Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Brecha salarial’ Category

La creación del Ministerio de Igualdad en 2008 fue una medida primordial, pues implicaba poner en primer plano la necesidad de implantar políticas de igualdad. Estuvo presidido por Bibiana Aído. Joven, mujer, ministra…, tres cuestiones por las que fue criticada desde su nombramiento. Como señala Nuria Varela (Cansadas, 2017), “Si aún no habíamos hecho nada, no había gestión, ni siquiera habíamos presentado en el Congreso las líneas de trabajo ni los objetivos de la legislatura, ¿a qué venía tanta crítica? ¿En qué se sustentaba?”.

La aprobación de la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, fue un hito en muchos aspectos, entre ellos el aumento del permiso de paternidad, que pasó a ser de dos semanas. La Ley 9/2009, de 6 de octubre amplía para 2011 el permiso de paternidad a cuatro semanas. Esta medida se fue retrasando y no entró en vigor hasta enero de 2017. Los hombres en su mayoría han disfrutado de dicho permiso (en torno al 93%, según la SS).

La Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles, PPiiNA, fue creada en 2007 y su objetivo es que los permisos de maternidad/paternidad sean iguales, intransferibles y pagados al 100%. Tiene elaborada una Proposición de Ley que ha presentada a los grupos parlamentarios para que sea debatida en el pleno.

Por qué era necesaria la Ley de Igualdad y por qué es necesaria la reivindicación de la PPiiNA

A pesar de los profundos cambios que se habían producido en España en las últimas décadas del pasado siglo, los roles de género seguían muy presentes en la sociedad en 2007, siendo el rol de cuidadoras el que más influía en el acceso, permanencia y promoción en el trabajo remunerado. Las mujeres se ausentan del puesto de trabajo cuando sus criaturas enferman, son ellas las que reducen su jornada o solicitan excedencias para cuidar de sus hijas/os, lo que tiene importantes consecuencias para las mujeres.

La Ley de Igualdad se presentó como una vida de solución, pero a día de hoy no ha tenido los resultados previstos. Poco ha cambiado la situación desde 2007. Son las mujeres las que trabajan mayoritariamente a tiempo parcial y lo hacen principalmente para cuidar de hijas e hijos, sufren discriminación en el salario (brecha salarial), en la promoción (techo de cristal) y en todo lo relativo al empleo.

Como vemos en los gráficos, el trabajo a tiempo parcial es ‘cosa de mujeres’ y la razón de optar por reducir la jornada laboral es el cuidado de hijas e hijos menores de 14.

Presentación1La brecha salarial de género se mantiene a lo largo de los años y no tiene trazas de desaparecer. Como vemos en el gráfico, la brecha salarial de género se sitúa en el 14,9% si tomamos como referencia el salario/hora. Pero es mucho más elevada si tomamos como referencia el salario bruto anual, 35.7%.

 

 

Esta diferencia se debe a que se analizan factores como: los complementos salariales, el trabajo a tiempo parcial, la segregación vertical y horizontal, las menores tasas de empleo y actividad o los trabajos feminizados.

Aún queda mucho camino por recorrer, las mujeres se han incorporado masivamente al empleo pero los hombres no lo han hecho en la misma medida en el cuidado familiar. Ser madre era y sigue siendo un hándicap para las mujeres. Por ello la PPiiNA sigue reivindicando que los permisos de maternidad/paternidad sean iguales, intransferibles y pagados al 100%, porque esta medida tendrá una influencia decisiva en la eliminación de la desigualdad de género[i].

[i] Este Artículo fue publicado en Público “La revolución de todas”. http://www.publico.es/mujer/ley-igualdad-ley-necesaria-suficiente. Esta versión incluye  gráficos.
Anuncios

Read Full Post »

El 22 de febrero se celebra el ‘Día Internacional por la Igualdad Salarial’, pero este año el debate ha comenzado pronto debido a que el presidente del gobierno ha demostrado una falta de sensibilidad que no tiene justificación ante la discriminación que sufren las mujeres. Parece que el hecho de que en España las mujeres cobren de media entre el 14,9% y el 35,7%, menos que los hombres, no parece ser cosa del gobierno. Esto queda reflejado en el siguiente gráfico, en función los datos que tomemos como referencia: salario/hora o ingresos anuales.

Brecha Salarial de Género

Elaboración propia a partir de datos de  Eurostat

Las mujeres cobran menos que los hombres por realizar tareas similares. Hace unos meses el Tribunal Superior de Justicia de Canarias declaró nulo por discriminación de género el pacto salarial de un hotel de Tenerife por considerar que el plus que recibían los camareros de sala, 85% hombres, discriminaba a las camareras de piso, 92% mujeres. Aquí estaríamos hablando de salario/hora y situaciones como ésta son bastante comunes.

Siempre que se habla de brecha salarial de género la pregunta obligada es por qué esta discriminación. Es más, se argumenta que las mujeres se han incorporado más tarde al trabajo remunerado y que la diferencia se igualará con el paso del tiempo, o se duda de que las mujeres cobren menos que los hombres. Se suele decir ‘en mi empresa las mujeres cobramos igual que los hombres’,  pero hay muchos aspectos que subyacen al computar el salario y que son más comunes de lo que creemos. Veamos:

  • Las mujeres ocupan puestos peor remunerados y que no se corresponden con su formación académica.
  • Los trabajos realizados por las mujeres están peor valorados económica y socialmente.
  • Las mujeres trabajan a media jornada en mayor medida que los hombres.
  • Los puestos de mayor responsabilidad están ocupados por hombres, son ellos los que deciden quien promociona, quien cobra pluses, etc.

En definitiva, el poder económico está en manos masculinas y, una vez más, debemos recordar a Celia Amorós cuando habla de los ‘pactos entre pares’. La ‘brecha salarial total’ se debe a estos factores y como hemos visto es donde la diferencia salarial es mayor.

Una de las principales causas de la desigualdad salarial es la diferencia en el uso del tiempo de mujeres y de hombres. Las mujeres siguen empleando mucho más tiempo en trabajos no remunerados que los hombres. Son ellas las encargadas del cuidar a sus criaturas al nacer y como consecuencia las empresas las consideran como menos disponibles para el empleo. Es decir, que la maternidad discrimina. Por el contrario ser padres supone un plus.

¿Para cuándo permisos de maternidad/paternidad iguales e intransferibles como viene defendiendo desde hace años la Plataforma PPiiNA? Algunos partidos llevan en su programa electoral esta propuesta, pero parece que les cuesta llevar la Proposición de Ley que tiene elaborada la PPiiNA al Pleno del Congreso. ¿Hasta cuándo vamos a tener que esperar por una medida que se sabe posibilitará el cambio de roles de género?

La brecha salarial entre mujeres y hombres no tiene justificación y no puede esperarse que las diferencias vayan desapareciendo de forma gradual. Según el Informe Mundial sobre la brecha de género de 2017, a nivel mundial la brecha salarial de género se está ampliando. Es, pues, necesario que se tomen medidas y que se penalice el incumplimiento de la ley. No se entiende que se vea mal sancionar a las empresas que incumplan la legislación en materia de igualdad, cuando en cualquier otra cuestión las sanciones son lo normal.

Un salario menor influye en el hoy y en el mañana, la esperanza de vida es cada vez más elevada y la pensión de jubilación de las mujeres es inferior a la de los hombres, según UGT un 37%. Además, separarse del trabajo remunerado para ocuparse de la familia supone que, en muchos casos, las mujeres no llegan a cotizar para cobrar una pensión contributiva, viéndose abocadas a vivir muchos años de forma precaria.

 

Read Full Post »

Ya pasaron los premios Goya, una gala aburrida y machista donde las haya y eso que se publicitaba como ‘los Goya feministas’. Nada más lejos de la realidad lo que pudimos ver esa noche. En principio, porque dudo mucho que una gala de estas características se pueda denominar como “feminista”, podemos decir que fue más o menos reivindicativa, pero feminista me cuesta verlo.

#MASMUJERES

#Goya2018

Las mujeres y los hombres desfilaron con sus mejores galas, ellas vestidas de diseño, ellos de smoking o vestimentas similares. Pero de lo que se habla y mucho es de cómo visten las mujeres en estos eventos y se analiza hasta el más mínimo detalle, lo que no sucede con los hombres, ellos parece que van a trabajar de smoking todos los días. Pero está claro que dedican tiempo y dinero a decidir que ponerse. La diferencia es que de ellos no se habla. Primera discriminación.

El evento fue presentado por dos hombres, ninguna novedad, es lo que habitualmente sucede, pero que fueran mal hablados fue pasarse de la raya, que utilizaran un ‘lenguaje coloquial’ machista y pretendieran hacer concesiones a la galería con alguna sandez pretendidamente feminista, no tiene justificación. Llama la atención, o no…, la insistencia de los hombres hablando de sus genitales para hacerse los simpáticos, cuando en realidad se les ve como niños grandes llamando la atención. Segunda discriminación.

La ausencia de mujeres protagonistas durante la gala fue más que evidente. Los datos se pueden leer en cualquier artículo de los muchos que se han escrito sobre la entrega de premios, lo que si vimos fue a mujeres que entregaban premios, pocas los recibieron; normal si no estaban nominadas, se puede alegar, además es lógico que sean menos las nominadas puesto que ellas tienen menos posibilidades de dirigir, producir, escribir guiones, etc. No podía ser de otra manera.  Vamos por la tercera discriminación.

La gala de los Goya 2018 estaba precedida por la compaña #MÁSMUJERES promovida por la asociación CIMA,  Asociación de Mujeres Cineastas y de Medios Audiovisuales.

#MASMUJERES en guion y dirección, desde donde surgen las historias que luchan contra los estereotipos.

#MASMUJERES en los cargos de responsabilidad, equilibrando la estructura de nuestro cine. #MASMUJERES jefas de equipo en los puestos técnicos que rompan definitivamente con el cliché de la especialización.

#MASMUJERES que aporten la necesaria mirada femenina al mundo que compartimos.

#MASMUJERES

#Goya2018

Se vieron abanicos rojos, símbolo de la campaña, y discursos apoyando la reivindicación. A destacar el de Pepa Charro, la Terremoto de Alcorcón que, con datos, denunció la realidad del cine español. Es decir, la invisibilidad de las mujeres en las tareas que se consideran ‘cosa de hombres’. Para ellas quedan las tareas ‘propias de su sexo’. Leticia Dolera dijo: “Nosotras somos la mitad del mundo” y  respondió Paula Ortíz: “Y la mitad de la imaginación”. Ellas entregaron el premio a Carla Simón por su estupenda película ‘Verano de 1993’. Las tres celebraron el premio.

La vicepresidenta de la Academia, Nora Navas, recordó a la presidenta, Yvonne Blake, que estaba hospitalizada, con estas palabras: “La mayoría de la gente recuerda un premio Oscar cuando lo gana un actor. Pero muy pocos conocen el que ganó Yvonne Blake por vestir a los personajes que tanto nos emocionaron”.

Dijo también “Porque derrotando la superioridad de género derrotaremos el monstruo de la violencia contra las mujeres. Y debemos lograrlo todos juntos. Todas, juntas”. “Desde hoy y para siempre la Academia de Cine va a ser una referencia en términos de igualdad, respeto y oportunidad. Queremos transmitir a esos y esas adolescentes que hoy van al cine y sueñan con dedicarse a este oficio que no hay límites. Y que no basta con ponerse delante de una cámara. Que también necesitamos directoras, montadoras, guionistas, sonidistas, directoras de fotografía, scripts, compositoras… en igualdad de número que los hombres”. Esperemos que sea cierto.

Hay que decir que se hicieron críticas a la campaña dentro y fuera de la alfombra roja, mejor no mencionarlas, porque casi todas fueron hechas por hombres y suena a que buscaban protagonismo, o sea, que la mejor manera de chafarles es ignorar  sus palabras.

Hubo mujeres que no mencionaron la campaña durante su intervención en la gala, no sabemos sus motivos, por ello no entiendo que se haya criticado su decisión, por hombres claro. Cada persona decide el momento y el lugar de hacer pública su postura, puede ser durante la gala o puede decidir otro espacio y lugar. No pronunciarse en ese momento puede deberse a mil razones. Por ello criticar lo que hacen las mujeres, culpabilizarlas por su actitud, supone una vez más, marcar las pautas que las mujeres deben seguir, decir qué deben hacer, en qué momento hacerlo y, ya puestos, hasta pueden dictar su discurso.

#MASMUJERES

#Goya2018

Finalizo felicitando a Isabel Coixet, que una vez más recibió el premio a la mejor directora por su película “La librería”, que también recibió el premio a la mejor película y al mejor guión adaptado. Una buena película.

 

 

Read Full Post »

Onda Cero. Entrevista a Mariano Rajoy

No nos metamos en eso”, ha asegurado Mariano Rajoy cuando le han preguntado en una entrevista si se debe obligar por ley a las empresas a equiparar los sueldos de mujeres y hombres. Dice que “los gobernantes deben ser muy cautos a la hora de saber cuáles son sus competencias”.  El artículo 14 de la constitución dice:  Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social”.

Escuchando lo que dice el presidente caben varias opciones: 1) que no conoce la Constitución, 2) que no sabe lo que es discriminación, 3) que ha entendido literalmente dicho artículo y como habla de “los hombres” ha considerado que las mujeres no estamos incluidas en el texto constitucional, 4) que, como es habitual en él, hable sin pensar en lo que dice y sin pensar en la transcendencia de sus declaraciones, por señalar algunas de las muchas que se me ocurren.

En cualquier caso, avergüenza que el presidente del gobierno zanje un tema tan grave, como es  la brecha salarial de género, con semejante declaración. Tal vez no se haya enterado Rajoy que hay países que están tomándose muy en serio la discriminación salarial de las mujeres. Hay que recordarle que países como Islandia o Alemania van a sancionar a las empresas que discriminen a las mujeres. No creo que sea necesario explicarle al presidente que cobrar menos por realizar el mismo trabajo es una discriminación; por eso, al ser ellas quienes sufren esta, se llama  discriminación de género.

Podría informarse de estas cuestiones en la página del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, donde se dice:

“El derecho a la igualdad salarial y a la no discriminación retributiva entre mujeres y hombres es un derecho reconocido expresamente en la Constitución Española (artículo 35 CE), en la Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo (artículo 5), y en el Estatuto de los Trabajadores, cuyo artículo 28 dispone:

“El empresario está obligado a pagar por la prestación de un trabajo de igual valor la misma retribución, satisfecha directa o indirectamente, y cualquiera que sea la naturaleza de la misma, salarial o extrasalarial, sin que pueda producirse discriminación alguna por razón de sexo en ninguno de los elementos o condiciones de aquélla.”

En el ámbito internacional, el Convenio 100 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT),  al objeto de promover y garantizar la aplicación del principio de igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor, conmina a los Estados a garantizar la aplicación del principio de igualdad de remuneración por un trabajo de igual valor”.

Está claro que corresponde al Estado garantizar la igualdad salarial. ¿Qué funciones tiene Mariano Rajoy como presidente del gobierno? Al decir “los gobernantes deben ser muy cautos a la hora de saber cuáles son sus competencias”, parece “echar balones fuera”. De balones si parece estar mejor enterado, pues escuchando la entrevista habla del mundial de fútbol como si fuera cuestión de estado.

Read Full Post »

Escribir sobre la brecha salarial de género parece obligado cuando se acerca el 22 de febrero, Día Internacional por la Igualdad Salarial. Pero resulta inquietante echar la vista atrás, es decir, mirar lo que escribimos los años anteriores para ver lo poco que avanzamos.

Brecha Salarial de Género

La desigualdad salarial entre mujeres y hombres, brecha salarial de género, se mantiene y según destaca el Informe Mundial sobre Salarios 2016/2017, “si bien las diferencias de remuneración basadas en el género se encuentran en todo tipo de empresas, son particularmente marcadas entre las empresas cuyo salario medio es elevado”. Podemos pensar que el menor salario se debe a indicadores como el nivel de instrucción, la edad o la antigüedad, pero no parece ser así según el informe que analizamos. Al contrario, “hay grandes diferencias entre el salario real de las personas y el predictible en función del perfil de competencias”.

La brecha salarial de género afecta a todas las mujeres, sea cual sea su edad, pero es especialmente alta en las mayores de 40 años. La dirección ejecutiva de las empresas es uno de los puestos que mejor salario tiene y aquí la diferencia salarial de género alcanza el 50%.

Cómo afecta esta diferencia salarial

El salario de las mujeres en España es un 19,3% menor que el de los hombres. Esta diferencia salarial influye en las posibilidades de consumo, como analiza el Informe de UGT, España, más cerca del Este de Europa. Los salarios en España más próximos a los países del Este que al resto de Europa“, en todos los países de la Unión Europea, las mujeres reciben salarios más bajos que los hombres y dedican un porcentaje mayor de salario que éstos a la hora de hacer su compra de alimentación.

Estudio UGT brecha salarial

Fuente: España, más cerca del Este de Europa. UGT

Como podemos ver en el gráfico, en todos los países de la Unión Europea, las mujeres emplean en la cesta de la compra una proporción mayor de su salario. Este estudio muestra que en España las mujeres emplean el 8,21% de su salario y los hombres el 9,81%, es decir, la diferencia es de 1,60 puntos y la brecha se sitúa en el 83,69%.

El estudio de UGT analiza los salarios medios por sectores de actividad y en todos los sectores las mujeres ganan menos que los hombres. Otra cuestión a tener en cuenta es que las mujeres trabajan mayoritariamente en sectores de actividad feminizados, en los que el salario es más bajo.

La brecha salarial de género no sólo afecta al momento presente, el futuro de las mujeres se verá afectado. Las pensiones de jubilación de las mujeres son de media un 38,5% menor respecto a las de los hombres en la Unión Europea y del 34% en España.

¿Por qué esta desigualdad?

Ahora toca repetirse, volver a enumerar esas circunstancias tantas veces dichas, escuchadas y que siguen condicionando la vida de las mujeres. Veamos algunas:

  • Las mujeres siguen cumpliendo el rol de cuidadoras que la sociedad patriarcal les impone.
  • Son ellas las que dedican más horas que los hombres al trabajo doméstico.
  • Son ellas las que se apartan temporalmente del mercado laboral, para cuidar a las personas dependientes de la familia.
  • Las empresas las penalizan por ser madres.
  • Las mujeres trabajan en sectores de actividad peor remunerados.
  • Y por un largo etc., de situaciones que hacen que las mujeres se vean atrapadas en el rol de cuidadoras y, como consecuencia, sufran discriminación en el empleo.

Algunas soluciones

Pues vuelta a repetir lo dicho muchas veces, es imprescindible:

  • Eliminar los roles y estereotipos de género.
  • Posibilitar que las mujeres accedan al empleo en las mismas condiciones que los hombres.
  • Penalizar a las empresas que discriminan a las mujeres.
  • Potenciar que los hombres se corresponsabilicen del cuidado, empezando por sus hijas e hijos desde el momento del nacimiento.

Son muchas las cuestiones a trabajar y para que las medidas que se pongan en marcha surtan efecto, las administraciones y empresas tienen que tomarse en serio la igualdad.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: