Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Lenguaje inclusivo’

“Las personas abajo firmantes sentimos la necesidad imperiosa de pronunciarnos como ciudadanas y profesionales informadas y preocupadas por la actual orientación de la política social, y en particular por la reforma fiscal que está preparando el Gobierno”.

Así comienza el documento que economistas, catedráticas y catedráticos, expertxs en fiscalidad, activistas sociales, han escrito buscando un pacto de todas las personas preocupadas por la deriva antisocial que estamos sufriendo.

Me llama la atención leer en los diferentes medios que han difundido el documento frases como: “catedráticos, expertos en…” sin tener en cuenta que el manifiesto ha sido elaborado por mujeres y hombres y que ya en el primer punto señalan: “La Comisión de Expertos para la Reforma del Sistema Tributario Español es ilegal, pues su composición (8 hombres y ninguna mujer) vulnera la Ley de Igualdad”.

Una vez más tenemos que recordar que lo que no se nombra no existe y no nombrar a las mujeres profesionales que lo firman es invisibilizar que hay mujeres expertas que han demostrado sobradamente su valía y a las que se quiere olvidar.

Por qué me parece importante este documento y me he adherido

Lo primero porque lo han elaborado personas expertas que además están comprometidas con el cambio social. A modo de ejemplo: María Pazos Moran, experta en fiscalidad (por seguir con  la denominación que el gobierno dio a la conocida como Comisión de Expertos). En su libro “Desiguales por Ley” analiza cómo las políticas públicas son la causa de la desigualdad entre mujeres y hombres. Además no se limita a criticar las políticas actuales, propone alternativas.

Otro ejemplo, Juan Torres López, experto en economía, que casi a diario nos recuerda que “Hay alternativas”. En el libro  “Desiguales. Mujeres y hombres en la crisis financiera, escrito con Lina Gálvez Muñoz, que también promueve el manifiesto, se explica que “la crisis económica llamada de las hipotecas basura se ha producido en realidad como consecuencia de la gran desigualdad que se ha generado en los últimos treinta años y que ésta ha tenido mucho que ver con esas diferencias de género”.

Este documento es también importante porque presenta de forma clara, para quien no somos expertas o expertos en los temas que analizan, los pros y los contras de los impuestos que se nos venden como la panacea para salir de la crisis a la vez que se nos proponen alternativas.

Me interesa este manifiesto porque pone en evidencia que es posible mantener el estado de bienestar, dejando claro que es una cuestión de justicia social elemental y un factor decisivo para la recuperación económica. No se olvidan las expertas y expertos de cuestiones tan importantes como los cuidados que bien sabemos tienen importantes consecuencias en lo que ha desigualdad de género se refiere.

Adhesiones a: reformafiscalequidad@gmail.com

Read Full Post »

Hace unos días estuve en un hospital acompañando a un familiar y entablé  conversación con dos mujeres, madre e hija, que compartían la habitación, la relación era cómoda por lo que fuimos contándonos cosas de nuestras familias. ¿Quién no se ha encontrado en esta situación alguna vez?

Un día la madre me comentó que su hija lo estaba pasando mal, se había separado y había vuelto a vivir con ella. Su preocupación es porque su hija tiene 52 años y está sin trabajo, me comentó que se había casado a los 18 años y ahora no tiene ninguna formación.

Escuchado como esta mujer hablaba de su hija me hizo pensar en  las mujeres (cada vez menos, afortunadamente) que aún están dispuestas a dejarlo todo cuando se casan o tienen una hija/o, había que ver la desolación de esa madre que veía que su hija se desmoronaba y no encontraba salida.

El caso de esta mujer no es único, los estereotipos de género siguen vigentes en nuestra sociedad y se considera que el trabajo de las mujeres está supeditado al de su pareja. Es cierto que cada vez hay más mujeres que desarrollan una carrera profesional, pero no debemos olvidar que aún son muchas las que anteponen la profesión de su pareja a la suya propia y muchas más las que priorizan el cuidado de la familia a su desarrollo profesional.

Otra cuestión que vi esos días fue que la profesión de enfermería, siempre feminizada, comienza a cambiar, ver enfermeros ya no es una novedad. Es curioso, en este caso el lenguaje ha cambiado con facilidad, se ha masculinizado el termino y nadie parece extrañarse. Pero me comentaban en el hospital que a pesar de que son pocos lo enfermeros, son muchos los que ocupan puestos de responsabilidad, supervisores, etc.

Hay situaciones que me hacen reflexionar sobre qué hacer para que los avances que con tanto esfuerzo hemos logrado no desaparezcan, pues cada día nos enterarnos que personas de nuestro entorno cercano han sido despedidas; personas que descubren que no tienen derecho a la tarjeta sanitaria porque ya no cobran el paro; mujeres, en su mayoría inmigrantes, que se quedan sin Seguridad Social. Según fuentes gubernamentales se suspenden las cotizaciones “mientras se estudian otras alternativas”, o que el empleo femenino peligra debido a los recortes en la Ley de Dependencia y un largo etc., de situaciones que vemos cada día.

Pero la crisis no la hemos provocado las mujeres ¿por qué debemos sufrirla en mayor medida?

Read Full Post »

La polémica sobre la posición de la RAE respecto de las guías de lenguaje no sexista continúa. En este caso la opinión de Paco Rozas[1].

 

El pasado domingo, 04-03-2012, El País publicó el artículo titulado “Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer” de Ignacio Bosque, miembro de la Real Academia Española y ponente de la Nueva gramática de la lengua española. En él se analizaban algunas guías de lenguaje no sexista.

En el punto 1 lo primero que llama la atención son las manifestaciones del autor al avisarnos de que “la mayor parte de estas guías han sido escritas sin la participación de los lingüistas” y que “cabe pensar que los responsables o los impulsores de las demás guías entienden que no corresponde a los lingüistas determinar si los usos verbales de los hispanohablantes son o no sexistas”.

¿Por qué tiene que ser la RAE la garante universal de la lengua?, creo que debemos partir del hecho de que el lenguaje es algo vivo, algo que evoluciona continuamente, que se adapta a los nuevos tiempos y cada vez más rápidamente. Por muy institucionalizada que esté la Academia y por mucha tradición que tenga, no puede arrogarse el privilegio y la exclusividad de cómo tenemos que hablar. Ahí tenemos el inglés evolucionando contantemente y el francés encorsetado por otra Academia que impide su evolución y por ende su difusión.

Allá por los 70 yo quería comprar un “magnetofón”,  resulta que la Academia decidió estudiar cuál sería la forma más correcta de nombrar a este nuevo aparato recientemente incorporado a nuestra vida cotidiana y determinó llamarlo “magnetófono”, toda España tuvo que olvidar  la forma cotidiana de denominar a este aparato y cambiar de palabra ¿cómo es posible que toda España dijera magnetofón y un grupo de expertos decidiera otra cosa? Menos mal que no se fijaron en el verbo hacer, ¿se imaginan tener que volver a “desfacer entuertos”?

En este estado de cosas no extraña ver escrito en el artículo, como si de una afrenta infinita se tratara, que los textos de estas guías “contienen recomendaciones que contravienen… normas de la Real Academia Española y la Asociación de Academias”, que atrevimiento, lo primero que habría que hacer es quemar todas esas guías y llevar a la hoguera a sus autoras/es y defensoras/es, no sea que cunda el ejemplo y lleguemos a un punto en que nadie haga caso a la Academia.

Más adelante afirma el autor que “tiene, pues, pleno sentido preguntarse qué autoridad (profesional, científica, social, política, administrativa) poseen las personas que tan escrupulosamente dictaminan la presencia de sexismo en tales expresiones”. !Claro¡, que atrevimiento, gente que incluso puede que ni tenga estudios y a pesar de ello se aventura a decidir sobre lo divino y lo humano.

En el punto 5 se resalta que CCOO dice “el uso del masculino con valor genérico implica un trato lingüístico discriminatorio”, y el autor se pregunta ¿cómo han de reaccionar las mujeres que no perciben en él tal discriminación? Analicemos el sistema esclavista o mejor aún los sistemas dictatoriales de los que nosotras/os tenemos un triste pasado ¿hemos de pensar que desde el momento en que parte de quienes están sojuzgados dicen que están felices, deseando esa vida, queda confirmada la idoneidad de tal sistema político, por execrable que sea?

Más adelante vemos otra clase de argumentación “He tenido la oportunidad de revisar recientemente una selección de textos de Soledad Puértolas, Maruja Torres, Ángeles Caso, Carmen Posadas, Rosa Montero, Almudena Grandes, Soledad Gallego-Díaz, Ángeles Mastretta, Carmen Iglesias y Margarita Salas, y puedo asegurar que ninguna de estas mujeres sigue las directrices contra el supuesto sexismo verbal que se propugnan en las guías que estoy comentando”, desde mi punto de vista esta es otra falacia, no sé si deliberada o inconsciente, yo creo que lo que hacen todas las guías sexista es poner el dedo en la llaga de un problema que cada vez se visibiliza más, el uso de un lenguaje alejado de la realidad.

La cuestión está en que el lenguaje no es inocente, aséptico o neutro, podemos decir que se trata de un sistema, es decir, un todo organizado del que si se modificara una parte se podría descomponer el resto. En consecuencia, la misma dinámica de nuestro idioma hace imposible el desarrollo instantáneo de un lenguaje no sexista, sobre todo cuando toda nuestra civilización, por lo que sabemos desde la antropología, siempre ha estado bajo la égida de los hombres. El lenguaje se ha ido configurando desde esta perspectiva, ignorando la vertiente del sexo opuesto. Pero si no empezamos a decir juez o jueza, si esperamos a que la RAE tome partido, seguro que todo esto se demoraría mucho tiempo.


[1] Licenciado en Sociología, experto en medios de comunicación, imagen y sonido.

Read Full Post »

La RAE ha aprobado un informe del académico Ignacio Bosque criticando varias guías de lenguaje no sexista que han sido elaboradas por diferentes universidades, comunidades autónomas, sindicatos, etc.

Lo primero que se me ocurre al leer dicho artículo es que la RAE no tiene el monopolio de la verdad. Mercedes Bengoechea Bartolomé, sociolingüista y Decana de la Facultad de Filosofía y letras de la Universidad de Alcalá, realizó un estudio en 1994 sobre la 21ª edición del diccionario de la Real Academia Española (RAE) para determinar su sexismo. Señalaba al respecto “El sexismo de la Academia es increíble. Ni a Emilia Pardo Bazán ni a María Moliner les dejaron entrar en la Academia porque era una sociedad de varones. Les falta conectar con el pueblo y afrontar una democratización interna”.

La sociedad española ha avanzado mucho desde entonces pero no parece que en la Real Academia de la Lengua suceda lo mismo. Veamos un ejemplo, en 1995, por encargo del Instituto Nacional de Empleo, Bengoechea participó en la elaboración de una guía de títulos profesionales que determinaba los femeninos, la RAE se negó a aceptarlos, hoy día son de uso común. 

El informe de Ignacio Bosque dice: “Si el uso del masculino con valor genérico implica un trato lingüístico discriminatorio”¿cómo han de reaccionar las mujeres que no perciben en él tal discriminación?… “Las guías que analizo son poco flexibles en este punto…Pareciera que se quiere dar a entender que la mujer que no perciba irregularidad alguna en el rótulo Colegio Oficial de Psicólogos de Castellón…debería pedir cita para ser atendida por los miembros de dicha institución”.

Es evidente que no han entendido lo que implica el uso de un lenguaje inclusivo, que visibilice y no oculte, pues lo que se pretende es que mujeres y hombres tengan un trato equivalente. No conozco todas las guías que se han analizado para este informe, pero si conozco otras muchas y en ninguna se ridiculiza ni menosprecia a quienes utilizan el masculino como genérico, lo que hacen es explicar por qué es importante utilizar el femenino para nombrar a las mujeres, lo importante que es dar visibilidad a la realidad que hoy viven las mujeres, como médicas, cocineras, profesoras, etc.

Leyendo esta noticia: El castellano es un idioma tan flexible, versátil y vigoroso, que suele deparar extraordinarias sorpresas a quienes pretenden dominarlo: por ejemplo, decir “murciégalo” es tan lícito como murciélago, y es indistinto emplear “vagamundo” o vagabundo” podemos preguntarnos: ¿por qué la RAE acepta estas expresiones y no acepta las que tienen relación con la discriminación de género? ¿Temen acaso perder la supremacía de la lengua si las mujeres son nombradas, si se visibiliza su realidad actual?

Finalizo con una frase de Mercedes Bengoechea Bartolomé: El lenguaje sirve de apoyo al sistema, no podría haberse desarrollado el patriarcado a lo largo de todos estos siglos sin contar con la herramienta del lenguaje que está ahí sustentándola”.

Read Full Post »

Estamos viviendo (o sufriendo) estos días la campaña electoral de forma tan invasiva como siempre. Carteles en las calles, entrevistas en la radio, la TV, en la prensa escrita, etc. El denominado “cara a cara” entre los líderes de los dos grandes partidos está siendo lo más debatido y comentado en estos días y lo será hasta el final de la campaña.

No importa si hemos leído o no los programas electorales, si un partido ha prometido en campaña una cosa o la contraria, pues sabemos que generalmente los programas sirven para poco, bien sea porque nadie se ocupa de cumplirlos o porque las condiciones económicas, políticas, sociales no lo permiten. Por eso lo que pido a los partidos es que tengan en cuenta para la próxima legislatura las siguientes cuestiones:

La ampliación de los permisos de paternidad. En este tema me remito a la propuesta de la PPiiNA.
Medidas para facilitar la conciliación de la vida familiar, laboral y personal de  mujeres y hombres. Desde Conciliación Real Ya también se está pidiendo un compromiso en esta materia.
Racionalizar los horarios de trabajo.
Compromiso para seguir avanzando en las políticas de igualdad de oportunidades.
Utilización de un lenguaje inclusivo.

En estos días que tanto escuchamos las proclamas de los diferentes partidos, siempre me llama la atención que solamente utilicen un lenguaje inclusivo cuando hablan de igualdad, de conciliación, etc., como si el tema fuera “cosa de mujeres”. Por otro lado, no es extraño que representantes de algún partido, que en teoría trabaja por la igualdad entre mujeres y hombres, en sus comunicados oficiales guarden más o menos las apariencias y sin embargo en un mitin o en una declaración menos formal hablen con menosprecio de las mujeres, no cuiden el lenguaje, ni en el fondo ni en la forma.

Las cuatro peticiones que señalo están directamente relacionadas entre sí. Los permisos parentales iguales e intransferibles son necesarios para lograr la igualdad real. Las medidas de conciliación bien planteadas facilitan la corresponsabilidad, necesaria para que la igualdad de oportunidades sea factible. La racionalización de los horarios son imprescindibles para conciliar la vida familiar, laboral y personal y el uso de un lenguaje incluso demostraría que visibilizamos a las mujeres, es decir, avanzamos en igualdad.

Read Full Post »

A %d blogueros les gusta esto: