Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Violencias Machistas’ Category

46489632_2258730407705506_3180730055022084096_o

Un año más el movimiento feminista sale a las calles a exigir el fin de las violencias machistas. Es evidente que no habrá igualdad mientras las mujeres puedan ser humilladas, se alquile su cuerpo para satisfacer el deseo de otras/os, o puedan ser compradas como si fueran mercancías.

Los asesinatos machistas no cesan y son muchas las mujeres que sufren en silencio maltratos físicos y psicológicos. Se alquila a mujeres para gestar hijas/os como si la gestación fuera algo mecánico, como si el hecho de que los óvulos no sean suyos, implique que la criatura que tendrá durante nueve meses en su vientre se desarrolle al margan de ella misma. Vaya, parece que la mujer es una vasija donde se implanta una semilla y  crece sin más implicaciones para su cuerpo y su mente.

Los abusos sexuales y las violaciones son tan cotidianas que tienden a normalizarse, parece que es “normal” que mujeres y niñas sean abusadas y violentadas por hombres como si de objetos se tratase. ¿Se paran a pensar esos hombres y quienes les justifican que esas mujeres sufrirán secuelas durante años y algunas de por vida? Como bien sabemos las causas de las violencias machistas son múltiples, pero hoy hay que señalar la pornografía por la influencia que está teniendo en la juventud.

Los datos son alarmantes, las y los jóvenes preadolescentes ven prostitución de manera habitual y van integrando en sus reacciones sexuales las prácticas de abuso y maltrato. La “cultura de la violación” se normaliza desde las primeras relaciones y las chicas jóvenes se someten a los deseos masculinos desde edades muy tempranas.

Por todo ello hay que decir NO a los vientres de alquiler, No a la prostitución, No a la trata, NO a la mercantilización del cuerpo de las mujeres.

 

ajh9pbJ3_400x400.jpg

Read Full Post »

A la memoria de Dori Fernández Hernando,

ella nunca se callaba.

 

A menudo cuando pensamos escribir sobre alguna cuestión nos retiene pensar que no tenemos suficientes conocimientos sobre el tema en cuestión, que ya han escrito otras más expertas, que no tiene interés, en fin, que no compartimos públicamente nuestra opinión. Al leer el artículo de Chimamanda Ngozi Adichie que dice: El silencio es un lujo que no podemos permitirnos… que no debemos escribir esperando apoyo, que hay que escribir porque no podemos permitirnos el silencio, pensé que hoy escribiría sobre todas esas injusticias ante las que no podemos quedarnos calladas.

Basta leer la prensa para hacer un relato de las cuestiones ante las que debemos posicionarnos. La cofundadora de ‘Save a girl, save a generation’ Hayat Traspas Ismail declaraba en una entrevista que a su madre cuando tenía cinco años le enviaron a comprar una acuchilla con la que la mutilaron y que 45 años después aún siente cómo le corto esa cuchilla. En Somalia la mutilación genital femenina se práctica al 90% de las mujeres. Me parece muy importante cuando dice: No es algo cultural, no es algo religioso, es algo que se ha hecho para controlar a la mujer. Ante esta realidad no podemos estar calladas.

Leo que en Afganistán muchas mujeres siguen teniendo que pasar por la humillante prueba de la virginidad. La ginecóloga y obstetra Tamana Asey cuenta que en Afganistán y otros países se sigue permitiendo esta aberración que condena a mujeres, casi niñas, al ostracismo social en sus comunidades si quienes al examinar la forma y el tamaño de su himen y en base a su morfología declaran:  Nunca he visto esta forma, así que no puede ser virgen. El objetivo de la asociación a la que pertenece Tamana Asey es que esta práctica, que no tiene ninguna base científica, legal ni humanitaria, desaparezca. Esta práctica se mantiene en muchos países. ¿Nos vamos a callar?

Sabemos que las empleadas del hogar no tienen los mismos derechos laborales que el resto de trabajadoras/es, esto ya de por sí sólo es inaceptable y no debemos permitirlo, pero hay mucho más. Según el informe de Cáritas: Vulneraciones de derechos laborales en el sector agrícola, la hostelería y los empleos del hogar, las empleadas del hogar, temporeras/os en el sector agrícola o quienes trabajan en la hostelería reciben un trato humillante, se les retiene la documentación o han sido objeto de violencia física. ¿Nos callamos?

Itziar Prats, madre de las niñas asesinadas por su padre, ha relatado en un comunicado el calvario por el que pasó, cómo pidió ayuda a las administraciones sin encontrar respuesta.

Itziar Prats, madre de las niñas asesinadas por su padre, ha relatado en un comunicado el calvario por el que pasó, cómo pidió ayuda a las administraciones sin encontrar respuesta, a pesar de que quien fuera su pareja había dicho: Cuidado con lo que haces, vais a terminar todos muertos y yo en la cárcel. Su médico si la creyó y denunció los hechos, pero tampoco fue escuchado, la policía consideró que ‘el riesgo era bajo’. A día de hoy nadie ha asumido responsabilidades.

Juana Rivas ha denunciado al padre de sus hijos en Italia por considerar que están siendo maltratados, como escribe el hijo mayor. Ha tenido que entregarlos al padre. ¿Van a estar protegidos esos niños? ¿Vamos a permitirlo?

Miles de mujeres son explotadas y obligadas a prostituirse, las mafias negocian con ellas como si de una mercancía se tratara, aun así hay quienes piensan que se debe legalizar esta práctica, que explota a mujeres y a niñas. ¿Cómo es posible que se pretenda que la prostitución es un trabajo que se elige libremente? No puedo entender que haya partidos políticos que no tengan un posicionamiento claro y se digan feministas, o que se posicionen abolicionistas y no hagan nada. Declararse abolicionista debe llevar implícito tomar medidas inmediatas para que las mujeres tengan otras opciones de vida. No me puedo creer que aún no se haya ilegalizado el sindicato denominado ‘Organización de trabajadoras sexuales’, hay medidas que no pueden esperar, que se deben abordar de inmediato.

Podría seguir señalando las cuestiones ante las que no debemos callarnos, pero las señaladas pueden ser una buena base para comenzar a denunciar, a posicionarnos, porque no podemos permitirnos el lujo de mantenernos calladas.

 

Read Full Post »

Hoy #DiaMundialContraLaTrata no debemos olvidar que cada día mujeres y niñas son compradas y explotadas para satisfacer el deseo masculino. Trata y prostitución son dos caras de la misma moneda.

Tras un tiempo sin publicar, inicio el periodo otoñal el 23 de septiembre, para denunciar que cada día muchas mujeres y niñas son vendidas y explotadas. Se instauró el Día Internacional Contra La Explotación Sexual y La Trata de Personas en enero de 1999 en la Conferencia Mundial de la Coalición Contra el Tráfico de Personas en coordinación con la Conferencia de Mujeres que tuvo lugar en Dhaka, Bangladesh.

No-a-la-explotación-sexual

Según UNODC, Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, El 66% de las víctimas de trata de personas identificadas desde 2006 en países de América Latina son mujeres, el 13% niñas, el 12% hombres y el 9% niños.

La violencia contra las mujeres es cada día más alarmante, ONU Mujeres estima que el 35 por ciento de las mujeres de todo el mundo han sufrido violencia física y/o sexual por parte de su compañero sentimental o violencia sexual por parte de una persona distinta a su compañero sentimental en algún momento de su vida.

#SinPuterosNOHayTrata

#DíaInternacionalExplotaciónSexual

 

 

Read Full Post »

contra la Justicia patriarcalLa sentencia de ‘la manada’ es tan increíble, tan indignante, que cuesta leer algunas de las interpretaciones que hace el magistrado Ricardo González. Considera que los cinco energúmenos que perpetraron la agresión a la joven de 18 años deben ser absueltos. Piensa el susodicho que ella disfrutaba mientras ellos la sometían a todo tipo de vejaciones. Vaya, que la joven se lo pasaba genial al ser penetrada anal y bucalmente por los cinco y cuando eyaculaban encima de ella. Los otros magistrados reconocen que ella no consintió, pero dicen que no fue violación.

Que me lo expliquen…

Se sabe que estos tipos iban a los Sanfermines a violar, “follarse a una buena gorda”, “violar a una rusa que vean despistada“, iban a enseñar al más joven como agredir a mujeres. No sólo se ensañaron con la joven, sino que después de dejarla tirada en un portal, presumieron con sus amigotes enviando mensajes: ‘Buenos días: Follándonos a una entre los 5′, ‘Todo lo que cuente es poco’, ‘hay vídeo’. 

Duele leer la sentencia en la que los jueces consideran que no ha sido violación, que la joven no se resistió. La indignación que muchas sentimos al escuchar, por los medios de comunicación, la lectura de la sentencia, aumentó a leerla. Una chica de 18 años, por la noche, en un portal, con cinco tipos, ¿qué tenía que hacer para que los jueces la creyeran?

mdeSi no digo si es violación“Sola, borracha quiero llegar a casa” “Vergüenza, vergüenza” “Yo si te creo” o “Madrid será la tumba del machismo”, “Justicia patriarcal”, “No es abuso es violación”, son algunos de los gritos que llenaron durante tres horas las calles de Madrid.

Me quedo con las imágenes de mujeres jóvenes encabezando la manifestación, porque lo que está claro es que el movimiento feminista no va a callarse. Tenemos las imágenes para no olvidar. Mis imágenes son de Madrid, pero otras muchas ciudades fueron también un clamor contra el machismo que impera en la sociedad.

mde

Read Full Post »

eL LARGO CAMINO HACIA LA IGUALDADEs indudable que algo está cambiando en nuestra sociedad. Hemos visto que el movimiento feminista consiguió movilizar a miles de mujeres, que logró que en muchas ciudades el 8 de marzo el color morado inundara las calles, los mercados… Fueron muchas las mujeres que se unieron para reclamar ser ciudadanas de pleno derecho.

Las masivas manifestaciones del 8 de marzo pusieron de manifiesto que las mujeres no se resignan a ser discriminadas en el mercado laboral, a ser minusvaloradas e invisibilizadas en el día a día, a ser relegadas al espacio doméstico y de cuidados, a ser consideradas meros objetos en la publicidad, a sufrir todo tipo de violencias por el hecho de ser mujeres. Por ello, exigieron el fin de la discriminación laboral y salarial, reclamaron cambios legislativos para eliminar el rol de cuidadoras que aún pesa sobre las mujeres, exigieron medidas reales contras las violencias machistas, en definitiva, reclamaron un modelo de sociedad en el que la igualdad sea real.

El cambio que vimos el 8 de marzo lo refleja la encuesta de Demoscopia para ‘El Mundo’. La discriminación de género es vista como un problema por una amplia mayoría de la sociedad. Más del 75% de las personas  encuestadas  consideran que las mujeres sufren discriminación de género en el acceso a los puestos de dirección, tanto política como económica, en el salario o en las condiciones para compatibilizar trabajo remunerado y familia.

Que una amplia mayoría de la sociedad sea consciente de la discriminación de género es sin duda importante, pero llama la atención que aun siendo conscientes de este hecho y de señalar que en España las administraciones toman pocas medidas para favorecer la igualdad, sólo el 36,6% considera necesario penalizar a las empresas que no promuevan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

A este respecto conviene recordar que las administraciones tienen la obligación de garantizar la igualdad de género. Veamos, la Constitución señala:

Art. 9.2. ‘Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

Art. 14. ‘Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social’.

La “Ley orgánica 3/2007, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, incorpora al ordenamiento jurídico español dos directivas. La Directiva 2002/73/CE, que se refiere a la aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en cuanto al acceso al empleo, a la formación y a la promoción de profesionales, en condiciones iguales;  la  Directiva 76/207/CEE, el principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres al acceso a bienes y servicios y su suministros.

El Art. 11.1 dice: ‘Con el fin de hacer efectivo el derecho constitucional de la igualdad, los Poderes Públicos adoptarán medidas específicas en favor de las mujeres para corregir situaciones patentes de desigualdad de hecho respecto de los hombres. Tales medidas, que serán aplicables en tanto subsistan dichas situaciones, habrán de ser razonables y proporcionadas en relación con el objetivo perseguido en cada caso’.

Está claro que cuando se discrimina a las mujeres, cuando se las penaliza en el mercado laboral por razón de su género, se está incumpliendo la legislación vigente. ¿Por qué se teme penalizar a las empresas que no cumplan la ley? ¿Por qué tanta permisividad ante una clara vulneración de la legislación vigente cuando se trata de la igualdad de género?

En la citada Ley de Igualdad, incluso se contempla la posibilidad de adoptar medidas para corregir las desigualdades existentes, las acciones positivas. Se habla de las ‘mujeres cuota’ como si fuera una práctica habitual la implantación de acciones positivas, cuando la realidad es que raramente se aplican. Sin embargo, poco se comenta que las cuotas son una realidad, pero para los hombres. Ser hombre es una garantía para acceder a un puesto, con independencia de sus valía;  por el contrario una mujer tiene que demostrarla. ¿Por qué no se habla de los ‘hombres cuota’?

 

 

Read Full Post »

La última semana de 2017 tres mujeres fueron asesinadas y además fue detenido el asesino de  Diana Quer, que aunque oficialmente no se considere un asesinato machista sí lo es, pues fue un hombre quien la secuestro y la asesinó por ser mujer, por ir sola por la calle de noche, ¡¡que atrevimiento¡¡

Se ha hablado mucho de feminismo en el año que ha finalizado y, ciertamente, han ocurrido muchas cosas que han sido relevantes y que han supuesto un paso adelante en la reivindicaciones feministas. Recordemos, por ejemplo, las denuncias de las actrices de Hollywood del acoso a que habían  sido sometidas por los poderosos hombres de la industria del cine. La campaña #Metoo #YoTambién, ha supuesto que muchas mujeres se decidieran a denunciar el acoso sexual que habían sufrido, no importa donde desarrollaran su actividad profesional, pero han sido especialmente importantes las denuncias en el ámbito del cine o de la ciencia, porque mujeres de prestigio han alzado la voz para decir que no deben seguir permitiéndose los abusos de poder.

Porque no lo olvidemos, se trata de un acto de poder, del poder que la sociedad patriarcal otorga a los hombres sobre las mujeres. ¿Por qué si no tantos hombres asesinan a sus parejas cuando deciden separarse? ¿Por qué los jóvenes controlan a sus parejas a través de los móviles para saber dónde están, cómo visten? ¿Por qué llegan incluso a asesinar a sus hijos para infligir  más sufrimiento a las madres? Porque las consideran objetos de su propiedad, alguien que les debe respeto y obediencia. Tanto es así, tan imbuidos están los hombres de esta idea, que las y los jóvenes ven normal que ellos controlen lo que hacen ellas, porque por lo visto eso demuestra su interés, su amor.

Hay una cuestión que está siendo muy debatida estos días y es  cómo los medios de comunicación están denunciando la violencia machista. Inevitablemente casi es obligado hablar de las campanadas de fin de año cuando vimos en una cadena de Televisión que el presentador reclamaba el cese  de la violencia machista, lo hacía un hombres vestido con traje y capa, vaya bien abrigadito como corresponde al frío de la noche,  pero junto a él estaba una mujer que claramente pasaba frío. La miraba con admiración y dice que  le gusta su vestido, que está guapísima. ¿Cómo es posible? ¿Esto no es una actitud machista?

Mucho se ha hablado de otra mujer que presentó esa noche las campanadas, se declaró feminista alegando que lo era porque se vestía como quería. El “mito de la libre elección”  está tan arraigado que hasta puede parece que el juego mediático de la citada presentadora es una opción personal, no lo creo. Pero aunque así fuera, decir que su postura es muy feminista supone no tener ni idea de que es el feminismo. Porque sea cual sea la opción que cada una tomemos, más o menos libremente, se debe recordar a la citada presentadora que El feminismo, es un movimiento social y político que se inicia formalmente a finales del siglo XVIII -aunque sin adoptar todavía esta denominación- y que supone la toma de conciencia de las mujeres como grupo o colectivo humano, de la opresión, dominación, y explotación de que ha sido y son objeto por parte del colectivo de los varones en el seno del patriarcado bajo sus distintas fases históricas de modelo de producción, lo cual las mueve a la acción para la liberación de su sexo con todas las transformaciones de la sociedad que aquélla requiera”.

Más allá de la noche de fin de año, los medios de comunicación están hablando tanto de violencia machista, dedican tanto tiempo a explicar el asesinato de Diana Quer, que si no hacemos un análisis con enfoque de género podemos llegar a pensar que las televisiones, la prensa generalista están realmente concienciadas y que trabajan de verdad para erradicarla. Pero basta hacer un seguimiento de las noticias sobre Diana Quer para comprobar que lo que están haciendo es sensacionalismo y que no ayuda nada, sino todo lo contrario, a que la sociedad tome conciencia de por qué las mujeres son asesinadas. Cuando Diana Quer desapareció, las cadenas y la presa que estos días dedica horas y horas a hablar de ello, dedicaron el mismo tiempo a cuestionar cómo vestía, que fuera sola de noche, que sus padres estuvieran separados, es decir, la hicieron culpable de lo que aún no se sabía qué la podía haber pasado.

Casos como el de Diana Quer, el de Marta del Castillo, el de Andrea Carballo, de Juana Rivas, de la violación en grupo de los que se hacen llamar “la manada”, son sólo algunos ejemplo de lo que no se debe hacer en los medios de comunicación, de cómo estos  culpabilizan a las mujeres acosadas, violadas o asesinadas. Es cierto que hay algunas excepciones, periodistas que tratan el tema con seriedad, que nunca culpabilizan a las mujeres, pero la mayoría debería aplicar los protocolos que existen y dejar de considerar que cuando una mujer es asesinada, cuando una mujer denuncia acoso, ya tienen noticia y dejen de desvirtuar la realidad haciendo de una asesinato o una violación un espectáculo con el que llenar su espacio informativo.

Read Full Post »

Read Full Post »

El acoso sexual es violencia machista, es importante dejar esto claro ya que a menudo se habla del acoso sexual como algo sin importancia. Tanto es así, que en un pueblo se han manifestado en defensa de tres jugadores de fútbol acusados de abusar sexualmente de una joven de 15 años, es decir, una menor de edad. Ellos tienen 22, 19 y 24 años respectivamente.

Los jugadores admiten que mantuvieron relaciones sexuales con ella, pero dicen que fueron consentidas.  Conviene recordar que la edad legal para mantener relaciones sexuales es de 16 años. El artículo 138 del Código Penal señala: “El que realizare actos de carácter sexual con un menor de dieciséis años, será castigado como responsable de abuso sexual a un menor con la pena de prisión de dos a seis años”.

Me gusta lo que escribió hace unos días la abogada Syra Rios y que leí en su muro de Facebok:

Una menor de 15 años no puede consentir tener sexo con tres tíos mayores de edad, y ellos han reconocido que sí hubo sexo.

Con independencia de la futura sentencia, hay que tener muchos huevos para salir en defensa de tres fulanos así.

Si los acusados fuesen tres rumanos o tres marroquíes, narices iba a acordarse nadie de la presunción de inocencia.

Cuando unos energúmenos que se denominaban “la manada” violaron a una joven, sometiéndola a todo tipo de vejaciones, también alegaron que era ella la que llevaba la voz cantante, que ella disfrutó tanto a más que ellos.  También en este caso hubo personas que dijeron que la joven les estaba destrozando la vida, que son unos buenos chicos. La sentencia no se conocerá hasta el próximo año, esperemos que lo que se publicaba el otro día en un artículo no se cumpla.  “El juez quiere absolver a ‘La Manada’ porque la víctima no sufrió ni sintió dolor”. Leer esto indigna tanto que te quedas sin palabras, o las que quieres gritar son de tal calibre que no se pueden publicar.

Estos son sólo dos ejemplos paradigmáticos que demuestran que el abuso sexual es tan común que se normaliza y  se justifica. Que un hombres o varios, agredan o violen a una mujer, no es grave porque ella provocaba, ellos, ¡¡pobres!!, sólo responden a las imperiosas necesidades sexuales que la naturaleza les ha dado, porque es evidente que la razón no la usaban. Pero es curioso que cuando se trata de actuar en política, economía…, es decir, cuando se trata de dominar el espacio público, vuelven a reivindicar que en ellos predomina el raciocinio,  del que carecen las mujeres.

Escribía hace unos meses sobre las denuncias de acoso sexual de actrices de Hollywood, desde entonces las denuncias no cesan. Creadoras, galeristas o comisarias relatan en un manifiesto los abusos sufridos. En España son muchas las actrices que ha denunciado los abusos que sufrieron siendo muy jóvenes.

Son necesarios cambios estructurales para que la violencia de género desaparezca, no bastan buenas palabras, ni minutos de silencio, hay que eliminar la división sexual del trabajo que limita a las mujeres y las sigue confinando al espacio doméstico y de cuidado. Mientras se siga pensando que las mujeres tienen que cuidar cómo visten, cuidar por dónde caminan, no salir solas de noche, demostrar que son “buenas chicas” … , vaya que el refrán de “no basta ser buena, sino que hay que parecerlo”, parece ser cada vez más cierto, a la vista de lo que se dice de las mujeres que son acosadas o violadas.

Pero las mujeres no vamos a permitir estos abusos, el feminismo ha tomado la palabra y nadie va a callarlo ya.

 

¡¡No Más Violencia Machista!!

¡¡si tocan a una respondemos todas!!

 

Read Full Post »

El próximo 17 de diciembre se cumplirán 20 años del asesinato de Ana Orantes, la primera mujer que denunció públicamente que llevaba  40 años sufriendo todo tipo de malos tratos físicos y psicológicos por parte de su marido,  quien amenazaba con matarla. Amenaza que cumplió después de que ella participara en un programa de Televisión. Fue al programa de televisión a pedir ayuda porque ya no podía más. Se atrevió a romper el silencio, a decir públicamente lo que otras muchas mujeres sufrían calladamente.

Estos días estamos asintiendo atónitas al linchamiento mediático de una joven que fue violada en los pasados Sanfermines por cinco energúmenos que se hacen llamar “la manada”.  ¿De verdad alguien puede creer que la chica accedió voluntariamente a que cinco tipos la penetraran anal y vaginalmente en un portal mientras les hacia felaciones? ¿Alguien piensa que a partir de ese momento debía quedarse en casa, aislarse de su entorno para pensar en lo sucedido?

Recuerdo que cuando era pequeña en mi pueblo si una mujer enviudaba debía vestirse de negro y no salir de casa durante cierto tiempo, salvo para ir a la iglesia claro. Por supuesto ser viuda no le eximia de seguir cuidando a la familia y cumplir con todas las tareas que la sociedad consideraba propias de su sexo.

Hemos avanzado mucho desde entonces, pero hoy se cuestiona a esa joven por que salía con amigas, publicaba fotos, etc. Tanto es así que los abogados defensores de sus violadores contrataron el servicio de una agencia de detectives privados para comprobar la vida que hacía y después exponerla públicamente.

Leo que los miembros de “la manada” han declarado en el juicio que ella disfruto más que ellos, que era ella la que llevaba la batuta en la agresión a la que la sometieron. Cuesta creer  que alguien pueda dar crédito a semejante versión que, sin embargo está siendo esgrimida por determinados medios para cuestionar que realmente fuera violada.

También quiero recordar a Juana Rivas, esa mujer que sigue luchando por ver a sus hijos. durante el verano hemos salido a las calles para apoyarla, hemos hecho campaña en la RR.SS apoyándola. #JuanaEstáEnMiCasa  o #TodasSomosJuana han sido los hashtags que se han utilizado para apoyarla, Porque debemos recordar que hay muchas mujeres que viven situaciones similares a las de Juana Rivas. Ella al negarse a entregar a sus hijos se convirtió en un símbolo, como la es la joven violada por la manada, porque #HermanaYoSiTeCreo es el grito unánime de las mujeres feministas. #NosotrasSomosLaManada que estaremos reivindicando que se haga justicia, pero exigiendo que la justicia no sea patriarcal.

Hoy 24 de noviembre otra mujer ha sido asesinada por su expareja. Se llmaba Katerina. Por ella, por  todas las mujeres que sufren cualquier tipo de violencia machista, el #25N estaremos en las calles gritando juntas:

#NIUnaMenos #VivasNosQueremos #HermanaYoSiTeCreo #NosotraSomosLaManada #LaCalleLaNocheTambienEsNuestra #NoEsNo

 

 

Read Full Post »

Todas somos Juana RivasEl verano suele ser un tiempo de impasse, una merecida época de descanso que nos mantiene  al margen de las noticias y los sucesos que acontecen; pero algunos acontecimientos de este verano nos han hecho despertar antes de tiempo del sopor veraniego. Voy a hablar solamente de uno de  estos sucesos por tener relación directa con los temas que analizo en este blog.

Una mujer nos ha mantenido en vilo: Juana Rivas.  Su lucha contra la justicia patriarcal ha mantenido alerta al movimiento feminista. Durante julio y agosto, el movimiento feminista (que no los feminismos), diverso y plural ha convocado manifestaciones en muchas ciudades contra las leyes machistas para apoyar a Juana, que se negó a aceptar una sentencia que la obligaba a entregar a su hijos a su expareja, condenado por violencia de género. Lo que finalmente se ha visto obligada a hacer.

Las campañas en las redes sociales han sido intensas durante el verano y también ha sido intensa la campaña mediática de colectivos machistas contra esta mujer que pedía que la justicia no fuera ciega y sorda a su demanda de amparo.

Mucho se ha escrito estos días cuestionando la decisión de Juana Rivas, sobre las personas que la han asesorado, sobre las que la hemos apoyado en la distancia, las que dijimos alto y claro #JuanEstáEnMiCasa, o hemos asistido a concentraciones o publicado artículos apoyando que se rebelara contra el mandato judicial que exigía la entrega de sus hijos al padre, condenado por maltrato. Ella pedía que la jueza escuchara a sus hijos.

También han sido muchas las personas y organizaciones que han apoyado de manera incondicional a Juana Rivas y han pedido a la justicia que tuviera en cuenta sus demandas.  Como ejemplo de lo mucho que se ha escrito, analizando y apoyando a Juana Rivas, resalto el artículo de Rosa Cobo Bedia “Atrévete a aprender” y  el comunicado de la Asociación de Mujeres Juezas, que reclama normas específicas para evitar casos como el de Juana Rivas.

No voy a mencionar los artículos que se han publicado cuestionando la postura de Juana Rivas, criticando a sus asesoras, insultando a las feministas que las apoyábamos,  si lo que buscan es demostrar que son mejores ciudadanas/os por acatar sin ningún cuestionamiento la justicia patriarcal, sin tener en cuenta que la justicia es interpretativa y que no aplica la perspectiva de género, ni en el caso de Juana Rivas ni en otros muchos casos, no seré yo quien les dé pábulo.

Apoyo a Juana Rivas porque:

Considero que es una mujer que ha sufrido violencia machista y ha tomado la decisión de no entregar a sus hijos a un maltratador. Parto del hecho de que Juana ha tomado libremente una decisión valiente, arriesgada y por ello merece todo el respeto.

Se ha cuestionado que haya sufrido violencia de género, a pesar de existir una sentencia firme, llegando al extremo de que algunas personas y medios de comunicación han dado voz y credibilidad a un hombre con sentencia firme por maltrato.

Sus asesoras han sido  vilipendiadas por la prensa, se les ha acusado de haber aconsejado mal a Juana Rivas y finalmente han sido llamadas a declarar acusadas de inducirla a sustraer a sus hijos a la justicia.

Hay muchas mujeres que cada día sufren violencia machista sin que la sociedad, ni esas personas que tanto defienden el Estado de Derecho, levanten la voz para denunciarlo, ni digan  una palabra para apoyarlas.

Hay muchas Juanas. Tenemos ejemplos sobrados de mujeres que entregaron a sus hijas/os, como les ordenó el juzgado correspondiente y no volvieron a verlas/os. Bien sabemos que muchas veces los maltratadores amenazan con matar a sus hijas/os (a veces no se queda en amenaza) para someter a las mujeres.

No podemos olvidar que el poder está en manos de los hombres y que los “pactos entre pares”, de los que habla Celia Amorós, siguen vigentes y por ello casos como el de Juana Rivas son utilizados para defender la supremacía masculina.

La división sexual del trabajo sigue vigente y muchas mujeres siguen estando relegadas al ámbito reproductivo, con la consiguiente dependencia económica que ello conlleva.

El rol de la mujer como madre se ensalza, se mitifica, pero ¡¡cuidado!! si un hombre decide hacer valer sus derechos de padre, se llega a cuestionar si la madre está capacitada para cuidarlos. Como defensora de la corresponsabilidad en los cuidados, considero que madre y padre tienen el derecho y la obligación de cuidar de sus criaturas, pero cuando un hombre ha sido condenado por maltrato las cosas cambian.

Deseo que los partidos políticos, que firmaron en julio el documento contra las violencias machistas, se posicionen y dejen oír su voz para impedir que Juana Rivas sea juzgada y condenada.

Como mujer, como feminista, no quiero quedarme callada ante el acoso que algunos medios de comunicación y diferentes colectivos machistas están llevando a cabo contra el movimiento feminista y que se están sirviendo del caso de Juana Rivas para arremeter contra las reivindicaciones feministas.

Son muchas las mujeres que sufren violencia de género, ya sea física o psicológica. Este año 47 mujeres han sido asesinadas por ser mujeres, pero la sociedad no se conmueve, no sale a la callé a demandar medidas reales. Las instituciones se limitan, cuando lo hacen, a un minuto de silencio, como si los asesinatos de mujeres entraran dentro de la normalidad, como si fuera el precio que las mujeres debemos pagar por rebelarnos contra el mandato patriarcal.

Asociaciones de mujeres hacen un llamamiento a manifestarse contra las leyes machistas que no definen a las mujeres.

Justicia para Juana Rivas

 

 

 

 

 

Read Full Post »

« Newer Posts - Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: