea productora, sin tener que responsabilizarse de los cuidados, tarea reproductora.

Mientras los hombres no se corresponsabilicen de las tareas de cuidar estas medidas producen efectos negativos para las mujeres.

Read Full Post »

“Las personas abajo firmantes sentimos la necesidad imperiosa de pronunciarnos como ciudadanas y profesionales informadas y preocupadas por la actual orientación de la política social, y en particular por la reforma fiscal que está preparando el Gobierno”.

Así comienza el documento que economistas, catedráticas y catedráticos, expertxs en fiscalidad, activistas sociales, han escrito buscando un pacto de todas las personas preocupadas por la deriva antisocial que estamos sufriendo.

Me llama la atención leer en los diferentes medios que han difundido el documento frases como: “catedráticos, expertos en…” sin tener en cuenta que el manifiesto ha sido elaborado por mujeres y hombres y que ya en el primer punto señalan: “La Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Tributario Español es ilegal, pues su composición (8 hombres y ninguna mujer) vulnera la Ley de Igualdad”.

Una vez más tenemos que recordar que lo que no se nombra no existe y no nombrar a las mujeres profesionales que lo firman es invisibilizar que hay mujeres expertas que han demostrado sobradamente su valía y a las que se quiere olvidar.

Por qué me parece importante este documento y me he adherido

Lo primero porque lo han elaborado personas expertas que además están comprometidas con el cambio social. A modo de ejemplo: María Pazos Moran, experta en fiscalidad (por seguir con  la denominación que el gobierno dio a la conocida como Comisión de Expertos). En su libro “Desiguales por Ley” analiza cómo las políticas públicas son la causa de la desigualdad entre mujeres y hombres. Además no se limita a criticar las políticas actuales, propone alternativas.

Otro ejemplo, Juan Torres López, experto en economía, que casi a diario nos recuerda que “Hay alternativas”. En el libro  “Desiguales. Mujeres y hombres en la crisis financiera, escrito con Lina Gálvez Muñoz, que también promueve el manifiesto, se explica que “la crisis económica llamada de las hipotecas basura se ha producido en realidad como consecuencia de la gran desigualdad que se ha generado en los últimos treinta años y que ésta ha tenido mucho que ver con esas diferencias de género”.

Este documento es también importante porque presenta de forma clara, para quien no somos expertas o expertos en los temas que analizan, los pros y los contras de los impuestos que se nos venden como la panacea para salir de la crisis a la vez que se nos proponen alternativas.

Me interesa este manifiesto porque pone en evidencia que es posible mantener el estado de bienestar, dejando claro que es una cuestión de justicia social elemental y un factor decisivo para la recuperación económica. No se olvidan las expertas y expertos de cuestiones tan importantes como los cuidados que bien sabemos tienen importantes consecuencias en lo que ha desigualdad de género se refiere.

Adhesiones a: reformafiscalequidad@gmail.com

Read Full Post »

“Crece el empleo femenino a tiempo parcial pero aún está poco implantado. Al ver este titular pensé, ni falta que hace que se implante más. Me explico, pienso que el trabajo a tiempo parcial puede ser positivo para algunas personas en determinadas circunstancias, pero leer que el empleo femenino a tiempo parcial está poco implantado sin más, lleva a la reflexión.

Sigo leyendo el artículo que dice: “El Instituto de Estudios Económicos, IEE, recoge información sobre esta modalidad contractual, cuya importancia ha ido creciendo durante los últimos años en los países de la Unión Europea, aunque con distinta intensidad. La media de la UE está por encima de la española, ya que casi un tercio de las mujeres empleadas trabajan a tiempo parcial“. Busqué en el artículo la evolución del trabajo a tiempo parcial de los hombres en el periodo que se analiza, 2007-2012 y no daba ningún dato, esto confirmó lo que sospechaba al leer el titular: el trabajo a tiempo parcial se considera cosas de mujeres.

Me voy a la fuente de datos de Eurostat y leo: “La incidencia del trabajo a tiempo parcial difiere significativamente entre hombres y mujeres. En 2011 algo menos de un tercio (el 32,1 %) de las mujeres con empleo en la EU-27 trabajaban a tiempo parcial, proporción muy superior a la de los hombres (9,0 %)”.

¿Por qué se sigue pensando en las mujeres cuando se habla de reducción de jornada? ¿Por qué si el trabajo a tiempo parcial es tan positivo, como a menudo se defiende, no  se potencia que sean los hombres quienes trabajen menos horas con la consiguiente reducción de salario? ¿Por qué lo que es bueno para ellas ni siquiera se considera para ellos?

La mayoría de las mujeres que trabajan a tiempo parcial no lo hacen de forma voluntaria, lo hacen porque no encuentran otro trabajo o porque se ven obligadas debido a sus responsabilidades familiares. Cuando se habla de las ventajas de la jornada reducida, se olvida siempre que trabajar menos horas supone un salario menor y menos posibilidades de promoción, lo que influye no sólo en el menor poder adquisitivo en el presente, sino que afectará en el futuro, en las pensiones.

“Las mujeres europeas cobran un 39% menos de pensión en comparación con los hombres”. Ese titular sí que refleja la realidad y si seguimos leyendo aún más: La institución comunitaria, por su parte, sostiene en su informe que se produce una especia de “sanción por maternidad”, ya que, a su juicio, tener hijos da lugar a desventajas en materia de pensiones en casi todos los Estados miembros”.

Mujeres y hombres tenemos derecho a un salario digno y difícilmente eso es posible con un empleo a tiempo parcial y, aun más, mientras se siga pensando en las mujeres. Cuando se habla de este tipo de jornada, el mercado laboral seguirá discriminándolas, la división sexual del trabajo no  desaparecerá, con todas las implicaciones que ello conlleva.

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: