Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Prostitución’ Category

A la memoria de Dori Fernández Hernando,

ella nunca se callaba.

 

A menudo cuando pensamos escribir sobre alguna cuestión nos retiene pensar que no tenemos suficientes conocimientos sobre el tema en cuestión, que ya han escrito otras más expertas, que no tiene interés, en fin, que no compartimos públicamente nuestra opinión. Al leer el artículo de Chimamanda Ngozi Adichie que dice: El silencio es un lujo que no podemos permitirnos… que no debemos escribir esperando apoyo, que hay que escribir porque no podemos permitirnos el silencio, pensé que hoy escribiría sobre todas esas injusticias ante las que no podemos quedarnos calladas.

Basta leer la prensa para hacer un relato de las cuestiones ante las que debemos posicionarnos. La cofundadora de ‘Save a girl, save a generation’ Hayat Traspas Ismail declaraba en una entrevista que a su madre cuando tenía cinco años le enviaron a comprar una acuchilla con la que la mutilaron y que 45 años después aún siente cómo le corto esa cuchilla. En Somalia la mutilación genital femenina se práctica al 90% de las mujeres. Me parece muy importante cuando dice: No es algo cultural, no es algo religioso, es algo que se ha hecho para controlar a la mujer. Ante esta realidad no podemos estar calladas.

Leo que en Afganistán muchas mujeres siguen teniendo que pasar por la humillante prueba de la virginidad. La ginecóloga y obstetra Tamana Asey cuenta que en Afganistán y otros países se sigue permitiendo esta aberración que condena a mujeres, casi niñas, al ostracismo social en sus comunidades si quienes al examinar la forma y el tamaño de su himen y en base a su morfología declaran:  Nunca he visto esta forma, así que no puede ser virgen. El objetivo de la asociación a la que pertenece Tamana Asey es que esta práctica, que no tiene ninguna base científica, legal ni humanitaria, desaparezca. Esta práctica se mantiene en muchos países. ¿Nos vamos a callar?

Sabemos que las empleadas del hogar no tienen los mismos derechos laborales que el resto de trabajadoras/es, esto ya de por sí sólo es inaceptable y no debemos permitirlo, pero hay mucho más. Según el informe de Cáritas: Vulneraciones de derechos laborales en el sector agrícola, la hostelería y los empleos del hogar, las empleadas del hogar, temporeras/os en el sector agrícola o quienes trabajan en la hostelería reciben un trato humillante, se les retiene la documentación o han sido objeto de violencia física. ¿Nos callamos?

Itziar Prats, madre de las niñas asesinadas por su padre, ha relatado en un comunicado el calvario por el que pasó, cómo pidió ayuda a las administraciones sin encontrar respuesta.

Itziar Prats, madre de las niñas asesinadas por su padre, ha relatado en un comunicado el calvario por el que pasó, cómo pidió ayuda a las administraciones sin encontrar respuesta, a pesar de que quien fuera su pareja había dicho: Cuidado con lo que haces, vais a terminar todos muertos y yo en la cárcel. Su médico si la creyó y denunció los hechos, pero tampoco fue escuchado, la policía consideró que ‘el riesgo era bajo’. A día de hoy nadie ha asumido responsabilidades.

Juana Rivas ha denunciado al padre de sus hijos en Italia por considerar que están siendo maltratados, como escribe el hijo mayor. Ha tenido que entregarlos al padre. ¿Van a estar protegidos esos niños? ¿Vamos a permitirlo?

Miles de mujeres son explotadas y obligadas a prostituirse, las mafias negocian con ellas como si de una mercancía se tratara, aun así hay quienes piensan que se debe legalizar esta práctica, que explota a mujeres y a niñas. ¿Cómo es posible que se pretenda que la prostitución es un trabajo que se elige libremente? No puedo entender que haya partidos políticos que no tengan un posicionamiento claro y se digan feministas, o que se posicionen abolicionistas y no hagan nada. Declararse abolicionista debe llevar implícito tomar medidas inmediatas para que las mujeres tengan otras opciones de vida. No me puedo creer que aún no se haya ilegalizado el sindicato denominado ‘Organización de trabajadoras sexuales’, hay medidas que no pueden esperar, que se deben abordar de inmediato.

Podría seguir señalando las cuestiones ante las que no debemos callarnos, pero las señaladas pueden ser una buena base para comenzar a denunciar, a posicionarnos, porque no podemos permitirnos el lujo de mantenernos calladas.

 

Anuncios

Read Full Post »

“La prostitución forma parte del entramado social

como una institución que cumple funciones necesarias

 para la reproducción de las estructuras patriarcales”

Rosa Cobo Bedia[1]

Prostitución es explotación

Las mujeres siempre han servido de intercambio para las transacciones de los varones. Son utilizadas como esclavas sexuales en los conflictos bélicos, se las explota y utiliza como si fueran mercancías en los prostíbulos. En algunos países se vende a las niñas para el placer sexual de hombres, ya sea mediante pactos matrimoniales o cediéndolas a proxenetas que abusan de ellas y comercian con su cuerpo. No debemos olvidar que esto sucede porque hay hombres que pagan para poder abusar de mujeres y niñas, sin preguntarse por su sufrimiento. La trata de personas está detrás de la prostitución, son dos caras de una misma moneda.

La sociedad patriarcal permite y potencia la prostitución para perpetuar el poder masculino. Mientras los varones puedan utilizar el cuerpo de las mujeres para su disfrute mediante una tarifa, mientras puedan entrar en un local o ir a un polígono industrial a seleccionar a las mujeres que le apetece comprar por un tiempo determinado, no podemos hablar de que la igualdad entre mujeres y hombres exista. Mientras una sola mujer se vea obligada a vender su cuerpo para sobrevivir, la libertad de las mujeres será un mito.

Por eso ha sorprendido y alarmado tanto que el Ministerio de Trabajo registrase en el mes de agosto la constitución del sindicato denominado “Organización de Trabajadoras Sexuales“. Veinte días después saltaron las alarmas y la propia Ministra Magdalena Valerio reconoció que le ‘habían colado un gol’. Días después dimitió la directora general de trabajo y el Gobierno anunció que había iniciado el trámite de impugnación del sindicato. No podía ser de otra manera en un gobierno que tiene como objetivo eliminar las desigualdades por razón de género y se ha declarado en innumerables ocasiones feminista. La prostitución no es un trabajo, el cuerpo de las mujeres no puede ser considerado una mercancía.

El debate sobre la legalización y la abolición de la prostitución es recurrente y lo seguirá siendo en la medida en que la prostitución sea un negocio que mueve cantidades ingentes de dinero, a costa de la explotación de las mujeres, pero esto para muchos es un asunto menor. ‘Si ellas deciden’ ser prostitutas, ¿por qué no permitirlo y regularlo? Quienes así argumentan parecen olvidar que la mayoría de las mujeres son obligadas a prostituirse, bien sea por necesidades materiales o porque hayan sido captadas por mafias que las explotan y esclavizan.

Quienes defendemos que la prostitución debe ser abolida, no prohibida, partimos de la premisa de que no se debe en ningún caso penalizar a las mujeres que ejercen la prostitución, deben ofrecerse oportunidades realistas para todas. El ejemplo sueco es una alternativa que pocas veces se tiene en cuenta, a pesar  del éxito obtenido. El llamado ‘modelo sueco’ no penaliza a las mujeres que se prostituyen, sino que multa a los hombres que consumen prostitución. Es importante también señalar que la ley sueca considera la prostitución una forma de violencia contra las mujeres.

Es evidente que hay alternativas, pero también hay grandes resistencias. Volviendo a la cita de Rosa Cobo Bedia, la prostitución perpetúa el sistema patriarcal y cada día es más evidente que hay fuertes resistencias al cambio de modelo de sociedad en la que los hombres dejen de tener el dominio y el poder. Para Beatriz Gimeno[2] la prostitución “no puede explicarse ni abordarse sin tener en cuenta diversos factores de vulnerabilidad relacionados con diferentes circunstancias, presumiblemente de forma combinada”. No debemos dejar de lado a las mafias que controlan la prostitución y que son, no lo olvidemos, quienes tienen mayor interés en que se legalice la explotación de las mujeres.

Otra cuestión que está siendo debatida y cuestionada es la llamada ‘maternidad subrogada’, subterfugio para esconder lo que supone esa práctica, comercializar el cuerpo de las mujeres.  Cuando se defiende pagar a una mujer para que geste hijas/os para otras personas se argumenta que todas/os tenemos derecho a tener descendencia, que las mujeres aceptan ‘libremente’. Volvemos a la misma argumentación que cuando se habla de prostitución, curioso ¿no?, cuando se trata de negocios millonarios que utilizan a las mujeres como mercancía siempre se apela a la ‘libre elección’. Si esto fuera cierto llama la atención que las mujeres que ‘deciden’ tener hijas/os para otras personas, sean mujeres de bajos recursos económicos y que quienes compran este servicio sean personas de alto nivel económico.

Decir que una mujer entrega con alegría una criatura que está gestando durante nueve meses, para que otras/os sean felices, es  tan absurdo que no se sostiene. Parece que quienes alquilan el cuerpo de una mujer ensalzan y mitifican su deseo de ser madres o padres,  pero minimizan la importancia de la mujer que da a luz, de la verdadera madre. La denominan ‘la gestante’, ‘la mujer que nos prestó el servicio’, todo para no nombrar lo que es, la madre.

Sabemos que las mujeres que alquilan su vientre, su cuerpo, son sometidas durante los nueve meses a todo tipo de pruebas, quienes las contratan quieren asegurarse que el producto que adquieren, un niño o niña , está en perfectas condiciones. Poco importa la opinión de la mujer, de la madre, que ya ha perdido todos sus derechos, no será ella quien decida si abortar o no.

Prostitución y “vientres de alquiler” son violencia de género, son la demostración de que el poder masculino se resiste a perder su hegemonía y, no lo olvidemos, ambas prácticas generan grandes negocios, manejados por hombres.

La Red Estatal contra el alquiler de vientres está integrada por más de 300 organizaciones y reclaman al gobierno que España actúe ante la ONU para “frenar” los vientres de alquiler.

Aquí se puede leer y firmar el MANIFIESTO CONTRA LA MERCANTILIZACIÓN DEL CUERPO DE LAS MUJERES .

 

Este artículo fue publicado en La Celosía, el 23/09/18.

[1] Cobo Bedia, Rosa ( 2017). La prostitución en el corazón del capitalismo. Catarata, Madrid.
[2] Gimeno, Beatriz ( 2010). La prostitución. Bellaterra, Barcelona.

 

Read Full Post »

Las noticias sobre la explotación de mujeres son tan cotidianas que terminan viéndose como algo normal. Para que sean noticia tienen que darse situaciones un poco diferentes, es decir, que los contextos sean extremos y sirvan de detonante. Algunos ejemplos.

Violencia MachistaUn empresario organiza orgías para políticos a cambio de favores. Fiestas con prostitutas, drogas y alcohol en la que los asistentes no pagaban nada. Agentes de la policía también tenían sexo gratis. Algunas de las mujeres que eran obligadas a mantener relaciones sexuales eran menores.

Unos futbolistas han sido acusados de participar en “fiestas” donde las mujeres eran humilladas por grupos de hombres. Eran prostitutas, es la justificación que se esgrime para defender que unos hombres jóvenes, sobrados de dinero, vayan en grupo a burdeles a someter y humillar a mujeres a quienes contrataban por medio de un conocido traficante y proxeneta. No importa que sean menores, todo vale para demostrar su virilidad. Lo que más preocupaba al mundo del fútbol era que no rindieran en el campo, lo que hubieran hecho era cosa suya.

¿Nos extrañamos luego de que se siga agrediendo a mujeres, que se las trate como objetos?

Un cura confiesa que abusó y violó a una niña, una monaguilla, durante años. “Le deseo lo mejor a esta señora y a su familia, nunca he tenido rabia de ningún tipo, les deseo desde ahora y para siempre lo mejor”, ha declarado el ex-sacerdote. Yo ya estoy más tranquila.

Un padre abusaba de su hija de 9 años. Es duro leer que para evitar conflictos, la madre tenía prohibido ir al colegio los días en los que el padre debía recogerla. La niña lloraba delante de la policía porque no quería irse con él. En una visita a pediatría con escozores de orina la niña había declarado que le pasaba “desde que papá me arañó con la uña”. ¿Cómo se puede archivar un caso con estos antecedentes? El progenitor declaró a la policía “prefiero verla muerta a no verla porque esto ya es insoportable”. Tiene que ser la niña quien grabe al hombre admitiendo los abusos para que se actúe.

Casos de abusos a menores por parte de familiares son más comunes de lo que queremos ver. Pero claro, las cosas escabrosas se dirimen en la familia. El lema “lo personal es político”, deberíamos tenerlo siempre presente.

En las fiestas de San Fermín cinco jóvenes han sido detenidos por una agresión sexual. La vigilancia este año no ha impedido que de nuevo las mujeres vean mermada su libertad porque ellos consideran que el espacio público es suyo. Ya se justificará la agresión diciendo que habían bebido mucho o que habían ingerido drogas. No obstante, es importante señalar que este año sí se ha tomado en serio poner fin a los abusos que eran cotidianos otros años.

Contra las agresiones machistas

Pero cuando escribo este artículo, leo que ha habido otras cuatro detenciones, tres por acoso y una por lesiones. ¿Cómo es posible que las agresiones machistas no cesen?

Un cantante se permitió insultar a la Vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, llamándola descerebrada, inculta, mal nacida, alemana. No es la primera vez que el sujeto en cuestión insulta, pero él considera que fue un “desahogo personal”, ha pedido disculpas y “pelillos a la mar”, hasta la siguiente.

Son sólo algunos ejemplos de los abusos y violaciones que sufren las mujeres, ya sea porque los hombres están en una posición de poder, caso del cura, o porque al ser sus esposas o hijas, los hombres siguen considerando que son meros objetos para su disfrute, son su propiedad.

No podemos olvidar los asesinatos machistas que no cesan. La constante agresión a mujeres por parte de sus parejas o exparejas, es algo tan cotidiano que se ha normalizado. Casi a diario leemos en la prensa que una mujer ha sido asesinada, que ha sufrido acoso o ha sido golpeada sin que la sociedad se conmueva”. ¿Cómo es posible que durante la última campaña electoral varias mujeres hayan sido asesinadas y, salvo alguna excepción, los partidos políticos hayan seguido su campaña como si nada?

Hoy mismo una mujer ha sido asesinada y otra está en estado grave tras ser apuñalada por su expareja. ¿Para cuándo un compromiso de los partidos políticos contra esta masacre de mujeres?

No podemos, pues, extrañarnos de que las jóvenes vean normal que sus novios las controlen el móvil, la ropa que se ponen o con quien salen. El “amor” lo justifica todo y va creando un tipo de relaciones de sometimiento que tiene graves consecuencias. Mientras la sociedad tolere que una sola mujer sea agredida, sea maltratada, la violencia machista no cesará.

Los medios de comunicación tienen una importante tarea a la hora de informar sobre los asesinatos o las agresiones machistas. Con demasiada frecuencia banalizan la información, dan informaciones equívocas que, a veces, ponen a las víctimas como responsables de haber sido violadas, agredidas, mientras que a los agresores se les presenta como “hombres normales” que estaban pasando una crisis, estaban bebidos, etc. No nos equivoquemos, la violencia machista es el más claro ejemplo de que la sociedad aún ve con cierta normalidad que “el hombre” domine a la mujer.

Read Full Post »

Hay cuestiones que suelen olvidarse durante los cuatro años de una legislatura y que parecen importantes para los partidos políticos cuando llegan las elecciones, al menos de palabra . Es el caso de la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres o de la violencia de género, dos cuestiones relacionadas y que no parecen ser prioritarias hasta que se acerca la campaña electoral.

Este verano ha sido especialmente duro en lo que a asesinatos machistas se refiere. En pocas semanas varias mujeres fueron asesinadas, sus hijas e hijos también fueron asesinadas por sus parejas o exparejas, en definitiva fueron asesinadas por ser mujeres. Pero la mayoría de los partidos no se acordaron de estos asesinatos en sus comparecencias ante la prensa, en mítines, etc.

Hace unos días se debatió en el Senado una moción para exigir al gobierno “un Pacto de Estado contra la violencia de género y por la igualdad entre mujeres y hombres“.

Senado lleno; Senado vacío / Twitter: Mayte Otero, Ramón Espinar

En la foto de la derecha podemos observar el Senado casi vacío, es decir, vemos el poco interés que tenía para senadoras y senadores esta moción. En la foto de la izquierda se debatía una moción sobre Venezuela, ésta si parecía ser de interés para sus señorías.

Como decía, sin igualdad real, sin plenos derechos de ciudadanía para las mujeres, los asesinatos machistas no cesarán, porque en el imaginario colectivo, las mujeres de alguna manera, siguen siendo ciudadanas de segunda, propiedad del hombre con quien convive. Ella debe estar supeditada a satisfacer las necesidades físicas y emocionales de su pareja, porque las mujeres ya se sabe “somos más comprensivas”. ¿Cuántas veces hemos escuchado comentarios similares? ¿Cuántas veces oímos decir que las mujeres son más sensibles, más complacientes. Que los hombres, “los pobres“, están sufriendo muchos cambios y les cuesta adaptarse?

Mujeres tener paciencia, si aguantáis un poco, él irá cambiando, no importa si te grita, si te insulta o menosprecia; si te da una bofetada, mujer no te lo tomes tan en serio, es que está muy tenso, tiene muchos problemas en el trabajo”. Son frases que aún se les dice a las mujeres que son maltratadas, a las mujeres que sufren todo tipo de violencias. Porque no lo olvidemos, violencias hay muchas, pero quienes siempre las ejercen son los hombres contra las mujeres que consideran son de su propiedad, que deben someterse a sus caprichos o intereses.

Por todo ello, no podemos conformarnos con que los partidos políticos hablen de igualdad, de violencia machista cuando llega la campaña electoral. Exigimos que se tomen medidas YA.

Por todo ello nos unimos a la convocatoria del movimiento feminista:

El 7 de noviembre de 2015, mujeres y colectivos feministas de todo el territorio español marchamos juntas a Madrid para exigir que la lucha contra las violencias machistas sea una Cuestión de Estado.

El 7N nos manifestamos contra feminicidios, violencia y acoso sexual, trata de mujeres, violencia económica y simbólica, etc.

Invitamos a toda la población civil a que se sume a esta Marcha, ya que la erradicación de las violencias machistas y las violencias hacia las mujeres es una cuestión que atañe a toda la sociedad.

¡Ni un feminicidio más! ¡Basta de violencias machistas y de inacción por parte de la justicia y de los gobiernos!
LogoWeb2

Read Full Post »

Nos adherimos al manifiesto “Ninguna mujer nace para puta”

En el contexto de las elecciones municipales y autonómicas hemos observado que algunos partidos llevan en sus programas la regulación de la prostitución. Ante este hecho manifestamos nuestra solidaridad con las mujeres que ejercen la prostitución y nos oponemos rotundamente a que sean perseguidas o penalizadas de cualquier forma. Reclamamos políticas públicas para aquellas mujeres que deseen abandonar la prostitución y rechazamos esa institución que tantos beneficios está proporcionando al capitalismo neoliberal.
Manifestamos que:
1.- Ninguna mujer nace para puta: la pobreza, la falta de recursos y la desigualdad entre hombres y mujeres están en el origen de la prostitución.
2.- La prostitución es fundamental para el nuevo capitalismo, pues mercantiliza no sólo la naturaleza, el dinero y el trabajo, sino también los cuerpos de las mujeres.
3.- La prostitución se ha convertido en una gran industria, vinculada a la economía criminal y con poderosos brazos en otros sectores económicos hasta el extremo de ser en estos momentos la segunda fuente de beneficios a nivel global.
4.- La prostitución no crece espontáneamente: el Banco Mundial exige a los países que han recibido un préstamo que creen un sector económico alrededor de ocio que haga posible la devolución de la deuda. Y ese sector gira alrededor de la prostitución.
5.- Los cuerpos de las mujeres que se venden en el mercado del sexo pertenecen a mujeres migrantes que han sido expulsadas de sus países por la falta de recursos. La prostitución se alimenta de la feminización de la pobreza y del racismo.
6.- La prostitución, el sexo pagado frente al sexo pactado, reproduce y realimenta la desigualdad entre hombres y mujeres.
Abril de 2015
Si queréis firmar, enviad un mail con vuestro nombre, apellidos y profesión a:
ningunamujerputa@gmail.com

NINGUNA MUJER NACE PARA PUTA

NINGUNA MUJER NACE PARA PUTA

Read Full Post »

La prostitución es explotación

El debate sobre la prostitución está ocupando la agenda política en los últimos días, la causa ha sido las declaraciones de un líder político que propone su legalización. Argumenta, entre otras cuestiones, que “regular dicha actividad permitiría recaudar hasta 6.000 millones de euros”, y continúa diciendo que:En un país que hace recortes sanitarios, educativos, en I+D+I, en cuestiones básicas y que tiene congelados los ingresos públicos, intentar recaudar en lo que es legal y legítimo, y perseguir lo que es delito, nos parece básico”.

Lo primero que me gustaría preguntar a dicho señor es si considera legítimo hacer negocio con la explotación de las mujeres. También le preguntaría si considera lógico que los problemas sanitarios, educativos, etc., de nuestro país se financien con la violencia que se ejerce sobre las mujeres. Quien hace estas declaraciones no debe olvidar que la prostitución es la mayor forma de violencia que sufren las mujeres. Como él mismo señala: “El 85% de la prostitución es forzosa y delictiva, y contra eso hay que luchar“.

¿Cómo es posible que en vez de pensar en la manera de controlar las mafias, la trata de personas, la violencia de género, piense en las ventajas que para la economía del país supondría legalizar la explotación de las mujeres?

Porque sí, señor Rivera, la prostitución es explotación, y si piensa que es un trabajo que debe ser regulado, yo le pregunto, ¿qué le parecería que una mujer de su familia ejerciera la prostitución? No sé si tienes hermanas, hijas, sobrinas, pero póngase en esa situación y dé una respuesta sincera. Es triste que se defienda que la prostitución es un trabajo, pero aún más que se defienda su legalización pensando en los millones que aportaría a las arcas públicas.

En fin, ésta y otras medidas son las que propone este líder para solventar la crisis, creo que debería pensar un poquito y tal vez encuentre otras posibilidades que no atenten contra la dignidad de las mujeres.

Read Full Post »

La prostitución es explotaciónLa prostitución no es un trabajo, es violación remunerada, es el título de un artículo que me ha dado píe para escribir esta reflexión y con el que estoy de acuerdo. Al leer que ONU Mujeres y Amnistía Internacional han comenzado una campaña para despenalizar la prostitución, veo que defienden legalizarla argumentando que así se lucharía mejor contra la trata de mujeres y niñas. No puedo creerlo.

No es posible que unas organizaciones que, en teoría, defienden los Derechos Humanos puedan posicionarse a favor de una práctica que utiliza a las mujeres como objetos para el uso y disfrute de los hombres.

Ya he dicho en otras ocasiones que Me posiciono por la abolición de la prostitución porque considero que es una explotación hacia las mujeres que la ejercen. La prostitución es una forma más del dominio patriarcal que los hombres han ejercido sobre las mujeres. El lenguaje, una vez más, refleja la diferente forma de considerar a las mujeres que se prostituyen calificándolas como prostitutas o putas mientras que a los hombres se les considera clientes”.

He buscado la citada campaña y no la he encontrado, pero sí lo que ONU Mujeres dice sobre ello.

 ¿Cómo es posible que ONU Mujeres separe temas que está tan íntimamente relacionados? ¿Acaso ignora esta organización que la mayoría de las mujeres que ejercen la prostitución son explotadas por las mafias que las compran y venden sin tener en cuenta su opinión? ¿Cómo puede hablar de trabajo sexual para referirse a la prostitución? NO, la prostitución no es un trabajo, es la mayor forma de explotación que condena a mujeres y niñas a vivir bajo el dominio de los hombres. Lo dice una mujer que sabe de lo que habla: Los hombres creen que el tiempo que compran para estar con una mujer los pone absolutamente al mando”. Por eso critica “la creación de un derecho de los hombres a comprar sexo”.

Sigo con la nota de ONU Mujeres:

Defiendo siempre el lenguaje inclusivo, pero me llama la atención que en este caso se utilice para poner al mismo nivel la prostitución masculina que la femenina cuando sabemos que la prostitución tiene nombre de mujer, y que, a pesar de que en los últimos años la prostitución masculina ha ido en aumento, las condiciones en las que se ejerce es muy diferente.

Según  Iván Zaro, representante de Salud de la Fundación Triángulo y autor del estudio Trabajadores masculinos del sexo: aproximación a la prostitución masculina en Madrid, “La trata de hombres con fines de explotación sexual es residual, no llega al 1%. La portavoz de la Asociación para la Reinserción de Mujeres Prostituidas (Apramp), señala que La explotación sexual es mayoritariamente hacia las mujeres, eso no quiere decir que no haya hombres, pero son muy pocos”.  

¿Por qué ONU Mujeres obvia esta realidad y pretende meter en el mismo saco diferentes realidades? ¿Por qué define la prostitución como trabajo sexual?

Es importante dejarlo claro, la prostitución NO es un trabajo, es explotación, es violencia de género.

Violencia género

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: