Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Redes sociales’ Category

El relato único crea estereotipos y, el problema con los estereotipos

 no es que sean falsos, sino que son incompletos.

Convierten un relato en el relato único.

Chimamanda Ngozi Adiche. El peligro de la historia única

El movimiento feminista es diverso y plural y como consecuencia los debates y enfrentamientos se repiten. Hace unos días hablando con una feminista de larga trayectoria dentro del movimiento por los derechos de las mujeres me decía:  “Como siempre, no hay nada nuevo”, pero sí hay algo nuevo, las redes sociales están propiciando enfrentamientos desmesurados.

Las redes sociales me gustan, me parecen una buena herramienta para conocer personas que de otra forma sería difícil, de hecho tengo buenas amigas que he conocido a través de este medio. El movimiento feminista se ha servido de las redes sociales para divulgar campañas, denunciar la falta o insuficiencia de políticas públicas, para alcanzar la igualdad de derechos de las mujeres o para denunciar las violaciones y abusos que sufren las mujeres. No obstante, los enfrentamientos en twitter o Facebook son constantes y en vez de facilitar el dialogo lo imposibilitan.

Es lo que ha pasado en los últimos meses, algunas feministas se han enzarzado en trifulcas sobre qué es ser feminista, sobre si determinadas acciones son feministas o no, sobre quienes son las promotoras de determinados logros del movimiento, etc. Hay grupos que orquestan campañas de desprestigio hacia las feministas que no comparten totalmente su ideario, pues consideran que sus planteamientos debes ser aceptados sin discusión.

 

Algunos temas en los que se discrepa

Uno de ellos es la abolición de la prostitución. He defendido siempre la abolición de la prostitución por considerar que se comercializa con el cuerpo de las mujeres, se las explota y humilla y considero que junto con la pornografía y los vientres de alquiler son tres ejes que deben estar presentes en las reivindicaciones del movimiento feminista, ya que se comercializa con el cuerpo de las mujeres como si de objetos se tratara. La prostitución es en estos momentos uno de los negocios más lucrativos y el producto con el que se comercia son las mujeres y las niñas. Algunos partidos políticos y grupos feministas pretenden legalizar la prostitución alegando la libertad de elección, como si las mujeres en situación de prostitución tuvieran posibilidades de elegir. Aunque las posturas se presentan como incompatibles, no estaría demás sentarse a dialogar.

Otro tema controvertido son los vientres de alquiler, la mal llamada “maternidad subrogada”, evitando con este subterfugio reconocer que lo que se quiere legalizar es que personas con poder económico contraten a mujeres en situaciones de precariedad para satisfacer sus deseos. Recordemos que tener hijas/os no es un derecho. Al igual que en la prostitución, en este tema se alude a la libre elección, resulta cuando menos curios que las mujeres que deciden libremente prostituirse o gestar un bebé para otras personas sean personas de bajos recursos en su mayoría.

La pornografía ha adquirido en los últimos tiempos tal expansión que niñas y niños de 15 años ven pornografía, lo que va configurando su visión de las relaciones sexuales basadas en la humillación y explotación de las mujeres. Los últimos estudios señalan que niñas y niños menores de 13 años ven pornografía, es decir, ven como se humilla y degrada a las mujeres y es su escuela de aprendizaje en sus relaciones sexuales. La pornografía es actualmente la escuela de prostitución, por ello hay que regularla para impedir que niñas y niños tengan acceso a contenidos claramente denigrantes.

Otro debate abierto y que está provocando muchos enfrentamientos dentro del feminismo es la abolición del género. ¿Qué decir al respecto? Llevo unos meses leyendo y reflexionando sobre ello. Considero que hay que eliminar la construcción social del género que, como construcción cultural del patriarcado, condiciona la vida de las mujeres. Aunque en menor medida los hombres también se ven afectados. Eliminar el género es, pues, imprescindible para desactivar el sistema patriarcal.

No obstante, los debates actuales no van en este sentido, sino que confrontan ideas de la teoría queer, que habla de abolición de la diferencia sexual, de que no es necesario asignar un sexo al nacer o defienden la diversidad de géneros, entre otras cuestiones controvertidas. No comparto la idea de que se pueda abolir la diferencia sexual, ni otras muchas cuestiones que plantea esta teoría, pero me pregunto si es necesaria esta pugna, este enfrentamiento que lo único que propicia es debilitar los esfuerzos del movimiento feminista. Tenemos mucho que hacer, ¿por qué utilizar un tiempo y esfuerzo en debates que a menudo se presentan desde el inicio como superfluos en vez de centrarnos en el objetivo del feminismo: eliminar el patriarcado?

Estos último días el debate se está recrudeciendo a niveles alarmantes. Irene Montero, como ministra de igualdad, está recibiendo críticas desde sectores del movimiento feminista que considero innecesarias. Lo mismo ocurre con las mujeres que ha nombrado para formar su ministerio. Criticaré si toman  medidas que, desde mi punto de vista, no beneficien al feminismo, a las mujeres, pero me he alegrado de que de nuevo haya un ministerio de igualdad, que mujeres de largo recorrido en el feminismo y mujeres jóvenes con recorrido político asuman cargos de relevancia para poner en marcha políticas públicas de igualdad. Hay que darles tiempo para trabajar y cuando sea necesario cuestionemos y critiquemos sus políticas, pero lo que está pasando en las redes sociales no es de recibo, feministas contra feministas. La extremaderecha debe estar frotándose las manos.

Defendamos nuestras posturas sin atacar, sin pretender que somos más feministas porque gritamos o insultamos más. Siento una inmensa tristeza. Reflexionemos.

Read Full Post »

Para mis #Femiamigas

Estoy leyendo “La ridícula idea de no volver a verte” de Rosa Montero y de ella tomo la etiqueta #HacerLoQueSeDebe, porque al leerla he pensado que refleja claramente lo que muchas mujeres dejan de hacer a lo largo de su vida por cumplir con ese mandato de género que tanto condiciona.

 He comenzado a leer el libro en unos días en los que estoy comentando con amigas a través de whatsApp, las obligaciones que las mujeres asumimos de cuidar a madres y padres, las contradicciones que conlleva y la culpabilidad que implica compatibilizar la obligación que asumimos y la necesidad y las ganas de tener una vida propia.

Somos un grupo de mujeres de generaciones distintas, algunas aún no están en el rol de hijas cuidadoras que otras estamos viviendo, desde diferentes situaciones, pero con contradicciones similares. Compartir estas experiencias está resultando enriquecedor, a pesar de que algunas no nos conocemos personalmente, pero somos  #amigasvirtuales.

 La coincidencia de comenzar a leer a Rosa Montero, que cuenta como Marie Curie se debate entre sus ganas de conocimiento y su obligación #HacerLoQueSeDebe, de cuidar de su padre, en un momento en el que la mayoría de las que ese grupo de #femiamigas pasamos por situaciones similares, me lleva a reflexionar lo poco que hemos avanzado. Me explico.

 A principios del siglo XX, Marie Curie, una mujer pionera, se debatía entre la obligación y el deseo de ser ella misma, de poder desarrollar una profesión. Un siglo después, a pesar de los muchos avances que las mujeres hemos logrado ¿Cuál es el tema recurrente en el grupo de #femiamigas? Las contradicciones que cada día nos crea decidir entre #HaerLoQueSeDebe aún a costa de dejar de lado actividades que son fundamentales para nosotras.

 Es evidente que hemos avanzado mucho, trabajamos, desarrollamos una profesión, etc., pero eso no evita que suframos situaciones similares a pesar del tiempo transcurrido. Los condicionantes de género son tan fuertes que me pregunto ¿nuestras hijas van a seguir condicionadas por #HacerLoQueSeDebe?

 Aunque quiero pensar que no, veo que algunas de las #Femiamigas que son jóvenes se van a ver abocadas a resolver problemas familiares,  se va a recurrir a ellas, aún en la distancia, para que asuman el mandato de género: responsabilizarse de las/os demás.

 Dice Rosa Montero: “La culpabilidad es una emoción tradicionalmente femenina. Sobre todo en épocas pasadas, pero aunque hoy todavía quedan algunos jirones que nos manchan, velos pegajosos como telas de araña. Es una culpabilidad socialmente inducida por atreverte a seguir tus deseos, por descuidar tus obligaciones de mujer”. Muchos jirones diría yo, si tengo en cuenta la realidad que me rodea.

Read Full Post »

Hace unos días recibí un libro: “El equilibrista”  de Sergio de Miguel Taroncher a quien no conozco personalmente pero con quien he debatido en diferentes foros sobre temas de actualidad. En twitter el debate ha girado en torno a cómo conciliar la vida laboral, personal y familiar y en este blog sobre la equiparación de los permisos de maternidad/paternidad, en fin una vez más se demuestra que las redes sociales nos facilitan conversar con personas que de otra forma sería difícil.

Lo primero que me llamó la atención del El equilibrista era que utilizaba un lenguaje inclusivo, buen comienzo que anima a continuar con la lectura. Otra cuestión es que habla de una mujer directiva, esto promete pensé y seguí leyendo cada vez con más interés un libro que voy a comentar desde el punto de vista de la conciliación pero que puede aplicarse a otros muchos temas.

Me parece especialmente interesante la simbología que Sergio utiliza para ir presentado la realidad con la que muchas personas se enfrenta cada día: como compatibilizar trabajo remunerado y familia sin tener que renunciar tampoco a un espacio para el ocio o para lo personal. A través de un juego simbólico nos hacer ver cómo la rutina diaria nos va imponiendo un ritmo que nos arrastra hasta dejarnos sin tiempo para recapacitar, sin tiempo para nuestra familia y menos aún para el descanso, la reflexión y  el ocio.

Dice Sergio: “El día tiene 1.440 minutos, puedes regalarlos casi todos, pero siempre tienes que guardar algunos para ti y tu gente”. Estos minutos que tiene el día debemos aprender a distribuirlos en las cuestionas que son importantes para nosotras/os, cada persona tiene sus propios intereses y necesidades y además éstos cambian a lo largo de la vida, lo que en un momento tiene mucha importancia y por tanto necesita mucho tiempo, en otra fase de nuestra vida deja de tener prioridad y requiere menos dedicación.

El equilibrista nos enseña que para ir lograr el equilibrio entre los diferentes aspectos de nuestra vida, en este caso la vida laboral, personal y familiar, debemos estar atentas/os a las señales de nuestro cuerpo, de nuestro entorno, debemos aprender a priorizar, a ser conscientes de las decisiones que tomamos para poder valorar si son realmente con las que vamos a lograr los objetivos que nos hemos marcado.

Os recomiendo la lectura de este libro, pues tal vez a través de él encontremos a nuestra/o oftalmóloga/o particular, que nos abra  los ojos a la realidad. Finalizo con otra frase del libro: El equilibrio es así efímero. Debes disfrutarlo al máximo cuando lo encuentres porque volverás a caer en el desequilibrio en cualquier momento.  También  recuerda que hay que aprender de los errores y seguir adelante.

Read Full Post »

Todas las personas pertenecemos a diferentes tipos de redes: familiares, de amistad, de trabajo, de ocio, etc. No obstante, cuando hoy se habla de redes sociales tendemos a pensar en internet, en las diferentes formas de comunicación que se han desarrollado en las últimas décadas: Facebook, Twitter, Tuenti, Linkedin, etc.

Cuando se cumplen 5 años del nacimiento de twitter, podemos leer casi a diario sobre las redes sociales, si su uso es positivo, si hay que andarse con cuidado, si facilitan el desarrollo profesional, etc. Lo cierto es que las redes sociales han adquirido una gran importancia en la actualidad y juegan un papel importante a la hora de la promoción profesional. Según un estudio el 20% de los nuevos puestos trabajos ya se consiguen por medio de las redes sociales profesionales.

El primer debate que se plantea es qué redes sociales pueden considerarse profesionales y cuales son únicamente de amistad. Hay redes sociales como Linkedin o Xing en las que no existe discusión, son foros profesionales en los que se busca debatir sobre temas relacionados con la profesión o sirven de búsqueda de empleo o de promoción profesional.

Cuestión diferente es cuando hablamos de Twitter o Facebook, pues mientras para unas personas tienen una función profesional para otras es un medio de comunicación más personal. Es evidente que todo depende del uso que se haga de ellas y de los objetivos que se pretenden.

Este post es una reflexión desde mi experiencia personal en las redes sociales, como he ido descubriendo su funcionamiento y las posibilidades que considero pueden ofrecer, analizo exclusivamente aquellas en las que tengo perfil y más o menos domino. Mi posición en todas ellas es profesional.

Tengo perfil en Linkedin, donde participo activamente en varios grupos, además he creado recientemente un grupo, Conciliación y corresponsabilidad, con el objetivo de que sirva de punto de encuentro y de debate para profesionales interesados en estos temas. Estáis invitadas/os a uniros a él. En Xing también tengo perfil.

En Twitter también estoy casi a diario compartiendo noticias con personas que tenemos temas en común. La principal característica de Twitter con respecto a Linkedin y Xing es la inmediatez de la comunicación. Si se produce algún debate siempre es en tiempo real. El seguimiento de congresos, conferencias, etc., permitiendo la participación directa es otro punto de interés.

Facebook, donde también podéis encontrarme, es de las redes sociales a la que, por ahora, dedico menos tiempo y veo menos su aplicación profesional, no obstante la facilidad de publicar noticias de interés sin estar siquiera conectada facilita el tener al día tu perfil sin dedicarle mucho tiempo.

Otro tema que no debemos olvidar es la importancia que las redes sociales han tenido en los últimos acontecimientos mundiales: Egipto, Libia, Japón, etc. En este sentido parece que Twitter y Facebook han sido los mejores y más importantes canales de información online.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: