Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Feminismo’

Read Full Post »

Resumir en un post lo que ha sucedido en un año nunca es fácil y este año es mucho más complicado. El #COVID19 cambió nuestras vidas, nos forzó a modificar nuestros hábitos, nuestras actividades cotidianas, nos vimos en la obligación de quedarnos en casa y dejar de relacionarnos cara a cara con familia y amistades.  No cabe duda que la #pandemia es mucho más dura de lo que en un principio pensábamos y sigue marcando nuestro día a día.

Toda la sociedad se ha visto afectada por esta crisis sanitaria, económica, social y política, más lo que quede por venir. Pero es evidente que cada persona enfrenta la crisis desde posiciones diferentes ya sea en lo profesional, lo personal, en lo sanitario, en lo económico…

Las mujeres saldremos perjudicadas de esta crisis porque, como dijo Simone de Beauvoir …bastará una crisis política, económica o religiosa para que los derechos de las mujeres vuelvan a ser cuestionados. Estos derechos nunca se dan por adquiridos, debéis permanecer vigilantes toda vuestra vida.

En lo que a militancia feminista se refiere, no todo ha sido tan cómodo. Tras el #8M2020, tan denostado y cuestionado por la derecha, también se produjeron desencuentros  dentro del movimiento feminista que me afectaron, fue duro y lo sigue siendo. Quedarme en casa en un primer momento me sirvió para recapacitar, reconsiderar muchas cuestiones y reflexionar sobre mi posición como feminista. Leí, pensé, me replanteé muchas cuestiones y a día de hoy sigo con preocupación la deriva que en determinados ámbitos se está enquistando. Debatir en privado con otras feministas, ver que las sinergias eran posibles, que se pueden mantener posturas diferentes en algunos temas pero que, con respeto, se puede dialogar y se puede trabajar juntas, ha sido muy positivo durante estos meses.

Pensaba que el aislamiento podría servir para suavizar las tensiones, para reconsiderar desencuentros, para limar asperezas… No ha sido así y nos encontramos finalizando el año con posiciones cada vez más enfrentadas. Parece que el movimiento feminista que desde hace unos años estaba en la agenda política y mediática está desestabilizándose desde dentro.

Son muchas las feministas que dicen que el feminismo está roto, se habla de brecha generacional y un largo etcétera de cuestiones relativas a los debates que se están desarrollando en las redes sociales y de los que se hacen cada vez más eco los grandes diarios. Señalada la preocupación por la deriva que está tomando el feminismo, coincido con quienes plantean que el movimiento feminista sigue vivo pero que ya no tiene la fuerza que tenía dos, tres años atrás. Una parte del feminismo se está fragmentando, cierto, pero creo que más allá de los enfrentamientos magnificados por los medios, hay muchas feministas, cada vez más, que en pequeños grupos siguen reforzando el activismo feminista, trabajando por el cambio social, para avanzar en un modelo de sociedad en el que todas y todos tengamos los mismos derechos, las mismas oportunidades. El feminismo sigue activo.

No voy a negar que posicionarse o no sobre determinadas posturas está condicionando a muchas mujeres, parecería que sólo caben ideas enfrentadas: o estás conmigo o estás contra mí. La fuerza mediática de algunos grupos puede llevar a pensar que no hay otras ideas que se estén debatiendo dentro del feminismo. En este sentido quiero recordar lo que dice Chimamanda Ngozi Adiche[1]: El relato único crea estereotipos y, el problema con los estereotipos no es que sean falsos, sino que son incompletos. Convierten un relato en el único relato.

El feminismo es diverso, plural y por ello no podemos pretender que todas las feministas centremos nuestro activismo en una cuestión concreta, no se trata de que todas dediquemos nuestro esfuerzo en eliminar un solo tipo de discriminación… Son tantos los ámbitos en los que las mujeres estamos discriminadas, es aún tan fuerte la discriminación y desigualdad que sufrimos, que todas y cada una podemos dedicarnos a aportar nuestro conocimiento y esfuerzo en aquellas tareas en las que nos vemos más preparadas o en lo que por sensibilidad o emotividad nos pueda afectar más.

Hay mucho trabajo por hacer ¿por qué considerar que lo que para un grupo es importante debe ser fundamental para todas? ¿Por qué no dejamos de cuestionar las ideas de una plataforma o asociación y trabajamos en el tema que sea importante para nosotras? ¿Por qué quedando tanto por hacer empleamos tanto tiempo y nos desgastamos en enfrentamientos?

No comparto algunas de las ideas que defienden grupos feministas pero no veo para qué voy a dedicar tiempo a cuestionar sus posturas. Procuro leer los argumentos que presentan y pensar en ellos con el ánimo de reflexionar, de entender su postura. Una veces me convencen, otras no, pero evito descalificar a quienes piensan diferente, por muy alejadas que estemos teóricamente. La confrontación no aporta, el dialogo sí, pero en estos momentos es lo que se echa en falta.

Finalizo con una frase que escribí a primeros de año: Defendamos nuestras posturas sin atacar, sin pretender que somos más feministas porque gritamos o insultamos más. Siento una inmensa tristeza. Reflexionemos. Nos jugamos mucho en ello.

Por un 2021 feminista


[1] El peligro de la historia única. 2018

Read Full Post »

El Resumen Ejecutivo de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021 dice que estos presupuestos están llamados a cambiar el rumbo de España. Estamos ante unos Presupuestos de país que deben sentar las bases de un cambio de modelo productivo que nos fortalecerá como sociedad. Son los Presupuestos de la Transformación para construir un país mejor, más justo socialmente, más productivo, más ecologista y más feminista. Los PGE se sustentan en cuatro pilares básicos: la transformación digital, la transición ecológica, la cohesión territorial y social, y la necesidad de una agenda feminista que sume a todos y a todas.

Resulta alentador leer en los PGE esta declaración de intenciones. El feminismo como movimiento social busca el cambio social para llegar a un nuevo modelo de sociedad. Parafraseando a Victoria Sau, el feminismo implica que las mujeres toman conciencia de su situación de opresión y dominación que sufren en la sociedades patriarcales. Esta toma de conciencia lleva implícita la búsqueda de un modelo de sociedad donde las desigualdades no tengan cabida. Si una sola mujer sufre cualquier tipo de discriminación, ya sea por razón de sexo, del color de su piel, del lugar de procedencia…, el feminismo no habrá logrado sus metas. Por eso es gratificante leer que uno de los pilares del gobierno es seguir una agenda feminista.

Son muchas las medidas sociales que se incluyen en los PGE, aquí vamos a centrarnos en los cuidados y más específicamente en la dependencia, porque como hemos repetido hasta la saciedad una de las principales causas de la desigualdad son los cuidados. Son las mujeres las que cuidan: las madres, las abuelas, las hermanas, las mujeres migrantes… Ya sea trabajo remunerado o no remunerado, es realizado mayoritariamente por mujeres.

El vicepresidente Iglesias en la presentación del anteproyecto de ley de PGE 2021, dijo que se aportarían más de 600 millones de euros al sistema de dependencia para reducir las listas de espera y mejorar las prestaciones, revirtiendo los recortes que se perpetraron en 2012. Se emplearán también más de 700 millones de los fondos europeos para mejorar la atención a las personas mayores y transitar desde el actual modelo basado en las residencias hacia un modelo más parecido al de los países nórdicos que apueste por la atención domiciliaria

El incremento presupuestario al sistema de dependencia es muy importante, sobre todo porque modifica la tendencia de los últimos años. Dicho lo cual tenemos que señalar que los 600 millones que se destinan en los PGE son claramente insuficientes. Debemos tener en cuenta que según la “Asociación Estatal de Directores y Gerentes de Servicios Sociales”, los recortes presupuestarios acumulados desde 2012, ascienden a 5.864 millones. Si el sistema de atención a la dependencia ya se demostró claramente insuficiente, la aportación presupuestaria actual servirá para rebajar las listas de espera y poco más.

Desde que comenzó la pandemia que aún sufrimos, las deficiencias de las residencias geriátricas han tenido como consecuencia que muchas personas mayores hayan fallecido sin atención y en soledad, otras muchas siguen sin recibir la atención a la que tienen derecho y no parece que se hayan tomado medidas eficaces. Las residencias son necesarias, hemos hablado de ello refiriéndonos a Madrid, pero su problemática se puede generalizar para el conjunto del Estado. Enlacemos esta idea con las declaraciones del vicepresidente Pablo Iglesias sobre el paso a un nuevo modelo de atención a la dependencia. Como modelo teórico ideal, la atención domiciliaria es sin duda la más deseada, pero requeriría una inversión muy superior a los 700 millones presupuestados para este fin.  

A modo de ejemplo, el estudio Atención a la dependencia en España. Evaluación del sistema actual y propuesta de implantación de un sistema basado en el derecho universal de atención suficiente por parte de los servicios públicos, realizado por el Instituto de Estudios Fiscales, que toma como referencia el modelo nórdico, señala que el gasto público en cuidados de las personas mayores dependientes se situaría en unos 12.000 millones de euros, es decir, se necesitaría un incremento de 7.000 millones de euros. El presupuesto actual está tan lejos de estas cifras que no merece la pena debatir la factibilidad de la idea.

Otro debate que merece la pena es si el modelo nórdico de cuidados es el mejor y en el caso de que lo fuera  qué condiciones socioeconómicas requeriría su implantación para su viabilidad y que los cuidados no recayeran de nuevo sobre las mujeres. Otro día analizaremos esta cuestión.

Read Full Post »

La violencia machista es un problema estructural que se perpetúa en nuestra sociedad, así lo refleja la MACROENCUESTA DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER 2019. Los datos de la encuesta son escalofriantes:

.- 1 de cada 2 mujeres (57,3%) residentes en España de 16 o más años ha sufrido violencia a lo largo de sus vidas por ser mujer. Suponen 11.688.411 mujeres.

.- Un 8,7% (1.778.550 mujeres) han sufrido violencia física antes de cumplir los 15 años de edad.

Un dato alarmante, por las consecuencias que tiene para la salud física y psíquica de la infancia, es que el 51,7% de las mujeres, que han sufrido violencia física, sexual o emocional de alguna pareja y tenían hijas/os en ese momento, afirman que estos presenciaron o escucharon lo que ocurría y que sus hijas e hijos menores sufrieron violencia a manos de la pareja violenta.

Las mujeres hemos logrado importantes avances, como el acceso a la educación o al empleo, pero no han servido para erradicar la violencia que, por el hecho de ser mujeres, sufrimos a diario.  A veces se presenta la violencia machista como algo del pasado, como si la sociedad machista y patriarcal hubiera desaparecido. Los avances en igualdad de derechos y oportunidades que hemos alcanzado tendrían que servir para que la violencia de género cesará, para que las generaciones de mujeres jóvenes no tuvieran que soportar lo que sus predecesoras hemos vivido, pero la encuesta citada demuestra que las jóvenes son las que más sufren violencia machista.

.- El 71,2% de las mujeres de 16 a 24 años sufren acoso sexual o violencia física o psíquica por parte de sus parejas o exparejas.

Pero ¿quién maltrata, viola o comete abuso sexual? La Macroencuesta lo deja claro: El 99,6% de las mujeres que han sufrido violencia sexual experimentaron esta por parte de un agresor hombre. Esto nos lleva al hecho de que si 11.688.411 de mujeres han sufrido algún tipo de violencia, ese es el número de hombres que agreden a sus parejas o exparejas, a niñas o jóvenes, a mujeres con las que tienen algún tipo de relación o parentesco, porque no debemos olvidar que las agresiones a menores son perpetradas en el entorno familiar.

Los datos de esta encuesta debería poner la violencia machista en primer plano de la agenda política, económica y social y la pandemia que estamos viviendo no puede servir de justificación para que esta realidad se olvide. Las mujeres son las más perjudicadas en esta crisis que sufrimos como consecuencia del COVID19 por diversas razones.

El sector servicios es uno de los que más está sufriendo la pandemia y las mujeres trabajaban mayoritariamente en este sector de producción. Hemos denunciado de manera reiterada que los cuidados no deben ser “cosa de mujeres”, que debe avanzarse en la corresponsabilidad, tanto de los hombres como de las administraciones y empresas.

El cierre de los colegios, centro de atención a mayores y dependientes, la tragedia de las residencias geriátricas, etc., han  agudizado un problema endémico y al que no se le ha prestado la suficiente atención. El mayor peso de los cuidados está recayendo sobre las mujeres, lo que tiene consecuencias desastrosas. son muchas las migrantes que trabajan cuidando de las `personas mayores en condiciones de precariedad, sin tener opción de acceder al Ingreso Mínimo Vital, por no tener papeles. Cuando estas mujeres dejan de percibir ingresos no sufren ellas solas, sus hijas e hijos se ven privados de lo necesario para sobrevivir.

Tampoco podemos olvidarnos de la dramática situación de las mujeres inmersas en el sistema prostitucional, encerradas en prostíbulos, más sometidas que nunca al poder de los proxenetas, ¿qué pueden hacer más que seguir siendo explotadas? Se está demandando el cierre de los prostíbulos por cuestiones de salud para los mal llamados “clientes”, pues si deben cerrarse porque son espacios de explotación de mujeres. Pero hay que ofrecer soluciones habitacionales,  económicas y formativas para que esta medida sea real y pueda mantenerse a largo plazo. El cierre de prostíbulos podría ser el primer paso para abolir la prostitución. De nuevo tenemos que tener claro que los prostíbulos se mantienen porque hay hombres que están dispuestos a pagar por disponer a su antojo del cuerpo de las mujeres.

Los hombres de nuevo son los que ejercen la violencia sobre las mujeres.

 

 

Read Full Post »

Agradezco a Lidia López Miguel que haya puesto en abierto, para leer on-line mientras dure el confinamiento por el #COVID_19 mi libro “Caminado hacía la igualdad. Un proyecto profesional, personal y político”. Facilitar la lectura en estos momentos de aislamiento es fundamental y es de agradecer que las editoriales Lastura Ediciones y a Juglar, a pesar del momento duro que están pasando, permitan que las personas interesadas puedan leerlo.

A quienes os gusta leer en papel, el libro sigue disponible en librerías, o podéis pedirlo a Lastura, te lo llevan a casa sin coste. Eso si, por solidaridad, los repartos se harán cuando finalice el confinamiento

En el libro recojo una pequeña parte de lo que he publicado en los últimos diez años, estando algunos de los temas que analizo de máxima actualidad en los momentos que vivimos. La pandemia del #coronovirus está poniendo de manifiesto las deficiencias del sistema de bienestar y cómo los recortes en sanidad o dependencia, están haciendo más complicado atender a las personas que más lo necesitan.

Escribo este post conmocionada con la noticia de que el ejército ha encontrado en residencias de mayores a personas muertas junto a residentes sin atención. La epidemia ha sacado a la luz las deficiencias que se venían denunciando hace tiempo en las residencias (dependían de las CC.AA. hasta el comienzo del estado de alarma). Las trabajadoras del hogar y las que cuidan a mayores y dependientes denuncian que se ven obligadas a trabajar sin protección y en condiciones cada vez más precarias.

Hace unos días grabé un vídeo para la CAMPAÑA: “Mujeres Por La Paz’ de América” Unidas por una misma causa. #EmbajadorasporlaPaz #Covid_19.

Como digo en el vídeo, debemos pensar que sociedad queremos reconstruir cuando esta pandemia finalice. Como feminista abogo por una sociedad más justa e igualitaria para todas las personas, en la que las mujeres tengamos los mismos derechos y las mismas oportunidades, Anhelo un modelo de sociedad diferente, donde los cuidados  sean una prioridad de las políticas públicas.

Read Full Post »

Las herramientas del amo

nunca desmantelarán la casa del amo

Audre Lorde

 

Como cada año, este #8M2020 he salido a la calle a reivindicar los derechos de las mujeres. Es cierto que la manifestación en Madrid no fue tan impresionante como la de los dos años anteriores pero, al salir de la estación de Atocha, me alegró ver que éramos muchas las personas  que nos movilizábamos. Mujeres mayores, mujeres jóvenes y muchos hombres de todas las edades estábamos en la calle. Soy de las que se alegra de que el movimiento feminista haya llegado a una buena parte de la población y que seamos muchas y muchos los que reivindicamos y conmemoramos el Día Internacional de las Mujeres.

Hemos llegado a este 8 de marzo con el ambiente ‘caldeado’, el debate dentro del movimiento feminista se recrudeció en los días anteriores y no presagiaba nada bueno. La agresividad se ha instalado en una parte del movimiento feminista, grupos que se insultan entre sí con virulencia, que sobreactúan y llevan el enfrentamiento hasta las descalificaciones personales, son más comunes de lo que nos gustaría. Se presagiaban tensiones y se produjeron enfrentamientos violentos.

La violencia nunca es justificable y por ello rechazo la que se produjo al final de la manifestación. Nadie puede arrogarse el derecho de imponerse sobre quien piensa diferente, sea de forma verbal o física.

Cada día somos más las mujeres feministas que abogamos por bajar el tono, dialogar y, sin hacer dejación de nuestros principios, crear un ambiente más sosegado. La agresividad se ha convertido en el eje de actuación de grupos minoritarios que consideran que actuar de esta manera es valentía, que no enfrentarte de forma virulenta a quienes defienden otras posturas supone que no eres feminista.

Lo sucedido en la manifestación, duro para las mujeres que lo vivieron, no debe servir para encender la mecha de las repuestas agresivas, por el contrario hay que pararse a pensar y ver cuál es la mejor manera de vencer al patriarcado, al neoliberalismo que intenta penetrar en las filas del feminismo para debilitarlo. Pensemos que los ataques al feminismo se producen porque es un movimiento fuerte, imparable, que las derechas temen.

Hay mucho trabajo por hacer, mucho camino por andar, son muchas las mujeres que viven situaciones de precariedad, que trabajan en condiciones de semiexclavitud, que sufren violencias sexuales, que son prostituidas, que se comercializa con su cuerpo para satisfacer los deseos ajenos. Trabajemos por los derechos de todas, con el objetivo de eliminar los roles de género, que tanto condicionan nuestra vida. El patriarcado es el objetivo a vencer.

 

Read Full Post »

El relato único crea estereotipos y, el problema con los estereotipos

 no es que sean falsos, sino que son incompletos.

Convierten un relato en el relato único.

Chimamanda Ngozi Adiche. El peligro de la historia única

El movimiento feminista es diverso y plural y como consecuencia los debates y enfrentamientos se repiten. Hace unos días hablando con una feminista de larga trayectoria dentro del movimiento por los derechos de las mujeres me decía:  “Como siempre, no hay nada nuevo”, pero sí hay algo nuevo, las redes sociales están propiciando enfrentamientos desmesurados.

Las redes sociales me gustan, me parecen una buena herramienta para conocer personas que de otra forma sería difícil, de hecho tengo buenas amigas que he conocido a través de este medio. El movimiento feminista se ha servido de las redes sociales para divulgar campañas, denunciar la falta o insuficiencia de políticas públicas, para alcanzar la igualdad de derechos de las mujeres o para denunciar las violaciones y abusos que sufren las mujeres. No obstante, los enfrentamientos en twitter o Facebook son constantes y en vez de facilitar el dialogo lo imposibilitan.

Es lo que ha pasado en los últimos meses, algunas feministas se han enzarzado en trifulcas sobre qué es ser feminista, sobre si determinadas acciones son feministas o no, sobre quienes son las promotoras de determinados logros del movimiento, etc. Hay grupos que orquestan campañas de desprestigio hacia las feministas que no comparten totalmente su ideario, pues consideran que sus planteamientos debes ser aceptados sin discusión.

 

Algunos temas en los que se discrepa

Uno de ellos es la abolición de la prostitución. He defendido siempre la abolición de la prostitución por considerar que se comercializa con el cuerpo de las mujeres, se las explota y humilla y considero que junto con la pornografía y los vientres de alquiler son tres ejes que deben estar presentes en las reivindicaciones del movimiento feminista, ya que se comercializa con el cuerpo de las mujeres como si de objetos se tratara. La prostitución es en estos momentos uno de los negocios más lucrativos y el producto con el que se comercia son las mujeres y las niñas. Algunos partidos políticos y grupos feministas pretenden legalizar la prostitución alegando la libertad de elección, como si las mujeres en situación de prostitución tuvieran posibilidades de elegir. Aunque las posturas se presentan como incompatibles, no estaría demás sentarse a dialogar.

Otro tema controvertido son los vientres de alquiler, la mal llamada “maternidad subrogada”, evitando con este subterfugio reconocer que lo que se quiere legalizar es que personas con poder económico contraten a mujeres en situaciones de precariedad para satisfacer sus deseos. Recordemos que tener hijas/os no es un derecho. Al igual que en la prostitución, en este tema se alude a la libre elección, resulta cuando menos curios que las mujeres que deciden libremente prostituirse o gestar un bebé para otras personas sean personas de bajos recursos en su mayoría.

La pornografía ha adquirido en los últimos tiempos tal expansión que niñas y niños de 15 años ven pornografía, lo que va configurando su visión de las relaciones sexuales basadas en la humillación y explotación de las mujeres. Los últimos estudios señalan que niñas y niños menores de 13 años ven pornografía, es decir, ven como se humilla y degrada a las mujeres y es su escuela de aprendizaje en sus relaciones sexuales. La pornografía es actualmente la escuela de prostitución, por ello hay que regularla para impedir que niñas y niños tengan acceso a contenidos claramente denigrantes.

Otro debate abierto y que está provocando muchos enfrentamientos dentro del feminismo es la abolición del género. ¿Qué decir al respecto? Llevo unos meses leyendo y reflexionando sobre ello. Considero que hay que eliminar la construcción social del género que, como construcción cultural del patriarcado, condiciona la vida de las mujeres. Aunque en menor medida los hombres también se ven afectados. Eliminar el género es, pues, imprescindible para desactivar el sistema patriarcal.

No obstante, los debates actuales no van en este sentido, sino que confrontan ideas de la teoría queer, que habla de abolición de la diferencia sexual, de que no es necesario asignar un sexo al nacer o defienden la diversidad de géneros, entre otras cuestiones controvertidas. No comparto la idea de que se pueda abolir la diferencia sexual, ni otras muchas cuestiones que plantea esta teoría, pero me pregunto si es necesaria esta pugna, este enfrentamiento que lo único que propicia es debilitar los esfuerzos del movimiento feminista. Tenemos mucho que hacer, ¿por qué utilizar un tiempo y esfuerzo en debates que a menudo se presentan desde el inicio como superfluos en vez de centrarnos en el objetivo del feminismo: eliminar el patriarcado?

Estos último días el debate se está recrudeciendo a niveles alarmantes. Irene Montero, como ministra de igualdad, está recibiendo críticas desde sectores del movimiento feminista que considero innecesarias. Lo mismo ocurre con las mujeres que ha nombrado para formar su ministerio. Criticaré si toman  medidas que, desde mi punto de vista, no beneficien al feminismo, a las mujeres, pero me he alegrado de que de nuevo haya un ministerio de igualdad, que mujeres de largo recorrido en el feminismo y mujeres jóvenes con recorrido político asuman cargos de relevancia para poner en marcha políticas públicas de igualdad. Hay que darles tiempo para trabajar y cuando sea necesario cuestionemos y critiquemos sus políticas, pero lo que está pasando en las redes sociales no es de recibo, feministas contra feministas. La extremaderecha debe estar frotándose las manos.

Defendamos nuestras posturas sin atacar, sin pretender que somos más feministas porque gritamos o insultamos más. Siento una inmensa tristeza. Reflexionemos.

Read Full Post »

Tenemos gobierno progresista y, más allá de lo que se pueda matizar al respecto, podemos relajarnos porque la alternativa era el triunfo de la derecha y de la extremaderecha, que ya se confunden. Es mucho lo que está en juego en estos momentos, tanto desde el punto de vista de derechos sociales como de derechos de las mujeres, que como bien sabemos peligran cuando gobierna la derecha.

Un ejemplo claro lo tenemos en Andalucía. Las retrogradas propuestas de un nuevo partido con poca representación parlamentaria, pero con poder de decisión, en dicha comunidad autónoma (12 diputadas/os), que está imponiendo políticas que suponen un retroceso para los derechos de las mujeres. Las políticas públicas de igualdad andaluzas han sido referente durante años. Un solo año de gobierno de la derecha ha sido suficiente para desmontar el trabajo realizado. La Consejería de Igualdad, que dirige Rocío Ruiz, Cs, ha dejado sin financiación 241 proyectos feministas.

Tenemos, pues, que celebrar que el nuevo gobierno se comprometa a modificar la actual ley que impide a las jóvenes de 16 años decidir. Punto 7.5 del acuerdo de gobierno: Así mismo favoreceremos el acceso, a los últimos métodos anticonceptivos, a la anticoncepción de urgencia y a la interrupción voluntaria del embarazo de todas las mujeres, en el Sistema Nacional de Salud, en el marco la Ley de Salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo de 2010. Hay que recordar que una joven de 16 años pidió permiso para abortar y se lo denegaron. Tuvo el niño en una pensión sin atención médica, el padre, menor de edad, lo arrojó presuntamente al río. Esto no debe volver a pasar.

Otro compromiso del gobierno es garantizar la igualdad retributiva entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. Espinoso tema, que requiere medidas concretas y eficientes y vigilar que se cumplan. La Implantación de planes de igualdad obligatorios es una buena medida sin duda, pero de nuevo requiere que se elaboren con corrección y se cumplan. Es este un tema que preocupa, pues la experiencia nos dice que en general se elaboran sin un diagnóstico previo y, en muchos casos, se limitan a señalar medidas que por ley tendrían que estar implantadas. Confiemos que a partir de ahora la ley se cumpla.

Una medida que celebro de manera particular es la equiparación de los permisos de maternidad/paternidad. Es mucho el tiempo que muchas personas hemos dedicado para sensibilizar sobre la importancia de que sean iguales, intransferibles y pagados al 100%. Es cierto que quedan algunas cuestiones por resolver, pero el gobierno se compromete a solventarlas. Es una medida importante que si se complementa con escuelas infantiles de cero a tres años y con horarios más racionales, facilitará la conciliación de mujeres y hombres en las diferentes facetas de su vida. Falta por ver cómo se va a potenciar la corresponsabilidad de los hombres en el cuidado.

El apartado 7.2. dedicado a las violencias machistas, dice: Desarrollaremos todas las medidas pendientes del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, incorporando a nuestro ordenamiento lo dispuesto en el Convenio de Estambul para prevenir y erradicar todas las formas de violencia que sufren las mujeres. Es urgente que se haga cuanto antes. El Convenio de Estambul fue ratificado por España en 2014.

Tomaremos como una cuestión de Estado la libertad y la reparación de las mujeres que sufren violencias machistas y, para ello, desarrollaremos las medidas necesarias para que los procesos de denuncia y judiciales tengan perspectiva de género y que el conjunto de profesionales que intervienen en ellos tenga la formación necesaria. Impulsaremos el sistema VioGén para incrementar y mejorar la seguridad de las víctimas. Blindar que solo sí es sí. Son estas algunas de las medidas que se proponen, todas necesarias y que no pueden esperar.

En el punto 7.3 se habla de erradicar la trata de mujeres con fines de explotación sexual, favorecer la dignidad de las mujeres. En este punto falta hablar de la abolición de la prostitución, no se puede hablar de igualdad de oportunidades mientras haya mujeres explotadas en los burdeles, en los prostíbulos.

Se posicionan sobre los vientres de alquiler (7.7) La explotación reproductiva está prohibida en nuestra legislación, en coherencia con las recomendaciones del Parlamento Europeo. Los vientres de alquiler socavan los derechos de las mujeres, especialmente de las más vulnerables, mercantilizando sus cuerpos y sus funciones reproductivas. Y por eso, actuaremos frente a las agencias que ofrecen esta práctica a sabiendas de que está prohibida en nuestro país.

Empleadas del hogar (1.11.) Culminaremos con carácter prioritario la plena integración en el Régimen General de la Seguridad Social de las empleadas del hogar a lo largo de la legislatura. Firmaremos y ratificaremos el Convenio número 189, de 2011, de la Organización Internacional del Trabajo sobre las trabajadoras y los trabajadores domésticos. Ya va siendo hora de que las miles de mujeres que trabajan cuidando tengan los mismos derechos que el resto de trabajadoras/es.

Mejoraremos las cuantías en el nivel mínimo y en el acordado de Dependencia (2.3.3) Se realizará un esfuerzo gradual para mejorar la financiación del nivel mínimo y se recupera el nivel acordado derogado por el Partido Popular. La financiación debe de ser de carácter finalista, a través de la recuperación de los convenios de acuerdos financieros entre Estado y comunidades autónomas que se derogaron en 2012. Veremos cómo se concreta esta medida, que ya se ve claramente insuficiente para abordar las deficiencias que se detectan en la atención a las personas dependientes. Desarrollar la ley de dependencia es fundamental, mientras que no se atienda de forma adecuada a las personas dependientes, las mujeres seguiremos cuidando con todo lo que ello implica.

Celebramos que haya de nuevo un Ministerio de Igualdad, que el nuevo gobierno se declare feminista. Con esperanzas de que se produzcan avances pronto. Estaremos alerta.

 

 

Read Full Post »

Maldigo la poesía concebida como un lujo

cultural por los neutrales

que, lavándose las manos, se desentienden y evaden,

maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse“.

 

Tras unos meses de inactividad, vuelvo con el nuevo año a publicar en este espacio. Al comenzar a escribir me vino a la mente la poesía de Gabriel Celaya: La poesía es un arma cargada de futuro. Viene a cuento porque en estos momentos críticos para nuestra sociedad, es importante posicionarse, comprometerse.

Leí en el muro de Facebook de una amiga una frase de Marcela Lagarde que refleja el compromiso de este blog desde 2009 y que continúa siendo primordial: Lo que el Feminismo se plantea radicalmente es la igualdad plena entre hombres y mujeres. Este será mi compromiso, a lo que me comprometí desde la creación de este blog.

Aprovecho para dar las gracias a quienes a pesar de la baja actividad del último año habéis seguido visitando el blog, muchas de México, Ecuador, Estados Unidos, Perú o Chile. En 2019 las personas leyeron uno o más artículos fueron 114.402. Es verdad que muchas menos que en 2018 que fueron 164.369, pero también es cierto que la actividad era mayor y que en el último año publiqué mi libro Caminando hacia la igualdad. Un proyecto profesional personal y político, que recoge una pequeña parte de lo publicado en los diez años de vida del blog. El objetivo era analizar los avances que se habían producido en las políticas públicas de igualdad. Con ello sigo.

En los últimos días hemos vivido momentos de tensión al ver como la extremaderecha mantenía en el Parlamento una actitud más propia de bravucones que de parlamentarias/os. Finalmente hemos podido relajarnos: tendremos gobierno progresista. Celebramos esta nueva etapa, lo que no significa que pensemos que todo está hecho. Soy consciente del largo camino que nos queda por delante y que tendremos que trabajar duro para que las promesas del nuevo gobierno se hagan realidad.

En los discursos del debate de investidura y en los acuerdos del gobierno de coalición, vemos que se comprometen con algunas de las cuestiones que desde el movimiento feminista se vienen reclamando, medidas contra las violencias machistas, igualdad salarial, permisos de paternidad, planes de igualdad, dependencia, lenguaje inclusivo, corresponsabilidad y cuidados, etc. Con otras cuestiones el compromiso no está tan claro, es el caso de la abolición de la prostitución, cuestión imprescindible si queremos alcanzar la igualdad efectiva, pues mientras haya mujeres explotadas, la igualdad no será posible.

Todos estos temas los analizaré en el blog, pues el objetivo final de este espacio feminista es, como no puede ser de otra manera, eliminar el patriarcado, objetivo prioritario del feminismo.

 

 

 

 

Read Full Post »

La Universidad de Coruña organizó una jornada para debatir sobre “trabajo sexual” que ante las protestas feministas ha sido suspendida argumentado que han sufrido acoso. Decir que la citada Universidad ha sufrido acoso es una falacia. Las feministas hemos criticado que se celebrara una jornada que, viendo el programa, más que un debate parecía  promocionar la prostitución. Los debates sobre si una universidad pública debe organizar este tipo de jornadas están poniendo de manifiesto que cuando se trata de las mujeres los derechos humanos se olvidan.

No puedo considerar la prostitución un trabajo, porque no puedo aceptar que las mujeres sean vejadas, humilladas, explotadas para satisfacer los deseos masculinos. La libre elección que se esgrime en este tema, no es más que un mito. Son muchas las mujeres que se han visto inmersas en el sistema prostitucional, que tras conseguir salir, denuncian las condiciones en las que vivían, más bien sobrevivían. Tampoco debemos olvidar que la mayoría de las mujeres que están en situación de prostitución, son mujeres migrantes y victimas de trata.

Hay quienes plantean que hay que combatir la trata pero no la prostitución, pero no es posible separar una cosa de la otra, las redes de trata controlan la industria del sexo y como señala Sakia Sassen (2001), el tráfico de personas viola los derechos humanos, civiles y políticos. Está unido a la industria del sexo, al trabajo coaccionado, a la inmigración ilegal. Señala también que no es casual que el crimen organizado se haya introducido en el comercio del sexo. Dice Sassen: La creciente transnacionalización de muchos aspectos del turismo sugieren que la industria del sexo seguirá creciendo a escala mundial. ¿Nos callamos y permitimos que las mujeres sean tratadas como mercancías, que sirvan para el lucro de las mafias y proxenetas?

Vivimos tiempos convulsos en nuestro país, la entrada en las instituciones de partidos de extrema derecha amenazan los derechos de las mujeres y, lo que es más preocupante, los partidos que se definían como centroderecha se lo permiten para no perder poder autonómico o local. En este sentido no es una cuestión menor que un colegio concertado de Madrid obligue a que las niñas vayan al colegio con falda. Las niñas dicen que se sienten incomodas, observadas, pasan frío y no pueden correr libremente en el patio. Obligar a las niñas a ir con falda al colegio contra su voluntad perpetúa los roles de género. Esto no debería suceder en ningún colegio y menos aún en uno concertado.

El dirigente de un partido político con representación parlamentaria negaba que existiera la violencia machista, respondió a la fiscal general del Estado, María José Segarra, diciendo: La violencia de género es una gran mentira, negar esto es como negar el día o la noche“. Esta frase es sólo un ejemplo de las sandeces que suelen decir. Parece que lanzar titulares de prensa es la manera que tienen para difundir sus ideas y así provocan la crítica, para ocupar espacio en redes sociales y medios de comunicación.

dav

En Usera, barrio de la zona sur de Madrid, basta dar un paseo por sus calles para encontrar cientos de tarjetas de anuncios de prostitución. En los parabrisas de los coches la publicidad sexista se acumula. “Chicas asiáticas”, “Chicas nuevas y jovencitas”, “Asiáticas, orientales, muy guapas y jovencitas”, etc., etc. ¿Por qué se permite esto? ¿Por qué cuando se trata de los derechos de las mujeres todo está permitido? Las asociaciones del barrio lo han denunciado y han recogido 47 kg de publicidad, pero las denuncias no parecen conmover a nadie. ¿Se permitiría esto en algún barrio del centro de Madrid?

Entre tanta desfachatez una buena noticia, el Ayuntamiento de Getafe ha publicado una ordenanza de convivencia ciudadana en la que se propone sancionar al cliente y/o prostituidor que acude al reclamo y a los intermediarios y/o proxenetas que exploten a mujeres y hombres que ejercen la prostitución. También se intensificarán las inspecciones en locales e inmuebles donde se sospeche que puedan ofrecer servicios sexuales, con el fin de comprobar si cumplen con la normativa en vigor y, en su caso, denunciar las infracciones que se detecten. Nunca llamaría “cliente” al prostituidor. El lenguaje importa y utilizar ese término dignifica a quienes explotan y humillan a las mujeres.   #aboliciónprostitución.

Read Full Post »

Older Posts »

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: