Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Familia’

Cuidar de las personas dependientes, hijas/hijos, personas mayores, personas con discapacidad, es una obligación que ninguna sociedad puede ni debe olvidar. Los cambios que en las últimas décadas se han producido en la sociedad, ponen sobre la mesa lo que se ha dado en llamar “crisis de los cuidados”.

Dependencia y cuidadoVeamos, la esperanza de vida es cada vez más alta y los servicios sociales de apoyo a las personas mayores, son cada vez peores. Escribí el pasado año: Natalidad, dependencia y cuidados, una relación problemática, donde planteaba el derecho de las personas a recibir una atención material y humana de calidad. También he analizado laConsecuencias presentes y futuras para las mujeres” en el “trabajo de cuidar”. Nada que añadir a lo dicho, más bien seguir denunciando esa realidad que es cada día más urgente enfrentar, sobre todo cuando detectamos que las instituciones siguen sin revolver el problema y cuando toman medidas son para mantener a las mujeres como cuidadoras principales, es decir, perpetuando los estereotipos de género.

Desde la experiencia personal

Cuidar es mucho más que el tiempo que se emplea en atender a quienes de nosotras/os dependen, supone un esfuerzo  que tiene un importante coste de oportunidad en lo que al trabajo remunerado se refiere, pero igual o más importante, implica un coste emocional imposible de cuantificar.

En estos momentos me encuentro con mi madre (93 años), dependiente total y mi padre (94 años) en un proceso similar. Contamos en la familia con unas horas de atención a la dependencia para mi madre, a mi padre le reconocieron como dependiente hace un año, pero la prestación no se hará efectiva hasta julio de 2015. No me he equivocado, la fecha es real. Para complicar las cosas vivimos en diferentes ciudades, ir y venir se ha convertido en una norma que hace difícil, tanto a nivel físico como emocional, conseguir el equilibrio.

Si mi caso fuera único no lo plantearía aquí, pero como bien sabemos esto es cada día más habitual y somos muchas las mujeres que vemos cómo nuestra rutina cotidiana se ha visto modificada por tener que hacer frente del cuidado de las personas que queremos y ver cómo se deterioran día a día

Ellas y ellos tiene derecho a tener toda la atención que necesitan, pero lo que no es tan lógico es que esta obligación recaiga sobre las mujeres, que tengamos que  “aparcar” nuestra vida para atenderlas/es. Las administraciones no pueden mirar para otro lado y seguir recortando en atención a la dependencia, dejando a personas ancianas en situaciones de precariedad cuando, por las razones que sea, la familia, léase las hijas, no prestan el cuidado al que tienen derecho.

Escuchar expresiones como “que bien cuidados están tus padres” no me consuela, porque quienes dicen esto hablan al mismo tiempo de personas mayores que “viven” situaciones difícilmente calificables debido a la falta de recursos institucionales. Atender a las personas dependientes con calidad pasa por unos servicios sociales que se ocupen de las necesidades básicas, que no miren para otro lado cuando ancianas/os malviven con pensiones asistenciales y sin ningún tipo de ayuda, ni económica ni emocional.

 

Read Full Post »

Cuidar de hijas e hijos y de las personas dependientes en general es una necesidad ineludible y cada vez más necesario, dado el aumento de la esperanza de vida y el consiguiente aumento de personas mayores que necesitan atención y cuidado.

El informe del CSIS, Un perfil de las personas mayores en España, 2013. Indicadores estadísticos básicos”, señala que: “España sigue su proceso de envejecimiento…La longevidad se ha incrementado de forma espectacular en el siglo XX. En 1900 la esperanza de vida era de 34,8 años y ahora es de 82,1”. Las mujeres tiene mayor esperanza de vida que los hombres, 85 años, frente al 79,2.

La previsión del INE es que en el año 2023 un total de 23.428 personas superarán los 100 años, casi el doble que actualmente.

Pirámide de población

http://www.ine.es/prensa/np813.pdf

 

¿Quién cuida de las/os dependientes?

Según el último barómetro del CIS, la persona que se dedica principalmente al cuidado de hijas e hijos desde el nacimiento hasta los 3 años es la madre en el 82% de las familias. Les siguen las abuelas, un 7,5%, y en tercer lugar son los padres, un 4,8%.

 

Quién cuidada a niñas/niños

Elaboración propia a partir de los datos del CIS

En lo que se refiere a personas mayores, siguiendo con el informe del CSIC, la persona que fundamentalmente cuida de los hombres mayores es su cónyuge y en segundo lugar su hija. En el caso de las mujeres, la principal cuidadora es la hija.

A la vista de estos datos podemos afirmar que cuidar tiene nombre de mujer. ¿Qué significa esto? Que las mujeres, o bien no tienen empleo remunerado o trabajan a tiempo parcial para poder compatibilizarlo con el cuidado y supone que los hombres, los padres, los hijos, tienen disponibilidad plena para dedicarse al trabajo remunerado.

Esto tiene importantes consecuencias negativas para las mujeres. Decía Máriam Martínez-Bascuñánen en un interesante artículo:

Consecuencias presentes y futuras para las mujeres

El hecho de que las mujeres sean las principales cuidadoras de la familia supone que aumente la desigualdad de género, presente y futura. Señalaremos las más significativas y que ya nadie discute:

  • Brecha salarial de género.
  • Baja presencia de mujeres en puestos de dirección.
  • Pensiones más bajas.
  • Peor salud.

Cuidar tiene, pues, un coste elevado para las mujeres, pero no podemos perder de vista la función del Estado “consiente y reproduce esta dinámica estamos entrando en una nueva forma de patriarcado público precisamente porque este modo de desposesión se encuentra mediado por aquel. La falta de institucionalización de los trabajos de cuidado perpetúa un proceso social mediante el cual se produce la transferencia de energías de un grupo a otro para producir distribuciones que son desiguales y que limitan a las mujeres”.

No hay mucho que añadir a lo que dice Máriam Martínez-Bascuñánen.

 

Read Full Post »

¿Qué entendemos por familia?

En los últimos días escuchamos a menudo declaraciones a favor de la familia, se crítica que se está destruyendo a la familia y que con ello se atenta contra la sociedad.

Pero ¿qué es la familia? La RAE la define como:

1. f. Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas.

2. f. Conjunto de ascendientes, descendientes, colaterales y afines de un linaje.

3. f. Hijos o descendencia.

Vemos que esta definición no está muy acorde con la sociedad actual, por ello definimos familia como: “grupo social que varía según la sociedad y el momento histórico que analicemos”. O bien “grupo de personas unidas por el parentesco o relaciones de afecto”.

La familia no es una institución estanca, por el contrario, es flexible y ha cambiado a lo largo de la historia, adaptándose a las nuevas situaciones, a los cambios sociales que se han producido.

Evolución de la familia

Sin entrar en el origen de la institución familiar, veamos los diferentes tipos de familias que se han dado en la sociedad occidental:

  • Extensa: formada por parientes cuyas relaciones no son únicamente entre progenitores e hijas/os. Incluye a otros parientes consanguíneos o afines.
  • Nuclear: formada por la madre el padre y su descendencia.
  • Monoparental/monomarental: la hija/o o hijas/os vive(n) sólo con el padre o la madre.
  • Homoparental/homomarental: las hija/o o hijas/os viven con una pareja homosexual.
  • Otros: formada por hermanas/os, amigas/os, por parejas del mismo o diferente sexo con la descendencia de uno o de los dos miembros de la pareja, una persona sola, etc.

Funciones de la familia

Como cualquier otra institución la familia tiene sus propias funciones, entre ellas destacamos:

  • Económica: En la familia conviven personas productivas e improductivas y se transmite el patrimonio. La familia es una unidad de consumo. En ella se desarrolla el trabajo no remunerado que se lleva a cabo en su mayor parte por las mujeres. Roles de género.
  • Reproductora: Tradicionalmente es la principal función que se adjudicaba a la familia, esto hoy hay que replantéaselo.
  • Socializadora: A través de la familia se transmiten valores, función que se comparte con otras instituciones como la escuela.
  • Psicológica: Se satisfacen las necesidades afectivas de sus miembros.

Si bien la estructura de la familia ha ido evolucionando a lo largo de las historia, es en las últimas décadas cuando se producen cambios que hace que desde determinados círculos se critiquen las actuales formas de convivencia y sobre lo que debe o no llamarse familia.

Conclusión

La organización de la familia evoluciona con los cambios sociales y económicos que se producen en las sociedades. Pretender que sólo se puede llamar “familia” a la compuesta por el padre, la madre, hijas/os, familia nuclear, es olvidar y dejar fuera a muchas personas que, bien por necesidad o por opción personal deciden otras formas de convivencia.

Los roles que dentro de la familia tradicional se adjudicaban a cada uno de sus miembros, son hoy cuestionados por gran parte de la sociedad, la dicotomía público/privado que primaba en las relaciones familiares, también tiende a desaparecer. No cuestionemos, pues, las diferentes estructuras familiares que existen, más bien veamos como positivos estos cambios que se adecuan más a la realidad en que vivimos.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: