Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Natalidad’

El INE ha publicado las Estadísticas del Movimiento Natural de la Población, y los datos, aunque esperados, no dejan de ser alarmantes. El número de nacimientos se redujo un 6,2% y la mortalidad descendió un 6,1% en el primer semestre de 2013 respecto del mismo periodo del año anterior. El crecimiento vegetativo de la población (es decir, la diferencia entre nacimientos y defunciones) se redujo hasta 6.384 personas en los seis primeros meses de 2013. Esta cifra supuso un 10,7% menos que en el mismo periodo de 2012 y un 88,6% menos que en el primer semestre de 2008.

Las consecuencias que estos informes tienen son evidentes, el progresivo envejecimiento de la población con todos los problemas que conlleva. Si a esto unimos las cifras de paro, el panorama no es nada halagüeño.

El aumento de la esperanza de vida (79,01 años los hombres y 84,72 años las mujeres) supone un incremento de las personas dependientes, pero cada día los recursos que se dedican a la dependencia son más limitados: se cierran residencias, se reducen las prestaciones a las personas que contaban con ellas y no se conceden prestaciones a las personas que lo solicitan. Se da el caso de que a personas que hoy tienen 93 años se les reconoce el derecho a la atención domiciliaria, pero para julio de 2015. No es broma, es una realidad que muchas personas pueden corroborar.

DependenciaLas implicaciones que estos hechos tienen para las familias son graves, pero sobre todo tienen consecuencias dramáticas para las mujeres. Son ellas quienes se ocupan del cuidado de las personas mayores, con la consiguiente repercusión negativa en el trabajo remunerado y en su vida cotidiana. Tanto es así que, María Ángeles Durán,  augura “el surgimiento de un nuevo proletariado compuesto por mujeres que, desde su punto de vista, serán los “nuevos pobres” que cuiden a sus familiares mayores y con demencias”.

 Las explicaciones que desde el poder establecido se da a estos hechos son decepcionantes. Todo el problema es de la crisis, como si el tema no fuera de su responsabilidad, como si no fuera posible tomar medidas para paliar más pronto que tarde la situación que se avecina para la sociedad en general y para las mujeres en particular.  La creación de servicios públicos de calidad es imprescindible, hay que plantear el cuidado como una necesidad a la que todas las personas tienen derecho, lo que posibilitaría que las mujeres dejasen de ser consideradas como cuidadoras y sería un buen camino para lograr la igualdad de oportunidades.

Decir que esto no es posible, en la situación de crisis que vivimos, no deja de ser una falacia que resulta útil para justificar que se tomen medidas que sólo benefician a una parte de las sociedad, aquella que dispone de la mayor parte de los recursos y despilfarra sin medida. Para el resto se aplican recortes en servicios básicos sin pensar  en las consecuencias que tienen.

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: