Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Igualdad Salarial’ Category

5aa8560479efe..0-68-684-421Finalizamos un año con la satisfacción de ver que el movimiento feminista, hace unos años denostado y olvidado, está en la agenda mediática, política y social. Si hace apenas unos años definirse como feminista comportaba un cierto ‘riesgo’ de que se te mirara mal, en estos momentos hemos pasado al otro extremo, parece  que todas y todos somos feministas. Aun reconociendo lo mucho que se ha avanzado, pensar que una mayoría de la población es feminista no tiene mucho fundamento, si así fuera las desigualdades que sufren las mujeres no existirían.

Recordamos con emoción las movilizaciones del 8 de marzo, el morado era el color de las calles de muchas ciudades y desde entonces otras muchas movilizaciones han demostrado que el movimiento feminista no se va a callar, que seguimos adelante. 

La publicación de mi libro Caminado hacia la igualdad, un proyecto profesional, personal y político, coincidió con la celebración en Madrid del congreso GOBIERNO CORPORATIVO E IGUALDAD DE GÉNERO. Realidad y tendencias regulatorias actuales. El hecho de que el libro comenzara su andadura en este espacio de la mano de una mujer a la que admiro, Katharina Miller, fue una gran satisfacción personal.

En el citado congreso se analizó la situación de las mujeres en el ámbito judicial, en los órganos de dirección de las empresas, en la tecnología, en las finanzas, etc. También  se planteó cómo habían influido en otros países la imposición de cuotas para avanzar en la representación paritaria de mujeres en puestos de dirección. Las ponentes eran mujeres de un gran nivel profesional y comprometidas con la igualdad de oportunidades.

Algunos de los aspectos que se presentaron eran poco conocidos para mí, por ejemplo las altas finanzas me quedan muy lejos o la visión de una consejera delgada de una empresa que cotiza en bolsa, se aleja y mucho de mi trabajo cotidiano y de mi activismo feminista. Me muevo en un ámbito muy diferente al que pertenecían las profesionales que en el congreso analizaron  las políticas de igualdad en diversos países. Escucharlas me hizo pensar que, incluso teniendo interés comunes, como son reivindicar la igualdad de oportunidades para las mujeres o lograr la paridad, no parece que haya espacios de encuentro entre esas mujeres que desarrollan su trabajo a un alto nivel profesional y las que trabajamos más a ‘pie de calle’.

Como bien sabemos todo es relativo y a menudo nuestras perspectivas y formas de ver las cosas cambian en función de las circunstancias que vivimos. Unos días antes de asistir a dicho congreso participé en una jornada organizada por la Red Navarra contra la Pobreza y la Exclusión Social y tuve una experiencia similar pero al contrario. Me explico, intervine en la jornada como experta en igualdad de género analizando la situación actual y proponiendo políticas para avanzar en un modelo de sociedad diferente. En la mesa de debate que siguió participaron mujeres que trabajan en intervención con mujeres sin hogar, migrantes, familias monomarentales o mujeres con patología dual. Al escucharlas sentí que mi planteamiento había sido un poco teórico comparado con la realidad que ellas relataban. Vaya que si unos días antes me había sentido poco o nada teórica, en ese momento mi percepción cambio debido a las circunstancias y a las mujeres con las que compartí ese espacio de debate.

Cuento esto porque cada día soy más consciente de que las mujeres feministas, las mujeres que trabajamos por un cambio de sociedad, lo hacemos desde perspectivas diferentes y desde ámbitos diversos y si aunáramos esfuerzos el cambio sería más factible. Todas queremos que las mujeres dejemos de ser discriminada por el hecho de ser mujeres, denunciamos las violencias machistas, los abusos sexuales, la falta de mujeres en puestos de dirección en los partidos políticos, en los sindicatos, en las empresas, en las universidades, en el deporte, en la ciencia o en el cine. Sin embargo, muchas veces no conseguimos buscar puntos de encuentro para colaborar.

Cada una centramos nuestro esfuerzo en el ámbito de actividad que nos ha tocado vivir y actuamos como si los objetivos que perseguimos fueran los más importantes y como si los diferentes escenarios de discriminación de las mujeres fueran espacios estancos, que no tienen nada que ver entre sí, cuando la realidad es muy diferente. Juntas lograremos eliminar el sistema de dominación patriarcal.  

Anuncios

Read Full Post »

Hemos vivido un 8 de marzo que hará historia, por mucho que algunos no se quieran enterar de que las mujeres estamos hartas de soportar la discriminación por ser madres, por ser mujeres, hartas de sufrir abusos, de ver cómo se asesina a mujeres sin que la sociedad se inmute, Este #8M hemos dicho BASTA YA.

El presidente y sus ministras y ministros viven en la inopia, decían que no eran feministas, que iban a hacer huelga a la japonesa para dar ejemplo y otra sarta de sandeces que todas escuchábamos asqueadas. El gobierno no se quería enterar de que las mujeres no vamos a soportar más su ineficacia, su silencio cómplice ante la situación de discriminación que las mujeres sufrimos en todas las facetas de nuestra vida.

28685690_1759069097484942_3883733201134288896_o

Comienza la #HuelgaFeminista8M

Pero…, las mujeres hemos hablado en las calles, durante días muchas mujeres, en su mayoría mujeres jóvenes (o jóvenas) han salido a la calle, han ido a los mercados, han reivindicado su puesto en la sociedad. La huelga feminista ha sido todo un éxito, a pesar de no haber sido apoyada por los sindicatos mayoritarios (tan sólo paros parciales) ni por algunos partidos, que alegaban que los sindicatos eran sus aliados naturales; aún siento tristeza e indignación, dejémoslo estar. Tal vez no veían claro el poder del feminismo…

Resulta que se equivocaron, que la #HuelgaFeminista, laboral, de cuidados, estudiantil y de consumo ha sido un éxito, que en muchas ciudades el #8M fue feminista, que los gritos de las mujeres exigiendo #IGUALDADREAL no han podido ser acallados. Tanto es así que en el #8M el presidente del gobierno apareció con el lazo morado “a buenas horas mangas verdes”, como dice el refrán popular. Debería darles vergüenza a esos dirigentes y otras/os que renegaron de la #HuelgaFeminista, que al ver que las mujeres tomaban las calles claudicaron y decidieron sumarse y ‘apoyar’.

Podríamos decir del gobierno que ‘más vale tarde que nunca’, pero eso será si se ponen manos a la obra y comienzan a trabajar ya, a tomar medidas reales, a poner en marcha cambios estructurales para que las mujeres ocupen el puesto que les corresponde por derecho en la sociedad. Deben tener claro que no vamos a dejarnos engañar por falsas promesas o buenas palabras. El #8M les pillo desprevenidos, pónganse a trabajar .

El #8M fuimos muchas y seremos más exigiendo nuestros derechos. Pónganse a trabajar ya, que la igualdad de género es una necesidad ineludible. Es la hora del feminismo, en España y en el mundo, porque en 70 paises las mujeres exigieron igualdad de oportunidades.

Las mujeres tienen la palabra.

28685220_1759779217413930_169388184394792960_n

 

Read Full Post »

El 22 de febrero se celebra el ‘Día Internacional por la Igualdad Salarial’, pero este año el debate ha comenzado pronto debido a que el presidente del gobierno ha demostrado una falta de sensibilidad que no tiene justificación ante la discriminación que sufren las mujeres. Parece que el hecho de que en España las mujeres cobren de media entre el 14,9% y el 35,7%, menos que los hombres, no parece ser cosa del gobierno. Esto queda reflejado en el siguiente gráfico, en función los datos que tomemos como referencia: salario/hora o ingresos anuales.

Brecha Salarial de Género

Elaboración propia a partir de datos de  Eurostat

Las mujeres cobran menos que los hombres por realizar tareas similares. Hace unos meses el Tribunal Superior de Justicia de Canarias declaró nulo por discriminación de género el pacto salarial de un hotel de Tenerife por considerar que el plus que recibían los camareros de sala, 85% hombres, discriminaba a las camareras de piso, 92% mujeres. Aquí estaríamos hablando de salario/hora y situaciones como ésta son bastante comunes.

Siempre que se habla de brecha salarial de género la pregunta obligada es por qué esta discriminación. Es más, se argumenta que las mujeres se han incorporado más tarde al trabajo remunerado y que la diferencia se igualará con el paso del tiempo, o se duda de que las mujeres cobren menos que los hombres. Se suele decir ‘en mi empresa las mujeres cobramos igual que los hombres’,  pero hay muchos aspectos que subyacen al computar el salario y que son más comunes de lo que creemos. Veamos:

  • Las mujeres ocupan puestos peor remunerados y que no se corresponden con su formación académica.
  • Los trabajos realizados por las mujeres están peor valorados económica y socialmente.
  • Las mujeres trabajan a media jornada en mayor medida que los hombres.
  • Los puestos de mayor responsabilidad están ocupados por hombres, son ellos los que deciden quien promociona, quien cobra pluses, etc.

En definitiva, el poder económico está en manos masculinas y, una vez más, debemos recordar a Celia Amorós cuando habla de los ‘pactos entre pares’. La ‘brecha salarial total’ se debe a estos factores y como hemos visto es donde la diferencia salarial es mayor.

Una de las principales causas de la desigualdad salarial es la diferencia en el uso del tiempo de mujeres y de hombres. Las mujeres siguen empleando mucho más tiempo en trabajos no remunerados que los hombres. Son ellas las encargadas del cuidar a sus criaturas al nacer y como consecuencia las empresas las consideran como menos disponibles para el empleo. Es decir, que la maternidad discrimina. Por el contrario ser padres supone un plus.

¿Para cuándo permisos de maternidad/paternidad iguales e intransferibles como viene defendiendo desde hace años la Plataforma PPiiNA? Algunos partidos llevan en su programa electoral esta propuesta, pero parece que les cuesta llevar la Proposición de Ley que tiene elaborada la PPiiNA al Pleno del Congreso. ¿Hasta cuándo vamos a tener que esperar por una medida que se sabe posibilitará el cambio de roles de género?

La brecha salarial entre mujeres y hombres no tiene justificación y no puede esperarse que las diferencias vayan desapareciendo de forma gradual. Según el Informe Mundial sobre la brecha de género de 2017, a nivel mundial la brecha salarial de género se está ampliando. Es, pues, necesario que se tomen medidas y que se penalice el incumplimiento de la ley. No se entiende que se vea mal sancionar a las empresas que incumplan la legislación en materia de igualdad, cuando en cualquier otra cuestión las sanciones son lo normal.

Un salario menor influye en el hoy y en el mañana, la esperanza de vida es cada vez más elevada y la pensión de jubilación de las mujeres es inferior a la de los hombres, según UGT un 37%. Además, separarse del trabajo remunerado para ocuparse de la familia supone que, en muchos casos, las mujeres no llegan a cotizar para cobrar una pensión contributiva, viéndose abocadas a vivir muchos años de forma precaria.

 

Read Full Post »

Onda Cero. Entrevista a Mariano Rajoy

No nos metamos en eso”, ha asegurado Mariano Rajoy cuando le han preguntado en una entrevista si se debe obligar por ley a las empresas a equiparar los sueldos de mujeres y hombres. Dice que “los gobernantes deben ser muy cautos a la hora de saber cuáles son sus competencias”.  El artículo 14 de la constitución dice:  Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Escuchando lo que dice el presidente caben varias opciones: 1) que no conoce la Constitución, 2) que no sabe lo que es discriminación, 3) que ha entendido literalmente dicho artículo y como habla de “los hombres” ha considerado que las mujeres no estamos incluidas en el texto constitucional, 4) que, como es habitual en él, hable sin pensar en lo que dice y sin pensar en la transcendencia de sus declaraciones, por señalar algunas de las muchas que se me ocurren.

En cualquier caso, avergüenza que el presidente del gobierno zanje un tema tan grave, como es  la brecha salarial de género, con semejante declaración. Tal vez no se haya enterado Rajoy que hay países que están tomándose muy en serio la discriminación salarial de las mujeres. Hay que recordarle que países como Islandia o Alemania van a sancionar a las empresas que discriminen a las mujeres. No creo que sea necesario explicarle al presidente que cobrar menos por realizar el mismo trabajo es una discriminación; por eso, al ser ellas quienes sufren esta, se llama  discriminación de género.

Podría informarse de estas cuestiones en la página del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, donde se dice:

“El derecho a la igualdad salarial y a la no discriminación retributiva entre mujeres y hombres es un derecho reconocido expresamente en la Constitución Española (artículo 35 CE), en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo (artículo 5), y en el Estatuto de los Trabajadores, cuyo artículo 28 dispone:

“El empresario está obligado a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la misma retribución, satisfecha directa o indirectamente, y cualquiera que sea la naturaleza de la misma, salarial o extrasalarial, sin que pueda producirse discriminación alguna por razón de sexo en ninguno de los elementos o condiciones de aquélla.”

En el ámbito internacional, el Convenio 100 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT),  al objeto de promover y garantizar la aplicación del principio de igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, conmina a los Estados a garantizar la aplicación del principio de igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor”.

Está claro que corresponde al Estado garantizar la igualdad salarial. ¿Qué funciones tiene Mariano Rajoy como presidente del gobierno? Al decir “los gobernantes deben ser muy cautos a la hora de saber cuáles son sus competencias”, parece “echar balones fuera”. De balones si parece estar mejor enterado, pues escuchando la entrevista habla del mundial de fútbol como si fuera cuestión de estado.

Read Full Post »

El Instituto de Estudios Fiscales organiza un Seminario sobre Políticas Públicas y Brecha Salarial de Género el día 30 de Mayo de 2016 en Madrid. Se celebrará en Avda. Cardenal Herrera Oria, 378 de 16:00-19:45.

Es necesario apuntarse:

angeles.vidal@ief.minhap.es

liliana.pacheco@ief.minhap.es

 

Programa:

16:00. Presentación: Director del IEF

16:15 a 17:00. ¿Cuál es el problema?

Factores de la brecha salarial de género. Coral del Río Otero. Universidad de Vigo.

Brecha salarial y brecha de cuidados. Teresa Torns Martín. Centro de investigación QUIT de la Universidad Autónoma de Barcelona.

17:00 a 17:45. Presentación de algunos casos

Camareras de Piso. Ana Lucía Nacher Cobo. Portavoz del Colectivo de Camareras de Piso “Las Kellys” de Lanzarote

Empleadas de Hogar. Isabel Otxoa Crespo. Universidad del País Vasco y portavoz de la Asociación de Trabajadoras de Hogar de Bizkaia.

Cuidadoras “Informales”. Ángeles Briñón García. Asesora en igualdad de oportunidades, conciliación y corresponsabilidad.

17:45 a 18;15. Descanso

18:15 a 18:45. Propuestas para eliminar la brecha salarial de género

Priya Álvarez Castiñeiras. Departamento de Evaluación de ONU Mujeres

María Pazos Morán. Instituto de Estudios Fiscales.

18:45 a 19:30. Debate general.

19:30. Clausura. Ministerio de Empleo y Seguridad Social

Read Full Post »

Brecha salarial géneroEn estos días se publican estadísticas, informes, etc., para ver si la Brecha Salarial de Género ha disminuido. Podemos citar cualquiera de ellas pues todas llegan a la misma conclusión: la brecha de género no sólo no baja, sino que cada día la desigualdad se acentúa.

Los datos que se barajan sitúan la desigualdad salarial en España en torno al 24% si la referencia es la Encuesta Anual de Estructura Salarial, o en el 19% si tomamos como referencia Eurostat. En este caso lo que se analiza es el salario/hora; pero en España se toma como referencia el salario bruto anual, por eso la diferencia salarial es más alta, pues a la diferencia salario/hora hay que sumar otros factores que producen discriminación, como son el tipo de empleo al que tienen acceso las mujeres o el trabajo a tiempo parcial, que como bien sabemos, son las mujeres las que en mayor medida se ven obligadas a desempeñar. Sea como sea, lo preocupante es que las mujeres cobran menos que los hombres y eso supone que en el futuro su nivel de viva será también peor.

Si a estos datos añadimos que la tasa de paro de las mujeres es superior a la de los hombres, 22,52% y 19,49%, respectivamente; que la tasa de actividad es también menor en las mujeres, 53,79%, frente al 65,37% de los hombres, tenemos un panorama nada halagüeño y que tiene alarmantes consecuencias, no sólo para las mujeres sino para sus criaturas. Debemos recordar que son muchas las mujeres que forman hogares monomarentales y según el informe de Save the Children: La tasa de pobreza en los niños que viven en hogares formados por madres solas es de un 54%, 12,5 puntos más que el conjunto de la población infantil y el doble que el total de la población“.

Por qué no avanzamos

Es decepcionante escribir cada año en esta fecha y constatar que la desigualdad de género continúa, que las mujeres se ven abocadas a aceptar empleos de peor calidad, a reducir su jornada laboral o bien a apartarse temporalmente del mercado laboral para cuidar de su familia. La maternidad, tan ensalzada socialmente, las penaliza y las deja en situación de indefensión.

La sociedad patriarcal instituyó la división sexual del trabajo, confinando a las mujeres al espacio privado (léase doméstico) y dejando el espacio público para los hombres. Es mucho lo que se ha avanzado, pero la dicotomía público/privado sigue persistiendo en algunos aspectos, como es el de cuidar“.

Cuando estos días leemos la prensa, parecería que la sociedad está concienciada, que todas y todos estamos de acuerdo en que la igualdad salarial no está justificada, pero si esto está tan claro, ¿por qué se permite que las empresas no valoren el talento femenino? ¿Por qué las mujeres tienen que seguir demostrando su valía en mayor medida que los hombres para acceder a puestos de responsabilidad? ¿Por qué las mujeres están siempre en segunda fila en los partidos políticos?

Actualmente vemos cómo los líderes de los principales partidos (que siempre son hombres) se reúnen para formar gobierno, ¿dónde están las mujeres de esos partidos? ¿No hay ninguna con capacidad para estar en los primeros puestos y ser parte activa en la toma de decisiones que va a afectar a mujeres y a hombres?

Son muchas las facetas de la vida social y política que tienen que cambiar para que la igualdad salarial se logre. No vale hacer declaraciones de principios y pronunciarse a favor de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres, hay que demostrarlo en el día a día, en las actuaciones cotidianas. Sólo cuando esto sea así la igualdad salarial dejara de ser una utopía.

Read Full Post »

Las mujeres cobran menos que los hombres y las mujeres que son madres cobran menos que las que no tienen descendencia. Es decir, la maternidad es causa de discriminación. Así lo señala el Informe sobre Salarios 2014/2015 de la OIT. ¿Podemos leer estos datos y quedarnos tranquilas/os?

Contra la #DiscriminaciónPorMaternidad PPiiNA

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles y Pagados al 100%, PPiiNA, consciente de que la discriminación que sufren las mujeres es una injusticia social, ha comenzado una campaña contra la #DiscriminaciónPorMaternidad. No se puede aceptar que las mujeres sean discriminadas por el hecho de ser madres, e incluso por la mera posibilidad de serlo.

Sorprende que una sociedad que tiende a alabar la maternidad, que considera que ser madre es un objetivo fundamental para las mujeres, no alce la voz para denunciar esta cruda realidad.

Qué hacer

La PPiiNA lleva años defendiendo que es imprescindible que los permisos de maternidad y paternidad sean iguales e intransferibles y pagados al 100% como medida para avanzar en igualdad y eliminar las discriminaciones existentes.

Las mujeres se apartan del mercado laboral 16 semanas por permiso de maternidad, más 2 semanas de lactancia.  Los hombres, por el contrario, sólo se ausentan 2 semanas. Y a esto hay que sumar que son las mujeres quienes solicitan las excedencias o reducen su jornada laboral para cuidar de sus criaturas, es decir, que “el trabajo de cuidar” sigue recayendo en las mujeres, que los mandatos de género, que el patriarcado nos ha impuesto, siguen vigentes.

El informe La maternidad y la paternidad en el trabajo” de la OIT, señala que la maternidad se penaliza en el mercado laboral y la paternidad es un plus para los hombres. ¿Por qué sucede esto? La respuesta es sencilla, porque los roles y estereotipos de género siguen vigentes y no hay voluntad de eliminarlos.

La campaña de la PPiiNA es muy importante, pues pone “sobre el tapete” una situación que tiende a ocultase. No podemos seguir permitiendo que las mujeres vean mermadas sus posibilidades profesionales, económicas y personales por ser madres.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: