Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Sexismo’

descargaEl terrorismo machista no cesa en nuestro país. Los asesinatos machistas no han parado en el mes de enero, ¿cómo es posible que la sociedad no se rebele contra estos asesinatos, que son consecuencia de la cultura  patriarcal que minimiza a las mujeres y las considera inferiores a los hombres? La formación en igualdad es aún una asignatura pendiente y, como bien sabemos, absolutamente necesaria para eliminar los roles y estereotipos de género que perviven en la sociedad. Sin embargo, el Instituto de la Mujer ha suspendido las subvenciones a los grados y post-grados en materia de igualdad. También ha eliminado las ayudas a PYMES para implantar Planes de Igualdad. ¿Cómo es posible que se eliminen estas ayudas?

Cuando estoy escribiendo este post, leo que un hombre ha saltado por una ventana del Hospital de la Paz  de Madrid con su hija de un año en brazos. Se lanzó al vacío con su hija después de decirle a su esposa: “Te voy a dar donde más te duele”. Asesinatos como éste nos dejan sin palabras. ¿Cómo es posible que un padre asesine a su hija para castigar a su esposa?

Siguiendo con las noticias, un futbolista ha sido detenido por pegar a su novia. Si seguimos leyendo vemos que la policía encontró al jugador con síntomas de embriaguez. Estar bebido no justifica en absoluto la agresión a su pareja, ¿por qué señalarlo? ¿Se pretende que sea un atenuante?

El sexismo está tan presente en la sociedad que es necesario que personas y asociaciones tengan que denunciar casi a diario anuncios que son claramente vejatorios para las mujeres.

Algunos ejemplos:

La Asociación Rural de Mujeres Tiemar, ha denunciado que se utilice la imagen de una niña-mujer en el cartel del Carnaval de Arrecife 2017, en Lanzarote, por considerar que la imagen  “de niña-mujer estereotipada” potencia los estereotipos sexistas. La madre de la menor ha denunciado a la Asociación de Mujeres Tiemar porque cree que sus críticas vulneran el honor de la niña de 7 años y de sus padres.

2017013014190421773

Cartel del carnaval de Lanzarote

La Asociación Tiemar apela al artículo 3 de la Ley 34/1988, de 11 de noviembre, General de Publicidad, que considera ilícita “la publicidad que atente contra la dignidad de la persona o vulnere los valores y derechos reconocidos en la Constitución, especialmente en lo que se refiere a la infancia, la juventud y la mujer” . Todo mi apoyo a la Asociación Tiemar por denunciar este hecho que hipersexualiza a las niñas.

Pero el carnaval parece una fecha propicia para  que el machismo impere a sus anchas. El anuncio de un disfraz para niñas de 4 a 6 años, que denominan “enfermera sexi”, es incalificable.

16426008_10154414448228230_6691475909555189803_n

Anuncio sexista

Arkansas permitirá que los violadores impidan que sus víctimas puedan abortar. Es una nueva normativa que permitirá que el padre o la familia de la mujer embarazada puedan prohibirle abortar. El padre podrá incluso demandarla, aunque el embarazo se deba a una violación o a un caso de incesto. Me quedo sin palabras para calificar este medida. No contentos con impedir que la mujer decida sobre su cuerpo, les da potestad a los violadores para que la denuncien. ¿En qué mundo vivimos que permite semejante atropello?

Estos casos son sólo un ejemplo de lo que sucede cada día, de los recursos que la sociedad patriarcal utiliza para minusvalorizar a las mujeres y eliminar sus derechos. Cada día es más evidente que la sociedad en su conjunto debe implicarse para eliminar las violencias que sufren las mujeres por el hecho de ser mujeres, para facilitar que las niñas y los niños pueden desarrollar sus capacidades sin condicionantes de género.

Por todo ello interpelamos a la Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad para que se pronuncie sobre estos hechos y se ponga a trabajar ya para que la igualdad de género avance. Tal vez sea que al estar la Igualdad como último epígrafe de sus funciones no tenga tiempo para ello, lo que demostraría que es necesario un Ministerio de Igualdad que se ocupe de las muchas discriminaciones que están pendientes de resolver.

Anuncios

Read Full Post »

Las noticias sobre la explotación de mujeres son tan cotidianas que terminan viéndose como algo normal. Para que sean noticia tienen que darse situaciones un poco diferentes, es decir, que los contextos sean extremos y sirvan de detonante. Algunos ejemplos.

Violencia MachistaUn empresario organiza orgías para políticos a cambio de favores. Fiestas con prostitutas, drogas y alcohol en la que los asistentes no pagaban nada. Agentes de la policía también tenían sexo gratis. Algunas de las mujeres que eran obligadas a mantener relaciones sexuales eran menores.

Unos futbolistas han sido acusados de participar en “fiestas” donde las mujeres eran humilladas por grupos de hombres. Eran prostitutas, es la justificación que se esgrime para defender que unos hombres jóvenes, sobrados de dinero, vayan en grupo a burdeles a someter y humillar a mujeres a quienes contrataban por medio de un conocido traficante y proxeneta. No importa que sean menores, todo vale para demostrar su virilidad. Lo que más preocupaba al mundo del fútbol era que no rindieran en el campo, lo que hubieran hecho era cosa suya.

¿Nos extrañamos luego de que se siga agrediendo a mujeres, que se las trate como objetos?

Un cura confiesa que abusó y violó a una niña, una monaguilla, durante años. “Le deseo lo mejor a esta señora y a su familia, nunca he tenido rabia de ningún tipo, les deseo desde ahora y para siempre lo mejor”, ha declarado el ex-sacerdote. Yo ya estoy más tranquila.

Un padre abusaba de su hija de 9 años. Es duro leer que para evitar conflictos, la madre tenía prohibido ir al colegio los días en los que el padre debía recogerla. La niña lloraba delante de la policía porque no quería irse con él. En una visita a pediatría con escozores de orina la niña había declarado que le pasaba “desde que papá me arañó con la uña”. ¿Cómo se puede archivar un caso con estos antecedentes? El progenitor declaró a la policía “prefiero verla muerta a no verla porque esto ya es insoportable”. Tiene que ser la niña quien grabe al hombre admitiendo los abusos para que se actúe.

Casos de abusos a menores por parte de familiares son más comunes de lo que queremos ver. Pero claro, las cosas escabrosas se dirimen en la familia. El lema “lo personal es político”, deberíamos tenerlo siempre presente.

En las fiestas de San Fermín cinco jóvenes han sido detenidos por una agresión sexual. La vigilancia este año no ha impedido que de nuevo las mujeres vean mermada su libertad porque ellos consideran que el espacio público es suyo. Ya se justificará la agresión diciendo que habían bebido mucho o que habían ingerido drogas. No obstante, es importante señalar que este año sí se ha tomado en serio poner fin a los abusos que eran cotidianos otros años.

Contra las agresiones machistas

Pero cuando escribo este artículo, leo que ha habido otras cuatro detenciones, tres por acoso y una por lesiones. ¿Cómo es posible que las agresiones machistas no cesen?

Un cantante se permitió insultar a la Vicepresidenta de la Comunidad Valenciana, llamándola descerebrada, inculta, mal nacida, alemana. No es la primera vez que el sujeto en cuestión insulta, pero él considera que fue un “desahogo personal”, ha pedido disculpas y “pelillos a la mar”, hasta la siguiente.

Son sólo algunos ejemplos de los abusos y violaciones que sufren las mujeres, ya sea porque los hombres están en una posición de poder, caso del cura, o porque al ser sus esposas o hijas, los hombres siguen considerando que son meros objetos para su disfrute, son su propiedad.

No podemos olvidar los asesinatos machistas que no cesan. La constante agresión a mujeres por parte de sus parejas o exparejas, es algo tan cotidiano que se ha normalizado. Casi a diario leemos en la prensa que una mujer ha sido asesinada, que ha sufrido acoso o ha sido golpeada sin que la sociedad se conmueva”. ¿Cómo es posible que durante la última campaña electoral varias mujeres hayan sido asesinadas y, salvo alguna excepción, los partidos políticos hayan seguido su campaña como si nada?

Hoy mismo una mujer ha sido asesinada y otra está en estado grave tras ser apuñalada por su expareja. ¿Para cuándo un compromiso de los partidos políticos contra esta masacre de mujeres?

No podemos, pues, extrañarnos de que las jóvenes vean normal que sus novios las controlen el móvil, la ropa que se ponen o con quien salen. El “amor” lo justifica todo y va creando un tipo de relaciones de sometimiento que tiene graves consecuencias. Mientras la sociedad tolere que una sola mujer sea agredida, sea maltratada, la violencia machista no cesará.

Los medios de comunicación tienen una importante tarea a la hora de informar sobre los asesinatos o las agresiones machistas. Con demasiada frecuencia banalizan la información, dan informaciones equívocas que, a veces, ponen a las víctimas como responsables de haber sido violadas, agredidas, mientras que a los agresores se les presenta como “hombres normales” que estaban pasando una crisis, estaban bebidos, etc. No nos equivoquemos, la violencia machista es el más claro ejemplo de que la sociedad aún ve con cierta normalidad que “el hombre” domine a la mujer.

Read Full Post »

La actriz Inma Cuesta ha denunciado la manipulación de su imagen con Photoshop. Para demostrar los cambios que se han realizado ha publicado la fotografía original junto con la que se publicó en El Dominical de El Periódico.  

Inma Cuesta

Como podemos ver en la imagen de la izquierda, se ha modificado el color, la actriz parece no tener caderas, el cuello más fino y sin arrugas, brazos más delgados…en fin, una imagen muy diferente a la real. Dice la actriz: Verte y no reconocerte, descubrir que tu imagen está en manos de personas que tienen un sentido de la belleza absolutamente irreal, me indigna como mujer y me hace reflexionar muy seriamente hacía dónde vamos”.

La valentía de Inma Cuesta ha servido para poner de manifiesto la tiranía de los cánones de belleza que sufren las mujeres. Su compañero de reparto en la película que promocionan, Eduardo Noriega, así lo señala: “Secundo 100% las palabras de mi compañera. Qué triste comprobar que sigue siendo casi exclusivamente la mujer la que está expuesta al cruel escrutinio estético de los demás.”

¿Por qué se exige a las mujeres que sean perfectas, que su imagen sea siempre impecable? ¿Por qué un hombre puede exhibir una imagen desaliña, ser como es y una mujer no? La respuesta es que los estereotipos de género están presentes en la sociedad y exigen más a las mujeres.

Este caso no es el primero, en otras muchas ocasiones mujeres famosas han visto cómo su imagen era retocada, presentándolas muy diferentes de cómo son en realidad.

1444388053_690400_1444391966_album_normal

Abajo, la auténtica figura de la modelo australiana Filippa Hamilton. Arriba, su fotografía modificada para la marca de trajes de baño.

No sólo las actrices sufren las exigencias de la imagen, a las dirigentes políticas también se les juzga sobre su forma de vestir, de peinarse, etc., algo que raramente sucede con los dirigentes políticos. Recientemente un periódico dedicó dos páginas a comentar el vestuario de las mujeres durante el desfile del 12-O y la posterior recepción en el Palacio Real. Otro periódico dedica un artículo a analizar cómo ha ido vestida la reina Letizia.

¿Tan importante es cómo va vestida la reina, las presidentas de las comunidades autónomas o la alcaldesa de un ayuntamiento? ¿Qué pensaríamos si la prensa se dedicara a analizar cómo van vestidos el rey, el presidente del gobierno, etc.?

Las nuevas tecnologías son cada día más sofisticadas y pueden ser una buena herramienta para detectar las desigualdades de género que imperan en la sociedad. Un buen ejemplo es el siguiente vídeo:

Esto ocurre cuando el Photoshop borra a los hombres del poder

Aquí se utiliza Photoshop, es decir, la misma técnica que la utilizada para manipular la imagen de la actriz,  para demostrar de forma gráfica la ausencia de mujeres de los círculos de poder y decisión.

Cuando se está demandando más presencia de mujeres en los medios de comunicación y que se visibilice su papel en facetas profesionales, representar a las mujeres bajo una imagen que no se ajusta a la realidad lo único que hace es perjudicar el trabajo profesional que realizan.

Read Full Post »

Estamos asistiendo a una tragedia que debería haber puesto a los organismo internacionales en estado de alerta: 276 niñas nigerianas fueron secuestradas en una escuela, 53 lograron huir. Sus captores amenazan con  venderlas como esclavas. “Yo secuestré a vuestras hijas y voy a venderlas en el mercado, en el nombre de Dios”. Con estas palabras, Aboubakar Shekau, líder del grupo terrorista Boko Haram, dejaba claras sus intenciones.

Rescatemos a las niñas secuestradas

Se las ha secuestrado porque iban a la escuela, porque saben que privarlas de educación es la mejor forma de someterlas y además lo hacen en nombre de dios. Violarlas, venderlas, casarlas a la fuerza, no creo que ningún dios lo apruebe aunque le invoquen.

Asombra lo que han tardado ONU, EE.UU. etc., en pedir su libración y ofrecer apoyo al país. una vez más las Redes Sociales han tomado la iniciativa y se han movilizado, de manera especial el movimiento feminista ha difundido la noticia y ha reclamado que se ponga fin a estos actos que atentan contra las mujeres.

En la petición dirigida a líderes mundiales para que haga algo, leemos: Las niñas a las que han secuestrado están atrapadas en un conflicto que ellas no provocaron, y tenemos que hacer algo. No puedo ni imaginarme las situaciones que habrán tenido que padecer estas últimas semanas”.

Liberemos a las niñas

Cuando suceden estos hechos en un país como Nigeria, siempre parece que sólo en países pobres suceden estas atrocidades, pero en nuestro país 31 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año, Dori Fernández nos lo recuerda en su muro para que no olvidemos que  la #violenciamachista es una lacra que demasiadas veces nos deja indiferente.

Estos días hemos escuchado a un sacerdote decir en un homilía “Antes, hace tres décadas, a lo mejor un hombre se emborrachaba y llegaba a su casa y le pegaba a la mujer, pero no la mataba como hoy ¿Por qué? Porque antes había un sentido moral, unos principios cristianos y unos valores que hoy no lo hay. Antes, un hombre, aunque se emborrachara, sabía que había un quinto mandamiento que decía no matarás”. Ante la polémica que se creó ha declarado que “considera que no tiene que pedir perdón, sino que se malinterpretaron sus palabras y hasta habla de una teoría del mal menor“.

Hace uno días el profesor de un colegio decía en un clase que él era machista y añadió expresiones como “que tenían edad para copular, que se tendrían que lavar sus partes varias veces al día para taparse los agujeros, que las mujeres no podían estar en el colegio o en el Congreso o que los hombres tendrían que tener varias mujeres, unas para fregar y otras para otras cosas”.La madre de una alumna presentó denuncia ante la policía por vía penal, que se archivó, pero el fiscal ha pedido que se reabra. Se califica de “falta por vejación injusta de carácter leve frente a menores”, que tendrá que ser juzgada.

Por finalizar con un cierto optimismo, estos días se ha difundido la noticia de que “Las actrices de Hollywood están protagonizando su particular cruzada contra el sexismo en las entrevistas“, “A ellos les felicitan por su carrera interpretativa y les preguntan sobre los retos del sector y a ellas les alaban sus dotes físicas y les interrogan sobre dietas y trucos de belleza”.

El machismo sigue presente en todos los ámbitos y es necesario plantarle cara

Read Full Post »

“Los patriarcas se dan el uno al otro la alternativa en el poder porque son iguales, o bien resultan iguales porque se dan la alternativa el uno al otro; no sé decir cuál de ambas cosas es primero,

o si plantearíamos una vez más el problema bizantino del huevo y la gallina”.

Celia Amorós

Antigua Vida Mia. Marcela SerranoEste artículo lo pensé leyendo “Antigua Vida Mía”, de Marcela  Serrano. Esta escritora narra las relaciones entre mujeres, ellas son las protagonistas de la historia de vida que relata, sabemos de los hombres a partir de las relaciones entre ellas. En estos momentos, en los que aún las mujeres no somos sujetos de derecho, cuando el gobierno quiere seguir controlando y tutorizando nuestro derecho a decidir sobre nuestro cuerpo a través de la contrarreforma de la ley del aborto, en los que las mujeres seguimos siendo personajes secundarios de la historia, alegra leer esta novela que nos hace más cercana la vida de las mujeres, nos aproxima a la realidad que cada día vivimos.

Podría contar la historia de algunas mujeres cercanas que viven situaciones difíciles y que gracias al apoyo que reciben de otras mujeres, van superando y saliendo adelante. Pensando en ellas, en nosotras, me preguntaba qué pasaría si las mujeres pactáramos entre nosotras para ascender en el empleo como hacen los hombres. Me refiero a los “pactos entre pares” de los que habla Celia Amorós.  Son pactos, más o menos explícitos, que les aseguran un puesto o un ascenso y que la sociedad en general ve tan normal que ni siquiera se cuestiona. Son pactos cotidianos que, por estar normalizados, pasan desapercibidos.

Muchas mujeres profesionales se encuentran con decisiones de trabajo que se siguen tomando en los bares o reuniones fuera del lugar de trabajo a las que sólo los hombres son invitados. ¿Qué pasaría si las mujeres actuáramos de esa manera? No hace falta tener mucha imaginación para pensar en las críticas que recibirían quienes actuarán de esa manera y en el rechazo social que provocaría.

Cada día valoro más tener amigas que escuchan y comprenden la desigualdad que todas las mujeres sufrimos, ya sea en nuestra vida personal y familiar, ya sea en lo profesional. ¿Quién no ha visto reflejada su situación en lo que otra mujer cuenta sobre las relaciones en el trabajo? ¿Qué mujer no ha sentido que las vivencias que una amiga le cuenta respecto de las relaciones familiares, o de los problemas profesionales o personales, son similares a los suyos?

Pero lo que planteo es: ¿Solucionaría la desigualdad de género este tipo de actuaciones? Utilicemos la regla de la inversión, que sirve muchas veces para detectar el sexismo, si esto lo hacen los hombres de manera habitual, ¿por qué no pueden hacerlo las mujeres? ? Hablo claramente de poner por delante el género de la persona que tengo al lado a la hora de darle un trabajo, proponerle un negocio, darle información privilegiada para utilizar en su empleo, en fin, hablo de lo que a diario hacen los hombres.

Volviendo a libro que comentaba al principio, vemos como la sororidad es para las protagonistas la alianza que facilita el equilibrio en los momentos más difíciles. La sororidad en ellas se queda en lo personal, lo que propongo aquí es lo que plantea Marcela Lagarde que dice:La sororidad es una dimensión ética, política y práctica del feminismo contemporáneo. Es una experiencia de las mujeres que conduce a la búsqueda de relaciones positivas y a la alianza existencial y política, cuerpo a cuerpo, subjetividad a subjetividad con otras mujeres, para contribuir con acciones específicas a la eliminación social de todas las formas de opresión y al apoyo mutuo para lograr el poderío genérico de todas y al empoderamiento vital de cada mujer”

Read Full Post »

“Tenemos igualdad legal, ahora hay que lograr la igualdad real“. Es una frase tan común que terminas creyéndola. Leyendo el libro “Desiguales por Ley” de María Pazos Moran, vemos que siguen existiendo desigualdades en la legislación.

Os invito a leer la reflexión que Paco Rozas[1] hace sobre el libro de Pazos.

Desiguales por ley

descarga

Estaba yo tan contento con la “superación” de mis machismos, cuando llega María Pazos con su libro. Es cierto que tanto mi compañera como tantas otras amigas me hablaban de los micromachismos en general y de los míos en particular, pero qué quieren que les diga, después de superar tantas cosas desde que tenía 20 años…., y ahora otros 40 para los micromachismos, en fin no sé si me va a dar tiempo.

Puedo decir que cuando empecé a tener un poco de conciencia social, allá por los 70, que es cuando empecé a estudiar sociología, lo único que entonces preocupaba era si Marx tenía o no razón con sus análisis. Quién se iba a preocupar de si en casa tu madre y tus hermanas estudiaban y hacían la casa. Tú no tenías que preocuparte de nada, lo realmente importante era hacer la revolución y rápidamente, viniese desde el marxismo, del anarquismo o de la contracultura.

Y ahora llega María Pazos y empieza a desgranar todo un cúmulo de conceptos demoledores, y si no vean: nos habla de desigualdad de sexos para que tengamos en cuenta los problemas que tiene un simple empleo femenino (parcial, precario o sumergido), de unos salarios que son más bajos para la mujer, el problema de compatibilizar el trabajo con las tareas del hogar y del cuidado (que siempre les toca a ellas), y para terminar Hacienda, pensemos en la declaración conjunta que puede desincentivar el trabajo femenino. Si todo esto os parece una exageración leer el libro, capitulo a capitulo.

Y uno se pegunta: ¿Cómo darle salida a tanto despropósito? De hecho, ¿hay alguna posibilidad de salir de este agujero negro? Si nos damos cuenta que por encima del Banco de España está el europeo, después el FMI y finalmente el Departamento del Tesoro americano pues nos tenemos que echar a temblar con tanta losa que nos oprime. Pero bueno, un poco de esperanza y ahí está de nuevo Pazos hablándonos de las Políticas Públicas, que si bien es cierto que reflejan y potencia determinados estructuras y valores, los machistas y economicistas, bien podrían modificar el curso de los tiempos en el caso ideal de que un día nos despertáramos y el neoliberalismo hubiera desaparecido. Podríamos empezar a percibir cómo la dominación masculina desaparece de la economía, de las relaciones internacionales, de la educación, de los medios de comunicación, de la moda y hasta del deporte.

No esperéis encontraros un libro simplón y de argumentaciones gratuitas en el que lo que prima son las soflamas, no hay ninguna os lo advierto, pero como lo empecéis puedo aseguraros que no lo vais a soltar hasta el final, es incluso posible que toméis notas.

Gracias María por tu libro.


[1] Paco Rozas es licenciado en Sociología y experto en medios audiovisuales.

Read Full Post »

“En 15 años, la mujer científica alcanzará la posición que le corresponde”, dice Margarita Salas en la entrevista que le hace Rosa Montero: “Confesiones entre la Ciencia y la Literatura[1]“.  Al leer esta afirmación, que luego matiza: “bueno en 20 años”, me preguntaba si a las jóvenes científicas que hoy son discriminadas por ser mujeres les puede servir este argumento.

Margarita Salas

La entrevista refleja con claridad la realidad de hoy y pone de manifiesto que las mujeres siguen siendo minoría en los ámbitos académicos y de investigación y ello a pesar de que “a nivel de doctorando son mayoría”, como señala la citada científica. La situación que ella vivió en 1988, al ser la primera Académica de las ciencias, sigue siendo una realidad en la actualidad, nada mejor que sus palabras para corroborarlo: “El sexismo es una ideología en la que se nos educa a todos. Yo he sentido muchísimo que era una intrusa. Todo te dice que eres una extraña, estás todo el rato siendo la única entre un montón de hombres. Y sigue pasando: ser jurado en el Premio Cervantes y ser una mujer entre 12 hombres. A pesar de estar acostumbrada, siempre hay un poco de violencia en el interior”.

Me llama la atención que tras estas afirmaciones tan claras y rotundas se cuestione en la entrevista que sean las propias mujeres quienes se ponen barreras. Veamos: hemos sido educadas por una sociedad patriarcal y sexista que consideraba a las mujeres inferiores a los hombres. A pesar de ello hemos logrado alcanzar metas que hace unos años parecían imposibles; en lo que al trabajo remunerado se refiere, las mujeres jóvenes están sobradamente preparadas pero el techo de cristal sigue siendo una barrera que sólo unas pocas lograr superar. No somos las mujeres quienes nos ponemos barreras, es la sociedad creada por los hombres quien pone barreras a las mujeres.

Finalizo con otra cuestión que tratan en el entrevista: Margarita Salas dice “que no le gustan las cuotas, que no las quiere, aunque matiza que entiende que existan porque tiene que haber mujeres para hacer ver a los hombres que las necesitan. La escritora lo apoya como medida temporal para romper el llamado techo de cristal“. Bueno, pues eso son precisamente las cuotas para llegar a la paridad: “medidas de carácter temporal dirigidas a remover situaciones, prejuicios, comportamientos y prácticas culturales, sociales, laborales, que impiden a un grupo discriminado o infravalorado alcanzar una situación real de igualdad de oportunidades”.

Por todo ello hablar de que son las mujeres quienes se ponen trabas es contribuir a culpabilizarlas de una situación por la que se ven obligadas a luchar día a día. ¿Alguien piensa realmente que una mujer que ha estudiado durante años, que ha trabajado para lograr ser una profesional echa por tierra todo su esfuerzo y se supedita sin más a lo que la sociedad le impone?

Creo que lo que sucede es que las mujeres se encuentran con tantas barreras, tantos impedimentos para alcanzar los puestos que por derecho les corresponden, que optan por otros caminos, algo que nunca es voluntario ni fácil.


[1] Entrevista publicada en “El País semanal del 16 de junio de 2013.

Read Full Post »

Older Posts »

A %d blogueros les gusta esto: