Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Políticas Públicas’

46460907_2111967685528413_2135177102113112064_o

 

En esta vídeo podéis ver un adelanto de los temas que analizo

Anuncios

Read Full Post »

Tras la moción de censura se ha abierto un tiempo de cambio y esperanza y Pedro Sánchez ha dado respuesta a las demandas de las mujeres, del movimiento feminista.  El gobierno que ha formado no sólo es paritario, sino que cuenta, por primera vez, con más mujeres que hombres. Lo que también hay que destacar es que son mujeres con un gran recorrido profesional y político, esto demuestra lo que desde muchos ámbitos se viene señalando: Hay muchas mujeres preparadas para ocupar puestos de poder, ya sea político, económico, mediático

Cuando conocemos estos datos llega también la noticia de que Lina Gálvez, conocida economista y feminista, ha sido nombrada consejera de Salud de la Junta de Andalucía y que Soledad Gallego Díaz, será directora de El País. Tanto tiempo esperando, exigiendo que se tenga en cuenta a las mujeres, reclamando que tengan voz… y hoy por fin celebramos que en la nueva etapa política que se inicia las mujeres tienen la palabra.

Llevamos mucho tiempo reivindicado que se deje de ningunear a las mujeres, que no puede ser que cuando se trata de buscar personas expertas en temas científicos, económicos, periodísticos, políticos, etc., sólo se cuente con hombres. Hemos reclamado muchas veces  en las redes sociales:  #NoSinMujeres. Desde ahora nadie se atreverá a decir que no hay mujeres preparadas. Pedro Sánchez las ha encontrado en un plazo récord, no parece que fuera tan difícil, sólo hacía falta voluntad, querer hacerlo.

Hay otras cuestiones que se plantean ahora. ¿Se seguirá hablando de Consejo de Ministros? Sería una incongruencia que siendo mayoría de mujeres no se las nombrara. El lenguaje inclusivo debe comenzar a utilizarse desde todos los ámbitos y hacerlo bien. El lenguaje sí importa, porque lo que no se nombra no existe.

Otro peligro nos acecha ahora que hay tantas mujeres ministras. Ya lo vimos ayer, lo que preocupaba era su estilo de vestir. Apenas conocimos sus nombres ya leímos titulares con comentarios en este sentido. En esta nueva etapa esperamos que los medios de comunicación comiencen a nombrar a las mujeres por sus logros, a cuestionarlas si no cumplen lo que prometen, pero por favor, olvídense de sus vestidos y peinados, es indigno además de sexista.

Escribo esto mientras quienes componen el nuevo gobierno están jurando o prometiendo su cargo. Creo que vivimos un momento histórico, que mucho debe al movimiento feminista,  que desde hace tiempo está señalando que a las mujeres no se les puede dejar de lado, que las reivindicaciones feministas deben estar en la agenda política de manera clara. El hecho de que la vicepresidenta, Carmen Calvo, sea también ministra de Igualdad nos hace pensar que la igualdad será aplicada de forma transversal en todos los ministerios, en todas las políticas. Violencia de género, brecha salarial, techo de cristal, trabajadoras domésticas sin derechos, cuidadoras informales en situaciones de precariedad, permisos de maternidad/paternidad igualitarios para avanzar en la corresponsabilidad en los cuidados… son sólo algunos ejemplos de lo que esperamos que más pronto que tarde cambie.

#SiConMujeres

Read Full Post »

eL LARGO CAMINO HACIA LA IGUALDADEs indudable que algo está cambiando en nuestra sociedad. Hemos visto que el movimiento feminista consiguió movilizar a miles de mujeres, que logró que en muchas ciudades el 8 de marzo el color morado inundara las calles, los mercados… Fueron muchas las mujeres que se unieron para reclamar ser ciudadanas de pleno derecho.

Las masivas manifestaciones del 8 de marzo pusieron de manifiesto que las mujeres no se resignan a ser discriminadas en el mercado laboral, a ser minusvaloradas e invisibilizadas en el día a día, a ser relegadas al espacio doméstico y de cuidados, a ser consideradas meros objetos en la publicidad, a sufrir todo tipo de violencias por el hecho de ser mujeres. Por ello, exigieron el fin de la discriminación laboral y salarial, reclamaron cambios legislativos para eliminar el rol de cuidadoras que aún pesa sobre las mujeres, exigieron medidas reales contras las violencias machistas, en definitiva, reclamaron un modelo de sociedad en el que la igualdad sea real.

El cambio que vimos el 8 de marzo lo refleja la encuesta de Demoscopia para ‘El Mundo’. La discriminación de género es vista como un problema por una amplia mayoría de la sociedad. Más del 75% de las personas  encuestadas  consideran que las mujeres sufren discriminación de género en el acceso a los puestos de dirección, tanto política como económica, en el salario o en las condiciones para compatibilizar trabajo remunerado y familia.

Que una amplia mayoría de la sociedad sea consciente de la discriminación de género es sin duda importante, pero llama la atención que aun siendo conscientes de este hecho y de señalar que en España las administraciones toman pocas medidas para favorecer la igualdad, sólo el 36,6% considera necesario penalizar a las empresas que no promuevan la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

A este respecto conviene recordar que las administraciones tienen la obligación de garantizar la igualdad de género. Veamos, la Constitución señala:

Art. 9.2. ‘Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social.

Art. 14. ‘Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social’.

La “Ley orgánica 3/2007, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, incorpora al ordenamiento jurídico español dos directivas. La Directiva 2002/73/CE, que se refiere a la aplicación del principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres en cuanto al acceso al empleo, a la formación y a la promoción de profesionales, en condiciones iguales;  la  Directiva 76/207/CEE, el principio de igualdad de trato entre hombres y mujeres al acceso a bienes y servicios y su suministros.

El Art. 11.1 dice: ‘Con el fin de hacer efectivo el derecho constitucional de la igualdad, los Poderes Públicos adoptarán medidas específicas en favor de las mujeres para corregir situaciones patentes de desigualdad de hecho respecto de los hombres. Tales medidas, que serán aplicables en tanto subsistan dichas situaciones, habrán de ser razonables y proporcionadas en relación con el objetivo perseguido en cada caso’.

Está claro que cuando se discrimina a las mujeres, cuando se las penaliza en el mercado laboral por razón de su género, se está incumpliendo la legislación vigente. ¿Por qué se teme penalizar a las empresas que no cumplan la ley? ¿Por qué tanta permisividad ante una clara vulneración de la legislación vigente cuando se trata de la igualdad de género?

En la citada Ley de Igualdad, incluso se contempla la posibilidad de adoptar medidas para corregir las desigualdades existentes, las acciones positivas. Se habla de las ‘mujeres cuota’ como si fuera una práctica habitual la implantación de acciones positivas, cuando la realidad es que raramente se aplican. Sin embargo, poco se comenta que las cuotas son una realidad, pero para los hombres. Ser hombre es una garantía para acceder a un puesto, con independencia de sus valía;  por el contrario una mujer tiene que demostrarla. ¿Por qué no se habla de los ‘hombres cuota’?

 

 

Read Full Post »

La creación del Ministerio de Igualdad en 2008 fue una medida primordial, pues implicaba poner en primer plano la necesidad de implantar políticas de igualdad. Estuvo presidido por Bibiana Aído. Joven, mujer, ministra…, tres cuestiones por las que fue criticada desde su nombramiento. Como señala Nuria Varela (Cansadas, 2017), “Si aún no habíamos hecho nada, no había gestión, ni siquiera habíamos presentado en el Congreso las líneas de trabajo ni los objetivos de la legislatura, ¿a qué venía tanta crítica? ¿En qué se sustentaba?”.

La aprobación de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, fue un hito en muchos aspectos, entre ellos el aumento del permiso de paternidad, que pasó a ser de dos semanas. La Ley 9/2009, de 6 de octubre amplía para 2011 el permiso de paternidad a cuatro semanas. Esta medida se fue retrasando y no entró en vigor hasta enero de 2017. Los hombres en su mayoría han disfrutado de dicho permiso (en torno al 93%, según la SS).

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles, PPiiNA, fue creada en 2007 y su objetivo es que los permisos de maternidad/paternidad sean iguales, intransferibles y pagados al 100%. Tiene elaborada una Proposición de Ley que ha presentada a los grupos parlamentarios para que sea debatida en el pleno.

Por qué era necesaria la Ley de Igualdad y por qué es necesaria la reivindicación de la PPiiNA

A pesar de los profundos cambios que se habían producido en España en las últimas décadas del pasado siglo, los roles de género seguían muy presentes en la sociedad en 2007, siendo el rol de cuidadoras el que más influía en el acceso, permanencia y promoción en el trabajo remunerado. Las mujeres se ausentan del puesto de trabajo cuando sus criaturas enferman, son ellas las que reducen su jornada o solicitan excedencias para cuidar de sus hijas/os, lo que tiene importantes consecuencias para las mujeres.

La Ley de Igualdad se presentó como una vida de solución, pero a día de hoy no ha tenido los resultados previstos. Poco ha cambiado la situación desde 2007. Son las mujeres las que trabajan mayoritariamente a tiempo parcial y lo hacen principalmente para cuidar de hijas e hijos, sufren discriminación en el salario (brecha salarial), en la promoción (techo de cristal) y en todo lo relativo al empleo.

Como vemos en los gráficos, el trabajo a tiempo parcial es ‘cosa de mujeres’ y la razón de optar por reducir la jornada laboral es el cuidado de hijas e hijos menores de 14.

Presentación1La brecha salarial de género se mantiene a lo largo de los años y no tiene trazas de desaparecer. Como vemos en el gráfico, la brecha salarial de género se sitúa en el 14,9% si tomamos como referencia el salario/hora. Pero es mucho más elevada si tomamos como referencia el salario bruto anual, 35.7%.

 

 

Esta diferencia se debe a que se analizan factores como: los complementos salariales, el trabajo a tiempo parcial, la segregación vertical y horizontal, las menores tasas de empleo y actividad o los trabajos feminizados.

Aún queda mucho camino por recorrer, las mujeres se han incorporado masivamente al empleo pero los hombres no lo han hecho en la misma medida en el cuidado familiar. Ser madre era y sigue siendo un hándicap para las mujeres. Por ello la PPiiNA sigue reivindicando que los permisos de maternidad/paternidad sean iguales, intransferibles y pagados al 100%, porque esta medida tendrá una influencia decisiva en la eliminación de la desigualdad de género[i].

[i] Este Artículo fue publicado en Público “La revolución de todas”. http://www.publico.es/mujer/ley-igualdad-ley-necesaria-suficiente. Esta versión incluye  gráficos.

Read Full Post »

“Tenemos igualdad legal, ahora hay que lograr la igualdad real“. Es una frase tan común que terminas creyéndola. Leyendo el libro “Desiguales por Ley” de María Pazos Moran, vemos que siguen existiendo desigualdades en la legislación.

Os invito a leer la reflexión que Paco Rozas[1] hace sobre el libro de Pazos.

Desiguales por ley

descarga

Estaba yo tan contento con la “superación” de mis machismos, cuando llega María Pazos con su libro. Es cierto que tanto mi compañera como tantas otras amigas me hablaban de los micromachismos en general y de los míos en particular, pero qué quieren que les diga, después de superar tantas cosas desde que tenía 20 años…., y ahora otros 40 para los micromachismos, en fin no sé si me va a dar tiempo.

Puedo decir que cuando empecé a tener un poco de conciencia social, allá por los 70, que es cuando empecé a estudiar sociología, lo único que entonces preocupaba era si Marx tenía o no razón con sus análisis. Quién se iba a preocupar de si en casa tu madre y tus hermanas estudiaban y hacían la casa. Tú no tenías que preocuparte de nada, lo realmente importante era hacer la revolución y rápidamente, viniese desde el marxismo, del anarquismo o de la contracultura.

Y ahora llega María Pazos y empieza a desgranar todo un cúmulo de conceptos demoledores, y si no vean: nos habla de desigualdad de sexos para que tengamos en cuenta los problemas que tiene un simple empleo femenino (parcial, precario o sumergido), de unos salarios que son más bajos para la mujer, el problema de compatibilizar el trabajo con las tareas del hogar y del cuidado (que siempre les toca a ellas), y para terminar Hacienda, pensemos en la declaración conjunta que puede desincentivar el trabajo femenino. Si todo esto os parece una exageración leer el libro, capitulo a capitulo.

Y uno se pegunta: ¿Cómo darle salida a tanto despropósito? De hecho, ¿hay alguna posibilidad de salir de este agujero negro? Si nos damos cuenta que por encima del Banco de España está el europeo, después el FMI y finalmente el Departamento del Tesoro americano pues nos tenemos que echar a temblar con tanta losa que nos oprime. Pero bueno, un poco de esperanza y ahí está de nuevo Pazos hablándonos de las Políticas Públicas, que si bien es cierto que reflejan y potencia determinados estructuras y valores, los machistas y economicistas, bien podrían modificar el curso de los tiempos en el caso ideal de que un día nos despertáramos y el neoliberalismo hubiera desaparecido. Podríamos empezar a percibir cómo la dominación masculina desaparece de la economía, de las relaciones internacionales, de la educación, de los medios de comunicación, de la moda y hasta del deporte.

No esperéis encontraros un libro simplón y de argumentaciones gratuitas en el que lo que prima son las soflamas, no hay ninguna os lo advierto, pero como lo empecéis puedo aseguraros que no lo vais a soltar hasta el final, es incluso posible que toméis notas.

Gracias María por tu libro.


[1] Paco Rozas es licenciado en Sociología y experto en medios audiovisuales.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: