Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Masculinidad’

La maternidad no es un “hecho natural”, sino una construcción

cultural multideterminada, definida y organizada por normas

 que se desprenden de las necesidades de un grupo social específico

 y de una época definida de su historia.

Cristina Palomar[1]

La maternidad es una construcción cultural que ha evolucionado a lo largo de la historia y está determinada por múltiples factores culturales, económicos y sociales. La conceptualización de la maternidad está influenciada por las relaciones de poder y tiene significados diferentes en función de la cultura, el momento histórico, la clase social y la etnia.

La figura de la madre representa el cuidado y el afecto. Ser madre en la especie humana excede el hecho biológico y tiene un significado a nivel social, cultural, histórico y psicológico[2]. Ya hemos visto que se tiende a identificar a la mujer con la madre,  la maternidad se ha considerado como base de la feminidad, cosa que no sucede con la paternidad, no es necesario ser padre para demostrar la masculinidad.

A lo largo de la historia  la idea de la maternidad ha ido evolucionando, dice Marta Mojzuk: “En la Antigüedad no existe el concepto de la maternidad, pero sí que la función materna está presente en las mitologías y desempeña un papel fundamental desde la perspectiva política: la reproducción era un instrumento imprescindible para la permanencia de la polis, siempre conforme a los mandatos del marido”.

Será en el siglo XVIII cuando la idea de instinto maternal comienza a tomar forma y se identifica a la mujer con la madre. La maternalización está directamente relacionada con la crisis demográfica, el declive poblacional era unánimemente valorado como debilidad, ya que la cantidad de hombres disponibles era garantía de riqueza para el Estado y, también, de poder militarel niño adquiere un valor de mercancía [y se] percibe como una riqueza económica potencial[3]. En los siglos XIX y XX Se comienza a glorificar la maternidad y se consolida el modelo de maternidad hegemónico en occidente. El amor materno y la consagración total de la madre al bebé se convirtió en un valor para la sociedad. Una de las causas sería la alta tasa de mortalidad infantil, la lactancia materna y el cuidado pasan a primer plano. Como señala Martínez Imaz, M. Elixabete Los pensadores de la época percibían un declive poblacional que era unánimemente valorado como debilidad… Siguiendo planteamientos de la escuela de los fisiócratas, se busca aumentar la producción de personas al igual que se busca aumentar la de animales y la de la agricultura.

La industrialización consagró la división sexual del trabajo, los hombres ocupan el espacio público relegando a las mujeres al espacio doméstico. Pero no debemos olvidar que muchas mujeres trabajaban en las fábricas largas jornadas que las dejaban extenuadas. La doble jornada laboral de la que tanto hablamos hoy ya la sufrían muchas mujeres. En 1878 se instituye para las obreras la licencia maternal en Alemania, siguieron su ejemplo otros países europeos.

Durante la II Guerra mundial las mujeres se incorporan de forma masiva al mercado laboral (había que reconstruir Europa), lo que obliga a crear centros de atención a menores, pero al finalizar la guerra las mujeres vuelven al hogar, el trabajo remunerado es de nuevo para los hombres. La maternidad vuelve a ser una vez más el eje sobre el que gira la vida de las mujeres. Se inicia un fenómeno nuevo: la infancia comienza a atraer cada vez más atención como una fase específica y central en la vida, y el crecimiento de los niños y su futuro comienzan a formularse como metas sociales claves.

Desde la medicina, la psiquiatría, la pedagogía, etc., se opina sobre el papel de las madres, es decir, los expertos determinan que es una “buena madre”. El movimiento feminista que en un principio había reivindicado la maternidad ante el desprestigio de que era objeto, consideró la maternidad como una cárcel para las mujeres, “Las críticas se dirigían a los modelos de mujeres propios de la década de los cincuenta en la cual se glorificaba el estereotipo del ama de casa norteamericana enmarcado por la estampa de la bonita familia de clase medial” dice Cristina Palomar Verea. Dentro del movimiento feminista hoy existen diferentes posturas sobre la maternidad.


[1] Palomar Verea, Cristina. Maternidad: Historia y cultura. http://148.202.18.157/sitios/publicacionesite/pperiod/laventan/Ventana22/35-69.pdf

[2] Oberman Alicia, Historia de las madres en occidente: repensar la maternidad. http://www.palermo.edu/cienciassociales/publicaciones/pdf/Psico5/5Psico%2009.pdf

[3] Martínez Imaz, M. Elixabete. Representaciones, modelos y experiencias en el tránsito a la maternidad de las mujeres vascas contemporáneas. http://www.argitalpenak.ehu.es/p291-content/eu/contenidos/informacion/se_indice_tescspdf/eu_tescspdf/adjuntos/TESIS_ELIXABETE_IMAZ.pdf.

Anuncios

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: