Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Patriarcado’ Category

El Tribunal Constitucional avala que los colegios que segregan por sexo sean subvencionados con dinero público.  El retroceso que esto supone para la educación es incuestionable. En 2012 el Tribunal Supremo rechazó esta medida por considerar que el artículo 84.3 de la Ley Orgánica de Educación (2/2006) “prohíbe expresamente en el régimen de admisión de alumnos la discriminación por razón de sexo”. No obstante, ahora los colegios que eduquen de manera diferencial a niñas y niños podrán recibir subvenciones públicas. ¿Cómo es  posible esta regresión?

hdrReflexionando sobre el tema escribí sobre lo positivo de la sentencia del 2012: No creo que sea necesario decir que considero que separar a niñas y niños en el aula me parezca lo menos adecuado para que unas y otros desarrollen sus capacidades, para que la igualdad de oportunidades que defendemos sea posible. Defiendo que el modelo que más puede lograr esta igualdad es la coeducación”. Señalaba también la importancia de la coeducación como la mejor forma de avanzar en igualdad, me remito a lo que escribí.

Pues bien, seis años después nos encontramos con que el Tribunal Constitucional da vía libre para que las niñas y los niños no compartan aulas, que se les eduque por separado. ¿Qué decir ante el hecho de que se subvencione con dinero público una educación claramente retrograda que contraviene toda lógica? O tal vez no sea así, porque según Marina Subirats: “Educar separadamente solo tiene sentido si se parte de la idea de que cada sexo ha de tener una distinta función social, y, por lo tanto, de que mujeres y hombres no deben gozar de las mismas posibilidades”. ¿Será eso lo que se pretende?

En un momento histórico en el que la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres no se cuestiona (al menos en voz alta), desagregar por sexos supone perpetuar unos valores que muchas y muchos aún recordamos cómo nos fueron inculcados en nuestra infancia.

davSoy de una generación en la que la segregación era la norma. El franquismo promocionaba una educación en la que a las niñas se nos educaban para ser buenas hijas, esposas y madres. De hecho, en el índice de la “Enciclopedia Álvarez” con la que estudiábamos,  vemos un epígrafe dedicado exclusivamente a los niños y otro a las niñas. Podemos leer en el indicado para niños: “Dentro de la familia, la autoridad es ejercida por el padre. Por delegación divina, el padre manda, procurando el bien material y moral de su esposa e hijos” . Parece justificado que se separara a niños y niños en el aula, puesto que lo que se pretendía era la desigualdad, el dominio del hombre sobre la mujer, el modelo de hombre sustentador/esposa dependiente.

Pero, ¿qué se pretende ahora? ¿Tal vez lo mismo?

Estamos viviendo momentos de cambios sociales importantes, uno de ellos es el que promueve el movimiento feminista, que está movilizando a la sociedad contra las agresiones machistas y reclamando un cambio en el modelo de sociedad, hasta el punto de que muchas teóricas hablan de que estamos en una “nueva ola feminista“. Las movilizaciones del #8M han sido históricas y la sentencia de la manada ha indignado tanto a la sociedad, que las calles se convierten casi a diario en un clamor en defensa de los derechos de las mujeres.

Segregar por sexo sólo supone un retroceso inaceptable. Parece que lo que pretenden es que volvamos a lo que los siguientes textos e imágenes señalan.

 

Anuncios

Read Full Post »

contra la Justicia patriarcalLa sentencia de ‘la manada’ es tan increíble, tan indignante, que cuesta leer algunas de las interpretaciones que hace el magistrado Ricardo González. Considera que los cinco energúmenos que perpetraron la agresión a la joven de 18 años deben ser absueltos. Piensa el susodicho que ella disfrutaba mientras ellos la sometían a todo tipo de vejaciones. Vaya, que la joven se lo pasaba genial al ser penetrada anal y bucalmente por los cinco y cuando eyaculaban encima de ella. Los otros magistrados reconocen que ella no consintió, pero dicen que no fue violación.

Que me lo expliquen…

Se sabe que estos tipos iban a los Sanfermines a violar, “follarse a una buena gorda”, “violar a una rusa que vean despistada“, iban a enseñar al más joven como agredir a mujeres. No sólo se ensañaron con la joven, sino que después de dejarla tirada en un portal, presumieron con sus amigotes enviando mensajes: ‘Buenos días: Follándonos a una entre los 5′, ‘Todo lo que cuente es poco’, ‘hay vídeo’. 

Duele leer la sentencia en la que los jueces consideran que no ha sido violación, que la joven no se resistió. La indignación que muchas sentimos al escuchar, por los medios de comunicación, la lectura de la sentencia, aumentó a leerla. Una chica de 18 años, por la noche, en un portal, con cinco tipos, ¿qué tenía que hacer para que los jueces la creyeran?

mdeSi no digo si es violación“Sola, borracha quiero llegar a casa” “Vergüenza, vergüenza” “Yo si te creo” o “Madrid será la tumba del machismo”, “Justicia patriarcal”, “No es abuso es violación”, son algunos de los gritos que llenaron durante tres horas las calles de Madrid.

Me quedo con las imágenes de mujeres jóvenes encabezando la manifestación, porque lo que está claro es que el movimiento feminista no va a callarse. Tenemos las imágenes para no olvidar. Mis imágenes son de Madrid, pero otras muchas ciudades fueron también un clamor contra el machismo que impera en la sociedad.

mde

Read Full Post »

Read Full Post »

Todas somos Juana RivasEl verano suele ser un tiempo de impasse, una merecida época de descanso que nos mantiene  al margen de las noticias y los sucesos que acontecen; pero algunos acontecimientos de este verano nos han hecho despertar antes de tiempo del sopor veraniego. Voy a hablar solamente de uno de  estos sucesos por tener relación directa con los temas que analizo en este blog.

Una mujer nos ha mantenido en vilo: Juana Rivas.  Su lucha contra la justicia patriarcal ha mantenido alerta al movimiento feminista. Durante julio y agosto, el movimiento feminista (que no los feminismos), diverso y plural ha convocado manifestaciones en muchas ciudades contra las leyes machistas para apoyar a Juana, que se negó a aceptar una sentencia que la obligaba a entregar a su hijos a su expareja, condenado por violencia de género. Lo que finalmente se ha visto obligada a hacer.

Las campañas en las redes sociales han sido intensas durante el verano y también ha sido intensa la campaña mediática de colectivos machistas contra esta mujer que pedía que la justicia no fuera ciega y sorda a su demanda de amparo.

Mucho se ha escrito estos días cuestionando la decisión de Juana Rivas, sobre las personas que la han asesorado, sobre las que la hemos apoyado en la distancia, las que dijimos alto y claro #JuanEstáEnMiCasa, o hemos asistido a concentraciones o publicado artículos apoyando que se rebelara contra el mandato judicial que exigía la entrega de sus hijos al padre, condenado por maltrato. Ella pedía que la jueza escuchara a sus hijos.

También han sido muchas las personas y organizaciones que han apoyado de manera incondicional a Juana Rivas y han pedido a la justicia que tuviera en cuenta sus demandas.  Como ejemplo de lo mucho que se ha escrito, analizando y apoyando a Juana Rivas, resalto el artículo de Rosa Cobo Bedia “Atrévete a aprender” y  el comunicado de la Asociación de Mujeres Juezas, que reclama normas específicas para evitar casos como el de Juana Rivas.

No voy a mencionar los artículos que se han publicado cuestionando la postura de Juana Rivas, criticando a sus asesoras, insultando a las feministas que las apoyábamos,  si lo que buscan es demostrar que son mejores ciudadanas/os por acatar sin ningún cuestionamiento la justicia patriarcal, sin tener en cuenta que la justicia es interpretativa y que no aplica la perspectiva de género, ni en el caso de Juana Rivas ni en otros muchos casos, no seré yo quien les dé pábulo.

Apoyo a Juana Rivas porque:

Considero que es una mujer que ha sufrido violencia machista y ha tomado la decisión de no entregar a sus hijos a un maltratador. Parto del hecho de que Juana ha tomado libremente una decisión valiente, arriesgada y por ello merece todo el respeto.

Se ha cuestionado que haya sufrido violencia de género, a pesar de existir una sentencia firme, llegando al extremo de que algunas personas y medios de comunicación han dado voz y credibilidad a un hombre con sentencia firme por maltrato.

Sus asesoras han sido  vilipendiadas por la prensa, se les ha acusado de haber aconsejado mal a Juana Rivas y finalmente han sido llamadas a declarar acusadas de inducirla a sustraer a sus hijos a la justicia.

Hay muchas mujeres que cada día sufren violencia machista sin que la sociedad, ni esas personas que tanto defienden el Estado de Derecho, levanten la voz para denunciarlo, ni digan  una palabra para apoyarlas.

Hay muchas Juanas. Tenemos ejemplos sobrados de mujeres que entregaron a sus hijas/os, como les ordenó el juzgado correspondiente y no volvieron a verlas/os. Bien sabemos que muchas veces los maltratadores amenazan con matar a sus hijas/os (a veces no se queda en amenaza) para someter a las mujeres.

No podemos olvidar que el poder está en manos de los hombres y que los “pactos entre pares”, de los que habla Celia Amorós, siguen vigentes y por ello casos como el de Juana Rivas son utilizados para defender la supremacía masculina.

La división sexual del trabajo sigue vigente y muchas mujeres siguen estando relegadas al ámbito reproductivo, con la consiguiente dependencia económica que ello conlleva.

El rol de la mujer como madre se ensalza, se mitifica, pero ¡¡cuidado!! si un hombre decide hacer valer sus derechos de padre, se llega a cuestionar si la madre está capacitada para cuidarlos. Como defensora de la corresponsabilidad en los cuidados, considero que madre y padre tienen el derecho y la obligación de cuidar de sus criaturas, pero cuando un hombre ha sido condenado por maltrato las cosas cambian.

Deseo que los partidos políticos, que firmaron en julio el documento contra las violencias machistas, se posicionen y dejen oír su voz para impedir que Juana Rivas sea juzgada y condenada.

Como mujer, como feminista, no quiero quedarme callada ante el acoso que algunos medios de comunicación y diferentes colectivos machistas están llevando a cabo contra el movimiento feminista y que se están sirviendo del caso de Juana Rivas para arremeter contra las reivindicaciones feministas.

Son muchas las mujeres que sufren violencia de género, ya sea física o psicológica. Este año 47 mujeres han sido asesinadas por ser mujeres, pero la sociedad no se conmueve, no sale a la callé a demandar medidas reales. Las instituciones se limitan, cuando lo hacen, a un minuto de silencio, como si los asesinatos de mujeres entraran dentro de la normalidad, como si fuera el precio que las mujeres debemos pagar por rebelarnos contra el mandato patriarcal.

Asociaciones de mujeres hacen un llamamiento a manifestarse contra las leyes machistas que no definen a las mujeres.

Justicia para Juana Rivas

 

 

 

 

 

Read Full Post »

Hoy comparto con todas y todos lo que ha escrito Elena. Su relato del #7N emociona.  Ha sido un día histórico para el Feminismo.

 

Realizada por Helena Hernández Pérez

Realizada por Helena Hernández Pérez

Elena Hernández Pérez. Apasionada de la Comunicación en todas sus facetas y de este mundo virtual que nos proporciona internet. Mi experiencia profesional se desarrolla en este área desde hace dos décadas.

Llego a casa cansada y emocionada. Cansancio producido por la intensa vivencia a la que he sometido mi cuerpo y mi mente junto a las mujeres y los hombres feministas que hoy se han manifestado en la marcha del 7N.Emocionada por el grito femenino que atronaba la Gran Vía madrileña, todas y todos a una contra las violencias machistas. Violencias que han causado en España el asesinato de 41 mujeres en lo que llevamos de año. Porque la violencia Sí tiene género, no nos equivoquemos por mucho que algunos insistan en intentar que lo hagamos, y somos nosotras las víctimas, heridas, maltratadas o muertas.

Y estoy en casa agradecida de haber podido vivir esta jornada con mi madre y sus amigas, feministas, guapas y listas. Y pienso en todas aquellas que no habrán podido vivirla porque ya no están, porque tienen miedo o porque no tienen permiso para hacerlo. ¿Cuantas más habríamos estado en esta marcha por una vida digna?

Hoy por primera vez en mi vida he vivido tan de cerca el feminismo, me he impregnado de él y me ha gustado. Si luchar por la dignidad y la igualdad me convierte en feminista, pues eso es lo que soy, no le voy a dar más vueltas.

Realizada por Elena Hernández Pérez

Realizada por Elena Hernández Pérez

 

 

 

 

 

Read Full Post »

25 noviembre, día Internacional contra la Violencia de Género

25 noviembre, día Internacional contra la Violencia de Género

Llega el 25 de noviembre, Día Internacional contra la Violencia de Género, y una vez más saldremos a la calle para denunciar los asesinatos de mujeres por sus parejas o exparejas. Durante unos días la violencia machista, la violencia contra las mujeres, estará en las agendas como si las mujeres asesinadas importaran. Pero la realidad es bien distinta, son muchas las mujeres que sufren todo tipo de violencia a lo largo de su vida y la sociedad sigue sin inmutarse, sin pensar que mientras las mujeres sigan sometidas, la violencia no se detendrá.

El patriarcado posibilita la violencia de género

Las sociedades patriarcales, es decir, todas las sociedades, tienen diferentes esquemas a la hora de valorar a mujeres y a hombres.  Es fácil decir que mujeres y hombres son iguales, que las diferencias son cosas del pasado, pero basta mirar alrededor para ver que esto no es cierto.

Las mujeres asesinadas lo han sido porque querían vivir otra vida, por rebelarse contra las imposiciones patriarcales, por querer ser ellas mismas, por aspirar a una vida digna. Pero no debemos olvidar que además de las mujeres asesinadas, hay muchas más mujeres que sufren violencia todos los días, violencia que no se ve, pero que duele, violencia que destruye e impide vivir plenamente.

Si luchamos contra la violencia de género, no podemos olvidar que la prostitución es una forma de violencia, que muchas mujeres y niñas son cada día explotadas y obligadas a prostituirse. La compra de seres humanos es una aberración que parece cosa del pasado, pero bien sabemos que muchas mujeres son vendidas y condenas a ser esclavas sexuales. Cerrar los ojos y pensar que “eso aquí no pasa” no es más que una forma de engañarnos, de evitar tomar postura contra las situaciones que tenemos cerca. Porque ¿en qué ciudad no se ven jóvenes, casi niñas, ejerciendo la prostitución en las calles? ¿Alguien piensa que lo hacen libremente?. Como dice Tanja Rham, exprostituta y psicóloga “La prostitución nunca es una opción libre“.

Las instituciones ante la violencia machista

La atención a mujeres que sufren o han sufrido violencia de género es cada día más deficiente, los recortes en los últimos años han afectado a los programas de atención a mujeres que han sufrido violencia machista, la atención es cada vez más deficiente y la prevención brilla por su ausencia.

El vídeo elaborado por Las Tejedoras, refleja la indefensión de las mujeres cuando denuncian.

Vídeo elaborado por las Tejedoras

Vídeo elaborado por las Tejedoras

 

Las agresiones por violencia de género aumentan en la juventud. Las instituciones no pueden mirar para otro lado cuando, según el Observatorio de Violencia de Género del Consejo General del Poder Judicial, es cada vez mayor el número de jóvenes enjuiciados por violencia machista. Así lo señala también el concejal de Servicios Sociales, Miguel Lorenzo, cuando dice que “en A Coruña hay un repunte de comportamientos machistas en adolescentes y en parejas jóvenes con chicas que sufren violencia de género, una tendencia generalizada a nivel estatal”.

 

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: