Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘cine’

Ya pasaron los premios Goya, una gala aburrida y machista donde las haya y eso que se publicitaba como ‘los Goya feministas’. Nada más lejos de la realidad lo que pudimos ver esa noche. En principio, porque dudo mucho que una gala de estas características se pueda denominar como “feminista”, podemos decir que fue más o menos reivindicativa, pero feminista me cuesta verlo.

#MASMUJERES

#Goya2018

Las mujeres y los hombres desfilaron con sus mejores galas, ellas vestidas de diseño, ellos de smoking o vestimentas similares. Pero de lo que se habla y mucho es de cómo visten las mujeres en estos eventos y se analiza hasta el más mínimo detalle, lo que no sucede con los hombres, ellos parece que van a trabajar de smoking todos los días. Pero está claro que dedican tiempo y dinero a decidir que ponerse. La diferencia es que de ellos no se habla. Primera discriminación.

El evento fue presentado por dos hombres, ninguna novedad, es lo que habitualmente sucede, pero que fueran mal hablados fue pasarse de la raya, que utilizaran un ‘lenguaje coloquial’ machista y pretendieran hacer concesiones a la galería con alguna sandez pretendidamente feminista, no tiene justificación. Llama la atención, o no…, la insistencia de los hombres hablando de sus genitales para hacerse los simpáticos, cuando en realidad se les ve como niños grandes llamando la atención. Segunda discriminación.

La ausencia de mujeres protagonistas durante la gala fue más que evidente. Los datos se pueden leer en cualquier artículo de los muchos que se han escrito sobre la entrega de premios, lo que si vimos fue a mujeres que entregaban premios, pocas los recibieron; normal si no estaban nominadas, se puede alegar, además es lógico que sean menos las nominadas puesto que ellas tienen menos posibilidades de dirigir, producir, escribir guiones, etc. No podía ser de otra manera.  Vamos por la tercera discriminación.

La gala de los Goya 2018 estaba precedida por la compaña #MÁSMUJERES promovida por la asociación CIMA,  Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales.

#MASMUJERES en guion y dirección, desde donde surgen las historias que luchan contra los estereotipos.

#MASMUJERES en los cargos de responsabilidad, equilibrando la estructura de nuestro cine. #MASMUJERES jefas de equipo en los puestos técnicos que rompan definitivamente con el cliché de la especialización.

#MASMUJERES que aporten la necesaria mirada femenina al mundo que compartimos.

#MASMUJERES

#Goya2018

Se vieron abanicos rojos, símbolo de la campaña, y discursos apoyando la reivindicación. A destacar el de Pepa Charro, la Terremoto de Alcorcón que, con datos, denunció la realidad del cine español. Es decir, la invisibilidad de las mujeres en las tareas que se consideran ‘cosa de hombres’. Para ellas quedan las tareas ‘propias de su sexo’. Leticia Dolera dijo: “Nosotras somos la mitad del mundo” y  respondió Paula Ortíz: “Y la mitad de la imaginación”. Ellas entregaron el premio a Carla Simón por su estupenda película ‘Verano de 1993’. Las tres celebraron el premio.

La vicepresidenta de la Academia, Nora Navas, recordó a la presidenta, Yvonne Blake, que estaba hospitalizada, con estas palabras: “La mayoría de la gente recuerda un premio Oscar cuando lo gana un actor. Pero muy pocos conocen el que ganó Yvonne Blake por vestir a los personajes que tanto nos emocionaron”.

Dijo también “Porque derrotando la superioridad de género derrotaremos el monstruo de la violencia contra las mujeres. Y debemos lograrlo todos juntos. Todas, juntas”. “Desde hoy y para siempre la Academia de Cine va a ser una referencia en términos de igualdad, respeto y oportunidad. Queremos transmitir a esos y esas adolescentes que hoy van al cine y sueñan con dedicarse a este oficio que no hay límites. Y que no basta con ponerse delante de una cámara. Que también necesitamos directoras, montadoras, guionistas, sonidistas, directoras de fotografía, scripts, compositoras… en igualdad de número que los hombres”. Esperemos que sea cierto.

Hay que decir que se hicieron críticas a la campaña dentro y fuera de la alfombra roja, mejor no mencionarlas, porque casi todas fueron hechas por hombres y suena a que buscaban protagonismo, o sea, que la mejor manera de chafarles es ignorar  sus palabras.

Hubo mujeres que no mencionaron la campaña durante su intervención en la gala, no sabemos sus motivos, por ello no entiendo que se haya criticado su decisión, por hombres claro. Cada persona decide el momento y el lugar de hacer pública su postura, puede ser durante la gala o puede decidir otro espacio y lugar. No pronunciarse en ese momento puede deberse a mil razones. Por ello criticar lo que hacen las mujeres, culpabilizarlas por su actitud, supone una vez más, marcar las pautas que las mujeres deben seguir, decir qué deben hacer, en qué momento hacerlo y, ya puestos, hasta pueden dictar su discurso.

#MASMUJERES

#Goya2018

Finalizo felicitando a Isabel Coixet, que una vez más recibió el premio a la mejor directora por su película “La librería”, que también recibió el premio a la mejor película y al mejor guión adaptado. Una buena película.

 

 

Anuncios

Read Full Post »

Esta película narra las relaciones entre mujeres de diferentes clases sociales y etnias, Mississippi, años 60. La protagonista, Skeeter, es una joven que vuelve a su ciudad tras finalizar sus estudios y se tiene que enfrentar a las críticas de su madre y de sus amigas porque no está casada ni tiene novio. Busca un empleo pero su entorno piensa que lo hace para encontrar marido. El resto de sus amigas ya están casada, tienen hijas/os y se empeñan en buscarle una pareja. Una de ellas es la que dirige y organiza, la que impone las normas que las demás se ven obligadas a seguir. Es el grupo de las señoras.

Junto a ellas vemos a otras mujeres, las criadas, mujeres negras sometidas a todo tipo de desprecios, de discriminación. No se les permite utilizar los baños de la casa por miedo a que contagien enfermedades, pero sin embargo son ellas las que cuidan a niñas y niños, quienes las han cuidado a ellas mismas.

Las humillaciones que sufren las criadas son vistas con asombro por la protagonista, que mantiene el recuerdo entrañable de la mujer que la crio, la criada negra de su familia. Cuando pregunta por ella su madre, ésta cuenta que se fue a vivir con su hija y otras ambigüedades, que irá descubriendo que no son ciertas.

El afán de Skeeter por ser escritora la lleva a proponer a una de las criadas, Aibileen, considerada la mejor cocinera, escribir su punto de vista sobre las familias, qué piensa, cómo se siente. Para Aibileen es difícil hablar de cómo se siente y lo escribe para poder contarlo. Esta experiencia la cambiará la vida, dice: “Nadie me había preguntado qué se sentía siendo yo… Cuando conté la verdad sobre ello, me sentí libre”.

La historia da un nuevo giro con otra de las criadas, Minny, que al ser despedida decide participar, contar su historia, que como ella dice son muchas historias. Vemos el maltrato que sufre en su propia casa, su fuerza, su empuje, sirviendo en una familia y cuidando de sus hijas/os, es la demostración de que a pesar de vivir sometidas, humilladas, son mujeres con fuerza interior, con una entidad que en ningún momento demuestran tener “las señoras”, que viven sometidas a las normas sociales, a la amiga déspota que les impone normas como: a quién deben despedir o cómo deben organizar sus casas.

El cariño que Aibileen demuestra por la niña que cuida, a quien su madre no demuestra afecto, junto con la seguridad que la transmite, da un idea de su entidad personal y pone de manifiesto lo que en un momento dice  Skeerter: “A mí me crio una mujer negra y he visto lo sencillo y lo complejo que puede ser”.

“¿Sabías cuando eras niña que ibas a ser criada? ¿No sueñas con ser otra cosa?” A esta última pregunta Aibileen no se atreve a responder con palabras, simplemente afirma con la cabeza. Sus sueños son muy lejanos, están por encima de las posibilidades de una mujer negra, una criada. Pero la oportunidad que se le brinda le hace recordar lo que su hijo fallecido decía “en esta familia va a ver un escritor, yo pensaba que sería él, pero parece que seré yo”. Lo dice con orgullo, se le ilumina la cara. Escribir el libro supone una liberación para ella, para Skeeter y para todas las criadas que se deciden a participar.

La relación que se establece entre Minny y Celia, su nueva “señora”, es un rayo de esperanza, es una oportunidad para ambas que se complementan y apoyan dejando a un lado los roles que la sociedad trata de imponerles.

Viendo la película pensaba lo fácil que es criticar la semiesclavitud en la que viven estas mujeres, en lo fácil que es criticar, pero olvidamos las mujeres inmigrantes que cuidan cada día de niñas y  niños mientras dejan a las/os suyas/os en sus países de origen o sin atención en sus casas porque como dice Aibileen: “mi madre fue criada, mi abuela fue esclava…”. El origen y el color de la piel siguen siendo en nuestra sociedad causa de discriminación.

Read Full Post »

Hace tres años comencé la ventura de crear un blog.  Si miro las estadísticas me alegra que una media de 250 personas leen cada día alguno de los post, que más 6.000 lo vistan cada mes, pero lo que más me alegra es que a través del blog he podido compartir ideas y experiencias con personas que de otro modo hubiera sido difícil.

Hace unos días en twitter se preguntaba @aliachahin (una asidua en comentar los post y que escribió Conciliación profesional vs conciliación familiar de una treintañera, con  gran aceptación y participación)  qué  era más importante la cantidad o la calidad en  lo que a seguidoras/es se refiere. Lo normal es decir que lo que importa es la calidad, algo totalmente cierto, pero no debemos olvidar que la cantidad también es necesaria. Pongamos un ejemplo: para que un blog se lea, se difunda, para que pueda llegar a mucha gente es necesario que esté bien posicionado en Google, es decir, que sea uno de los primeros cuando hacemos una búsqueda en algún tema. Para lograr esto tienen que leerlo muchas personas, es decir, la cantidad también importa.

Hay algunos post que a pesar de que los escribí hace más de dos años son los más leídos, es el caso de Billy Elliot: ejemplo de estereotipo de género. No importa las veces que vea la película, siempre me gusta y refleja la realidad de cómo los estereotipos de género influyen.

Otro de los post más leídos es Definición de conceptos: Empoderamiento (I). Me alegra ver que este tema interesa porque considero que es de vital importancia que las mujeres logremos empoderarnos, eliminar los impedimentos que nos impiden nuestro desarrollo profesional y personal.

Definición de conceptos: feminismo no es lo contrario de machismo también despierta mucho interés entre las personas que visitan el blog. Es aún frecuente escuchar frases “no me gusta el machismo pero tampoco el feminismo” como si fueran conceptos que pudieran equiparase. Por ello es importante dejar claro que significa cada uno de los términos.

Me siento, pues, satisfecha de la marcha del blog y doy las gracias a quienes leéis y comentáis los diferentes post. Como decía al principio a partir del blog se ha creado una red que intercambiamos información y experiencias, incluso planeamos algún proyecto en común, que tal vez algún día se concrete.

Read Full Post »

Está película está basada en la historia real de tres mujeres que sufren acoso sexual, cómo cada una de ellas se enfrenta a la situación y cuál es la relación que se crea entre ellas. Son tres mujeres con problemáticas diferentes, diferente ideología y clase social, pero todas han sufrido el mismo problema, han sido acosadas y este hecho les está marcando, está condicionando sus vidas.

Cada una de ellas toma una postura ante la situación que sufre: Fayza clava un cuchillo en la ingle de los acosadores en el autobús, Seba, enseña a las mujeres a defenderse de los agresores, Nelly, es la primera mujer en Egipto en presentar una demanda por acoso. La incomprensión por parte de la familia y el entorno es una circunstancia que todas sufren. En una sociedad donde el honor de la familia prevalece, donde lo que importa el qué dirán, se intenta imponer a estas mujeres el silencio.

Vi esta película el día que una mujer había muerto a manos de su pareja. Bajo la etiqueta #noalaviolenciamachista éramos muchas/os quienes ese día rechazábamos la violencia de género en Twitter y un hombre (prefiero no citar su identidad) contesto:

  • NO a las mujeres que provocan las agresiones con una actitud tan desequilibrada como la de sus parejas “agresoras”.

Leer estas frases me hizo reflexionar sobre la película y pensé lo fácil que nos resulta criticar lo que ocurre en otros países, decir que son países con mentalidades machistas que no respetan a las mujeres, que son países atrasados, etc. Pero cuando en España las mujeres mueren a manos de sus parejas o ex-parejas, nos cuesta aceptar que sigue vigente una cultura patriarcal que considera inferiores a las mujeres.

Violencia de género es, según el Artículo 1 de la Declaración sobre la Eliminación de la Violencia contra la Mujer de Naciones Unidas:

  • Todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, inclusive las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública o privada.

Volviendo a la película, vemos que la agresión que sufren las mujeres atenta contra su libertad, Fayza teme subir a un autobús, Seba se ve rechazada por su marido que considera que èl es la víctima, a Nelly la presionan para que retire la demanda por acoso. Ellas mismas se increpan y se culpan unas a otras de sus maneras de vestir, de actuar. Vuelvo a ver la similitud con los comentarios que he señalado: las mujeres provocan, son pues las culpables. La dominación patriarcal está tan inmersa en el imaginario colectivo que, incluso las mismas mujeres cuando se ven atrapadas tienden a culpabilizar a otras de lo que les pasa.

Read Full Post »

El Centro de Estudios Artísticos Elba imparte un curso sobre Las Mujeres Artistas que se celebrará en el  Instituto Egipcio,  Calle Francisco de Asís Méndez Casariego Nº 1 Madrid. La historia de las mujeres artistas ha sido, hasta hace pocos años, ignorada por el discurso oficial. Con este curso se quiere dar a conocer a mujeres que consagraron su vida al arte, y que con el tiempo fueron olvidadas.

La Obra Social CAM convoca la V Edición Cortometrajes por la Igualdad. Podrán participar todas aquellas personas que lo deseen con obras que traten cualquiera de las temáticas sociales relacionadas con la discriminación de las mujeres y su  lucha por la igualdad: coeducación, violencia de género, acoso o abuso sexual, roles históricos, participación de la mujer en la vida social, conciliación con la vida laboral, políticas de igualdad, techo de cristal, invisibilidad, discriminación laboral o salarial, etc.

Se ha publicado  la Guía de Buenas Prácticas para promover la conciliación de la vida personal, familiar y profesional desde Entidades Locales de España y Noruega, es un documento que persigue promover la conciliación, como parte de los objetivos estratégicos contemplados por las políticas locales.

Esta Guía es el resultado del Proyecto Transnacional “Equilibrio entre la vida personal, familiar y profesional en España y en Noruega”, liderado por el Instituto de la Mujer junto a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y la Asociación Noruega de Autoridades Locales y Regionales (KS) y cofinanciado por el Mecanismo Financiero del Espacio Económico Europeo y el propio Instituto de la Mujer.

La Asociación para el Progreso de la Dirección (APD) organiza una jornada sobre Nuevos modelos de gestión: el talento y la diversidad ante el cambio. El liderazgo es femenino. Se celebrará en Barcelona el 10 de mayo de 2011, en el Auditorio de La Pedrera. 

Read Full Post »

“…los varones encuentran su verdad en los otros varones, en tanto que, a través de los pactos interclasistas e incluso antirracistas que traman, se constituyen recíprocamente en pares juramentados con respecto al conjunto de las mujeres…”

Celia Amorós[1]

Veíamos en Mad Men I la llegada de Peggy a la oficina, cómo era observada por sus compañeros, el acoso que sufría. En las escenas que vamos a analizar ahora vemos que Peggy ha logrado ascender y trabajar como creativa. Es una mujer que demuestra tesón, constancia y capacidad de superación.

 

Peggy y Johan

 

Podemos observar los cambios que se van produciendo en ella, tanto en su manera de vestir como en su actitud. En las primeras escenas la vemos insegura, es una mujer en un entorno masculino y ellos la menosprecian, hacen comentarios sexistas que la ofenden. Johan, su compañera, le dice “estás es un país de hombres, tendrás que hablar su idioma”.

A Peggy no la respetan y tiene que luchar por conseguir que se reconozca su trabajo. Es evidente que entre los hombres también se compite, pero las reglas del juego están claras, compiten en un terreno que dominan. Peggy, por el contrario, está en una situación de desventaja, pues ellos quedan sin ella en bares después del trabajo, con los clientes en clubs de alterne. Vemos como le hablan con menosprecio “dime encanto”.

Esto me recuerda a lo que decía Celia Amorós sobre los pactos patriarcales, “pactos entre pares” para ocupar un espacio que se les niega a las mujeres. Cuando vemos la forma de tratar a Peggy, la poca consideración que la tienen, podemos entender lo que le dice su compañera Johan “si quieres que te tomen en serio, deja de vestir como una niña”.


Johan adopta una posición diferente para adaptarse al entorno, filtrea, exhibe un físico exuberante, juega con los estereotipos sexuales para definir su posición. “Nunca he tenido tu puesto, nunca lo he querido”, le dice a Peggy. A veces parece que compite con ella, pero vemos que siempre la apoya, a su manera. Johan es, en definitiva, una mujer que ha asumido los roles de género, es decir, la posición que se espera de las mujeres. Es la perfecta jefa de secretarias, que no se sale de la posición que la jerarquía de la empresa establece para las mujeres, su posición es más fácil, el rol de género define su forma de actuar.

Peggy, al avanzar la serie, toma actitudes que se equiparan a las que han tomado muchas mujeres al ocupar puestos de dirección, adoptando posturas masculinas para competir con los hombres, para poder sobrevivir en un mundo dominado por ellos.


[1] Amorós Celia. La gran diferencia y sus pequeñas consecuencias para las luchas de las mujeres. Ediciones Cátedra, Madrid, 2005.

Read Full Post »

Sinopsis

Serie americana ambientada en los años sesenta. Sterling Cooper Advertising es una  agencia de publicidad, donde podemos ver el día a día de una oficina: las luchas por el poder, por conseguir clientes, etc. Son muchos los factores que se pueden analizar en esta serie: el estilo de liderazgo de cada uno de los socios, la lucha por el poder entre los creativos, los roles de género, el acoso en el trabajo, etc.

Directivos de Mad Men

Análisis[1]

Los roles de género son claros en la serie: Los hombres de la oficina tienen puestos importantes, creativos,  ejecutivos de cuentas, etc., las mujeres son todas secretarias, cuya función es estar al servicio de los hombres. Me recuerdan la letra de una canción que decía más o menos: “Secretaria, secretaria la que escucha, escribe y calla, la que hizo de un despacho su morada

Las esposas de los socios, jefes  y empleados son el prototipo de mujer del ejecutivo: elegantes, perfectas, las mujeres a las que se lleva a grandes acontecimientos, porque dan prestigio. Viendo la serie pensaba en lo que decía Betty Friedan en “La mística de la feminidad[2]sobre las mujeres americanas. Son el modelo del ama-de-casa-madre-de-la-familia que ven limitada su situación, a pesar de tenerlo todo. Las mujeres que trabajan en el cuidado de la familia hoy ¿no están igualmente atrapadas?

Las secretarias son todas guapas, elegantes, simpáticas, pendientes de los menores deseos o necesidades del jefe. Al escribir esto no puedo dejar de recordar lo que dijo hace unos días el presidente del Deutsche Bank “que las mujeres aportan ‘colorido’ en la alta dirección”. Las secretarias de la serie también parecen elegidas para dar brillo. Una vez más debemos preguntarnos si hoy día se siguen  manteniendo los estereotipos de género, aunque sea bajo una capa de modernidad.

En la escena que vemos llega una nueva secretaria a la oficina, Peggy Olson, que  es observada por los hombres, “se están haciendo apuestas sobre ti” le dicen en la comida. A ella, los comentarios subidos de tono la desconciertan. Uno de ellos le enseña la oficina, le explica cada departamento, ella le considera un amigo pero él no lo entiende así y la acosa.

Parece que el acoso es lo normal, lo que una mujer tiene que esperar y además sentirse orgullosa de ello. De que la miren, de que hagan apuestas sobre ella. Pero Peggy se siente acosada. Johan, jefa de secretarias, le dice “…eres la nueva y no eres gran cosa, con que disfrútalo mientras dure Johan y Pegyy tienen  un importante papel en la oficina que iremos viendo más adelante en la serie. La evolución de Peggy, su manera de adaptarse al entorno. Lo analizaremos en otro momento.


[1] La escena es del capítulo 2 de la 1º temporada.

[2] Friedan, Betty, La mística de la feminidad, Ediciones Cátedra, Madrid 2009.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: