Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Violencias Machistas’ Category

La Plataforma Feminista de Alicante promovió la declaración de #EmergenciaFeminista ante los crímenes machistas que se produjeron en el mes de julio. Más de 200 ciudades se han unido a la convocatoria. El #20S son muchas las ciudades que tendrán una #nochevioleta, no sólo en España, feministas de otros países se están uniendo a la convocatoria. París el #20S tendrá una #nochevioleta.

Como señalaba la Plataforma Feminista de Alicante: En este verano ha imperado la barbarie, asesinatos, violaciones, acoso, pederastia, manadas. Este verano la violencia de género nos ha dejado los peores datos en más de una década.

Se ha pulsado el botón, se han roto los cristales, se oyen las sirenas, son las voces de quienes llenaremos las calles. Son las mujeres de nuevo dispuestas a luchar por lo que es suyo, por su derecho a una vida libre de violencia machista.

Esto es una emergencia. Es un grito contra la violencia, contra la injusticia, un grito contra la barbarie, un grito a la libertad, a la igualdad, un grito al sentido común. Gritamos, porque ya no nos quedan minutos de silencio.

Estos son algunos de los motivos para convocar la #emergenciafeminista

En Madrid no vemos en Sol a las 20:30, con una luz violeta.

 

Read Full Post »

La Universidad de Coruña organizó una jornada para debatir sobre “trabajo sexual” que ante las protestas feministas ha sido suspendida argumentado que han sufrido acoso. Decir que la citada Universidad ha sufrido acoso es una falacia. Las feministas hemos criticado que se celebrara una jornada que, viendo el programa, más que un debate parecía  promocionar la prostitución. Los debates sobre si una universidad pública debe organizar este tipo de jornadas están poniendo de manifiesto que cuando se trata de las mujeres los derechos humanos se olvidan.

No puedo considerar la prostitución un trabajo, porque no puedo aceptar que las mujeres sean vejadas, humilladas, explotadas para satisfacer los deseos masculinos. La libre elección que se esgrime en este tema, no es más que un mito. Son muchas las mujeres que se han visto inmersas en el sistema prostitucional, que tras conseguir salir, denuncian las condiciones en las que vivían, más bien sobrevivían. Tampoco debemos olvidar que la mayoría de las mujeres que están en situación de prostitución, son mujeres migrantes y victimas de trata.

Hay quienes plantean que hay que combatir la trata pero no la prostitución, pero no es posible separar una cosa de la otra, las redes de trata controlan la industria del sexo y como señala Sakia Sassen (2001), el tráfico de personas viola los derechos humanos, civiles y políticos. Está unido a la industria del sexo, al trabajo coaccionado, a la inmigración ilegal. Señala también que no es casual que el crimen organizado se haya introducido en el comercio del sexo. Dice Sassen: La creciente transnacionalización de muchos aspectos del turismo sugieren que la industria del sexo seguirá creciendo a escala mundial. ¿Nos callamos y permitimos que las mujeres sean tratadas como mercancías, que sirvan para el lucro de las mafias y proxenetas?

Vivimos tiempos convulsos en nuestro país, la entrada en las instituciones de partidos de extrema derecha amenazan los derechos de las mujeres y, lo que es más preocupante, los partidos que se definían como centroderecha se lo permiten para no perder poder autonómico o local. En este sentido no es una cuestión menor que un colegio concertado de Madrid obligue a que las niñas vayan al colegio con falda. Las niñas dicen que se sienten incomodas, observadas, pasan frío y no pueden correr libremente en el patio. Obligar a las niñas a ir con falda al colegio contra su voluntad perpetúa los roles de género. Esto no debería suceder en ningún colegio y menos aún en uno concertado.

El dirigente de un partido político con representación parlamentaria negaba que existiera la violencia machista, respondió a la fiscal general del Estado, María José Segarra, diciendo: La violencia de género es una gran mentira, negar esto es como negar el día o la noche“. Esta frase es sólo un ejemplo de las sandeces que suelen decir. Parece que lanzar titulares de prensa es la manera que tienen para difundir sus ideas y así provocan la crítica, para ocupar espacio en redes sociales y medios de comunicación.

dav

En Usera, barrio de la zona sur de Madrid, basta dar un paseo por sus calles para encontrar cientos de tarjetas de anuncios de prostitución. En los parabrisas de los coches la publicidad sexista se acumula. “Chicas asiáticas”, “Chicas nuevas y jovencitas”, “Asiáticas, orientales, muy guapas y jovencitas”, etc., etc. ¿Por qué se permite esto? ¿Por qué cuando se trata de los derechos de las mujeres todo está permitido? Las asociaciones del barrio lo han denunciado y han recogido 47 kg de publicidad, pero las denuncias no parecen conmover a nadie. ¿Se permitiría esto en algún barrio del centro de Madrid?

Entre tanta desfachatez una buena noticia, el Ayuntamiento de Getafe ha publicado una ordenanza de convivencia ciudadana en la que se propone sancionar al cliente y/o prostituidor que acude al reclamo y a los intermediarios y/o proxenetas que exploten a mujeres y hombres que ejercen la prostitución. También se intensificarán las inspecciones en locales e inmuebles donde se sospeche que puedan ofrecer servicios sexuales, con el fin de comprobar si cumplen con la normativa en vigor y, en su caso, denunciar las infracciones que se detecten. Nunca llamaría “cliente” al prostituidor. El lenguaje importa y utilizar ese término dignifica a quienes explotan y humillan a las mujeres.   #aboliciónprostitución.

Read Full Post »

Este artículo es un resumen del publicado en la revista Aschel

 

La familia patriarcal ha sido extraordinariamente flexible y ha variado según la

época y los lugares. El patriarcado oriental incluía la poligamia y la reclusión de las

mujeres en harenes. El patriarcado en la antigüedad clásica y en su evolución

europea está basado en la monogamia, pero en cualquiera de sus formas formaba

parte del sistema el doble estándar sexual que iba en detrimento de la mujer.

Gerda Lerner[1]

 

La RAE en su 5ª acepción define el patriarcado como: Organización social primitiva en que la autoridad es ejercida por un varón jefe de cada familia, extendiéndose este poder a los parientes aun lejanos de un mismo linaje.

El patriarcado es en realidad un sistema de organización social en el que los hombres ejercen dominio sobre las mujeres. Va más allá de las relaciones familiares, es un sistema de creencias que organizan el mundo teniendo al hombre, lo masculino, como referente. Es un sistema de dominación que considera a las mujeres inferiores.  Para Gerda Lerner las relaciones de parentesco colocan a las mujeres en una situación de subordinación, pero considera que lo que se intercambia y cosifica es su sexualidad y su capacidad reproductiva.

La explotación sexual de las mujeres se ha dado en todas las épocas y en todas las sociedades y han sido utilizadas como esclavas sexuales, considerado que los hombres tenían derecho a usar su cuerpo para satisfacer sus deseos.

La cosificación del cuerpo de las mujeres actualmente ha adquirido una nueva dimensión, se alquilan mujeres para satisfacer el deseo de tener descendencia como si de un derecho se tratase, lo que se ha dado en llamar vientres de alquiler, es una nueva forma de explotación que no hace sino aprovechar las nuevas tecnologías, aunque conviene recordar que la apropiación de bebés al nacer se ha producido en otras épocas.

Una práctica que comenzó en el franquismo y que se extendió hasta la década de los 90, era robar a las madres sus criaturas nada más nacer para darlos en “adopción” a familias afines al régimen. Adolescentes embarazadas eran internadas en el reformatorio de Peña Grande en Madrid, eran presionadas para dar en adopción a sus hijas o hijos o se las decía que habían muerto. Ahora se compra a mujeres porque quienes desean hijas o hijos quieren que tengan sus genes, siempre el deseo prima sobre los derechos de las mujeres. Las formas de explotación cambian, pero siempre son las mujeres y sus hijas/os la mercancía.

La prostitución es otra forma de explotación que las mujeres han sufrido a lo largo de la historia y hoy día es un negocio de proporciones alarmantes. La pobreza, la inestabilidad política en algunas zonas del planeta están dando lugar a que el comercio de seres humanos, especialmente de mujeres, se haya convertido en uno de los negocios más lucrativos. Rosa Cobo Bedía (2017[2]) señala que en las últimas décadas la prostitución se ha convertido en una poderosa industria del sexo que está vinculada al capitalismo global.

Las mujeres migrantes son compradas en sus países de origen, se las traslada de un país a otro, son recluidas en locales inmundos en condiciones de extrema precariedad. Los proxenetas hacen negocios millonarios a costa de estás mujeres, a menudo casi niñas y lo que es aún peor, se pretende legalizar su explotación como si fuera un negocio legitimo. Quienes defienden legalizar la prostitución pretenden justificarlo separando trata y prostitución y alegando el supuesto derecho de las mujeres a ser abusadas, explotadas. Ante esto siempre me pregunto, ¿aceptarían que sus hijas ejercieran la prostitución legalmente? ¿Aceptarían que una persona se vendiera como esclava? Porque la prostitución es esclavitud.

El movimiento feminista en los últimos años ha adquirido una importante dimensión a nivel mundial, tiene gran influencia en la agenda mediática y política, así como en la vida cotidiana, muchas mujeres jóvenes se declaran feministas y es tal la fuerza mediática que tiene el concepto que declararse feminista parece ser un ‘valor añadido’. Pero… las discriminaciones de las mujeres siguen presentes en todos los ámbitos de nuestra vida.

Las mujeres feministas enfocamos nuestras energías por el cambio desde perspectivas diferentes y desde ámbitos diversos. Cada una centramos nuestro esfuerzo en el ámbito de actividad, en el entorno que nos ha tocado vivir y actuamos como si los objetivos que perseguimos fueran los más importantes y como si los diferentes escenarios de discriminación de las mujeres fueran espacios estancos que no tienen nada que ver entre sí, cuando la realidad es muy diferente. Los esfuerzos que cada mujer lleva a cabo influye, aunque sea indirectamente, en el espacio que vamos ganando en la sociedad. Todos los esfuerzos son necesarios y deben sumar, no restar, siempre que tengamos claro que las violencias machistas, la desigualdad salarial, el techo de cristal, etc., son consecuencia directa de la sociedad patriarcal que nos impone su dominio.

Es el patriarcado lo que debemos eliminar, y para ello es necesario que unamos esfuerzos, que el movimiento feminista tenga como objetivo fundamental eliminar este sistema social que nos oprime y explota. No debemos olvidar que patriarcado, capitalismo y neoliberalismo van siempre de la mano y que debemos combatirlo como un todo. El patriarcado no  desaparecerá mientras exista un sistema social, económico y político en el que lo que prima es satisfacer los deseos de poder de una pequeña parte de la sociedad, la gran mayoría hombres. Las desigualdades sociales son cada vez más alarmantes, son los hombres quienes tienen el poder económico y político, en detrimento de las mujeres.

¿Seremos capaces de trabajar juntas?

 

 

[1] Lerner, Gerda, 1990. La creación del patriarcado. https://www.antimilitaristas.org/IMG/pdf/la_creacion_del_patriarcado_-_gerda_lerner-2.pdf

[2] Cobo Bedía, Rosa, 2017. La prostitución en el corazón del capitalismo. Editorial Catarata.

Read Full Post »

Manisfestación MadridCada 8 de marzo las mujeres salimos a las calles a exigir nuestros derechos, a recordar que queda mucho por hacer para lograr la igualdad. Este año se convoca de nuevo una #HuelgaFeminista laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo y manifestaciones en muchas ciudades. Estos días recordamos con emoción las grandes movilizaciones y manifestaciones del año pasado.

Cuando faltan pocos días para la #HuelgaFeminista2019 el movimiento feminista ya está organizando actividades en las calles, en las plazas o en los mercados para que este año las ciudades sean de nuevo un clamor contra el patriarcado, contra un modelo de sociedad que nos oprime y minusvalora, que permite los abusos sexuales a niñas y a mujeres, que no cuestiona la #JusticiaPatriarcal que minimiza las violaciones, que no se posiciona cuando las mujeres son asesinadas por ser mujeres, por no cumplir los roles de género que la sociedad les ha asignado.

Hay #1000Motivos para convocar una #HuelgaFeminista, para salir a las calles, para seguir demostrando que las mujeres no vamos a permitir que nuestros derechos retrocedan. Como señalaba hace unos días, las feministas estaremos alerta ante la insensatez de algunos partidos que pretenden decidir sobre nuestras vidas, sobre nuestros cuerpos.

Este #8M comienza con polémicas y desencuentros, con diferentes visiones de lo que se debe reivindicar ese día. El movimiento feminista, como cualquier movimiento social, no es homogéneo y existen diferencias. Las manifestaciones son espacios amplios en los que cada una podemos hacer hincapié en aquellos aspectos de la discriminación de las mujeres que más consideremos fundamentales para alcanzar esa sociedad igualitaria a la que aspiramos y a la que tenemos derecho.

En lo que seguro estamos de acuerdo todas las feministas que hacemos huelga y salimos a las calles el #8M es en que el objetivo del feminismo es eliminar el patriarcado. Sobre ello escribo en la Revista Digital Aschel.

Mis argumentos fundamentales para salir a la calle el #8M2019 son:

ajh9pbJ3_400x400

  • Violencias machistas. Cada día muchas mujeres sufren agresiones, abuso sexual, violaciones y son asesinadas, por ser mujeres. #NiUnaMenos.
  • Explotación sexual de las mujeres. Las #ProstituciónEsExplotación. Las mujeres no somos objetos para el disfrute masculino. #AboliciónProstitución.
  • Trata. Cada día mujeres y niñas son compradas como si fueran mercancía por redes mafiosas que las captan en sus países de origen. Son recluidas en locales inmundos en condiciones de extrema precariedad. Los proxenetas se lucran a su costa en este inmundo negocio en el que las mujeres sufren todo tipo de vejaciones. Trata y prostitución son dos caras de la misma moneda. #NoAlaTrata.dav
  • Vientres de alquiler. La mal llamada #maternidadsubrogada, supone comercializar el cuerpo de las mujeres, los deseos no son derechos, los cuerpos de las mujeres no son mercancía y las niñas y los niños no se compran. No se puede justificar esta práctica con subterfugios como el de la ‘libre elección’.
  • La pornografía cosifica a las mujeres y es la escuela de la prostitución. Las tecnologías permiten que los jóvenes, casi niños, vean prostitución y normalicen los abusos y violaciones como si fueran lo natural en las relaciones sexuales. #ContraLaPornografía
  • Políticas de igualdad, que eliminen la precariedad que sufrimos las mujeres, para poner fin a la feminización de la pobreza. Las mujeres somos discriminadas en el mercado laboral por ser madres, por cuidar a las personas dependientes, por realizar la mayor parte de las labores domesticas. La brecha salarial y los trabajos feminizados, mal remunerados y sin reconocimiento social, la falta de derechos de las trabajadoras domésticas, son causa de pobreza durante la vida laboral y en la jubilación.
  • Coeducación desde la primera infancia. Por una educación libre de estereotipos.
  • In memoriam. Para recordar los esfuerzos de todas las mujeres que nos precedieron.

    Dia de la Mujer manifestaciones Nueva York

    Dia de la Mujer manifestaciones Nueva York

Podría seguir sumando razones, pero seguro que entre todas llegamos a los #1000Motivos para la #HuelgaFeminista2019.

Read Full Post »

 

“Vivimos en un mundo dominado por los hombres, y la vulnerabilidad de las mujeres a la violencia se debe a las múltiples formas en que las mantenemos en situación de desigualdad”

António Guterres, Secretario General de la ONU

 

Vivimos tiempos convulsos. Andalucía tendrá por primera vez un gobierno del PP y Cs y será gracias al apoyo de un partido de extrema derecha, que por primera vez desde el fin de la dictadura franquista, ha entrado en un parlamento. Este hecho no puede dejar indiferente a nadie y menos aún a las mujeres feministas, pues entre sus exigencias para apoyar la investidura se encuentran medidas que suponen un retroceso en los avances logrados con mucho esfuerzo.

49204733_2198531833538664_4325532001265254400_n

El 15 de enero, en la Puerta del Sol de Madrid, las pancartas dejaban claro que no se va a permitir que los derechos de las mujeres retrocedan.

50000109_2198618490196665_6352139777608777728_n

En los últimos años los partidos que van a gobernar la citada comunidad autónoma se han presentado como defensores de la igualdad de oportunidades de las mujeres y han apoyado medidas importantes para eliminar las violencias machistas, recordemos que firmaron el Pacto de Estado que se aprobó en el Parlamento en 2017 y se pusieron el lazo morado el #8M. Ante las declaraciones de los últimos días cabe preguntarse si creían de verdad lo que apoyaban o simplemente hacían lo que se consideraba ‘políticamente correcto’, dado el auge que el movimiento feminista había alcanzado no sólo en España, sino a nivel internacional.

A modo de ejemplo, en el caso del PP, no se pueden entender las declaraciones de Ruth Beitia o Isabel Díaz Ayuso, candidatas a presidir Cantabria o la Comunidad de Madrid. Decía la primera que  ‘se debe tratar igual a un animal, a un hombre o a una mujer si son maltratados’. Díaz Ayuso por su parte declaraba que ‘en los juzgados hay cierta indefensión de los hombres’ o que ‘todas las medidas que se pongan en marcha para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y contra los hombres son bienvenidas’. Es más que evidente que poco saben sobre la violencia de género, que se olvidan de que a las mujeres las asesinan hombres por el hecho de ser mujeres, que no se puede ‘meter en el mismo saco’ las violencias estructurales que sufrimos las mujeres con las que puedan sufrir los hombres, que por cierto no están desamparados, le recuerdo a la señora Díaz que existe un código penal. Las declaraciones de Beitia mejor ni comentarlas.

Por su parte Ciudadanos, que dice no pactar con partidos de extrema derecha, va a gobernar con el PP gracias al apoyo de un partido claramente xenófobo, fascista y misógino. Que nos expliquen este galimatías, porque las ciudadanas y los ciudadanos de este país sabemos analizar lo que implica formar parte de un gobierno apoyado por la extrema derecha, que  quiere derogar la Ley de Memoria Histórica y la Ley de Violencia de Género, que quiere eliminar las ayudas a las mujeres que sufren o han sufrido violencias machistas, que quiere suspender el espacio Schengen y tomar medidas contra la inmigración que posibiliten la expulsión de muchas personas. Son algunos ejemplos que Ciudadanos, por mucho que lo intente, no puede explicar o pretender que no existen.

El feminismo ante estas circunstancias no se arredra y ha dado respuesta en las calles de toda España para decir que las feministas no vamos a permitir #NiUnPasoAtrás en los avances que tantos esfuerzos han costado a las mujeres, #LosDerechosNoSeNegocian. Las feministas no confundimos violencia machista con violencia doméstica, todas las mujeres sabemos que estamos en riesgo de ser abusadas sexualmente, de ser violadas, de ser acosadas por la calle, que se cuestione cómo vestimos o cómo nos comportamos. Sufrimos ser discriminadas en el trabajo por ser mujeres, cobramos menos realizando un trabajo similar al que realizan los hombres, nos cuesta que se reconozcan nuestros méritos y dedicamos una parte de nuestra vida a cuidar, como si fuera una obligación exclusiva de las mujeres. Los derechos adquiridos se respetan, no se negocian.

El último informe de ONU Mujeres señala que de los 87 millones de mujeres que fueron asesinadas en 2017, el 60% de los asesinos fueron novios, parejas, exparejas o familiares hombres. La violencia machista debe tener un trato diferencial del resto de la violencia, porque es consecuencia de las diferentes relaciones de poder que existe entre mujeres y hombres, quienes lo pongan en duda les aconsejo que lean el informe

 

Read Full Post »

dwjwhu2xgaale-p

Los avances que las mujeres hemos alcanzado se ven amenazados en estos momentos. Los partidos de la derecha se están amparando en las condiciones que les impone la extrema derecha para acabar conlas políticas de igualdad.

Se han olvidado ya del lazo morado que lucieron en el #8M. Alcanzar el poder en una comunidad autónoma es el objetivo a conseguir y para ello todo vale. Pero las mujeres una vez más les vamos a demostrar que no todo vale, que no vamos a dar #NiUnPasoAtrás, que la igualdad no se negocia, que nos tendrán enfrente y que todas las mujeres feministas vamos a levantar la voz contra los pactos que quieren menoscabar nuestros derechos.

La #violenciaMachista es una realidad que sufrimos cada día y la #justiciapatriarcal deja desamparadas a las mujeres, que ven como se las responsabiliza de las violaciones y de los abusos.

Las mujeres y esperemos que muchos hombres, nos manifestaremos en toda España el 15 de enero para decir que NUESTRSO DERECHOS NO SE NEGOCIAN

49719603_590555081384996_5505740614219595776_n

Read Full Post »

46489632_2258730407705506_3180730055022084096_o

Un año más el movimiento feminista sale a las calles a exigir el fin de las violencias machistas. Es evidente que no habrá igualdad mientras las mujeres puedan ser humilladas, se alquile su cuerpo para satisfacer el deseo de otras/os, o puedan ser compradas como si fueran mercancías.

Los asesinatos machistas no cesan y son muchas las mujeres que sufren en silencio maltratos físicos y psicológicos. Se alquila a mujeres para gestar hijas/os como si la gestación fuera algo mecánico, como si el hecho de que los óvulos no sean suyos, implique que la criatura que tendrá durante nueve meses en su vientre se desarrolle al margan de ella misma. Vaya, parece que la mujer es una vasija donde se implanta una semilla y  crece sin más implicaciones para su cuerpo y su mente.

Los abusos sexuales y las violaciones son tan cotidianas que tienden a normalizarse, parece que es “normal” que mujeres y niñas sean abusadas y violentadas por hombres como si de objetos se tratase. ¿Se paran a pensar esos hombres y quienes les justifican que esas mujeres sufrirán secuelas durante años y algunas de por vida? Como bien sabemos las causas de las violencias machistas son múltiples, pero hoy hay que señalar la pornografía por la influencia que está teniendo en la juventud.

Los datos son alarmantes, las y los jóvenes preadolescentes ven prostitución de manera habitual y van integrando en sus reacciones sexuales las prácticas de abuso y maltrato. La “cultura de la violación” se normaliza desde las primeras relaciones y las chicas jóvenes se someten a los deseos masculinos desde edades muy tempranas.

Por todo ello hay que decir NO a los vientres de alquiler, No a la prostitución, No a la trata, NO a la mercantilización del cuerpo de las mujeres.

 

ajh9pbJ3_400x400.jpg

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: